El Real Valladolid deja escapar la victoria ante el
Huesca 

Foto: LaLiga Santander

La sexta jornada de la competición liguera ha dejado un partido muy disputado entre el Real Valladolid y la Sociedad Deportiva Huesca, que finalmente ha terminado con empate (2-2) en el marcador. Los hombres de Sergio González siguen sin levantar cabeza una vez más, los visitantes tenían la victoria encaminada en la apertura de la segunda mitad y un fallo en la gestión del resultado ha permitido a los oscenses remontar el encuentro en tan solo cinco minutos. El Pucela se sitúa penúltimo en la clasificación con tres puntos de dieciocho posibles.

Desde el principio del choque, los dos entrenadores mostraron el plan escogido para ambos sistemas. Por parte del Huesca, Míchel optó por llevar el control de la pelota y el ritmo del partido con posesiones largas y una presión alta para encerrar al conjunto pucelano. En el caso de los visitantes, el técnico catalán configuró un bloque sólido y compacto en defensa y esperar a tener la oportunidad para crear peligro en las contras, mayormente por las bandas. En cuanto a onces, no ha habido ninguna sorpresa en los dibujos, la única novedad ha sido la entrada de Waldo Rubio en el extremo derecho para posicionar a Toni Villa de enganche con el delantero.

La primera ocasión del encuentro llegaría para los locales, cuando en el minuto 24 un centro envenenado de Ferreiro termina con un testerazo de Rafa Mir. Por suerte para los blanquivioletas, el hombre del partido se encontraba en la portería visitante, Roberto Jiménez despejaba el balón para evitar el tanto.

A pesar del control del balón por parte del Huesca, en el minuto 35, un córner sacado en corto a favor de los vallisoletanos termina con un remate de cabeza en el segundo palo de Bruno González dentro de la portería local. Tras el tanto, el equipo oscense comenzó a dejar espacios libres en su sistema y el Real Valladolid los aprovechó para atacar continuadamente en los minutos previos al descanso, aspecto que igualó aún más el encuentro. Antes del pitido arbitral, el Huesca tuvo la oportunidad de empatar el marcador con un poderoso testerazo de Mir, pero Roberto volvió a demostrar sus reflejos y evitó el peligro.

Ya en el segundo tiempo, el partido tomó un carácter más dinámico en las primeras combinaciones. En el minuto 50, una jugada en solitario de Toni Villa de gran desequilibrio provocó el error del defensa del Huesca y el colegiado determinó penalti a favor de los blanquivioletas. El encargado de transformar desde los once metros fue Waldo Rubio, que anotó el 0-2 para los visitantes.

Sin embargo, inmediatamente después del tanto visitante, una rápida combinación de la escuadra oscense finaliza con Rafa Mir frente al portero rival y el delantero coloca el balón en el palo largo para recortar distancias en el minuto 52. Cinco minutos después, Sandro Ramírez, jugador blanquivioleta la temporada pasada, convierte un remate rechazado por Roberto justo segundos después de entrar desde el banquillo, el empate en el marcador da un vuelco de 360 grados al partido de los pucelanos.

Desde el gol del Huesca, el encuentro perdió un dominador claro de la pelota, dotando al choque la máxima igualdad en El Alcoraz. Ambos entrenadores empezaron a realizar los cambios correspondientes en sus filas, aunque el Valladolid poco a poco bajó una marcha en el ritmo de sus jugadores y los locales recuperaron el testigo del protagonismo. Llegados a los minutos de descuento, los dos equipos tuvieron una ocasión clara antes de concluir el encuentro. La primera fue una intervención determinante de Roberto Jiménez ante un testerazo a bocajarro de Mir, jugada que terminó de consagrar al guardameta blanquivioleta. La segunda vino a cargo del delantero Marcos André, en la que el jugador brasileño sale acertado de una acción individual y realiza un disparo al palo largo que se marcha fuera por escaso centímetros.

Finalmente, el partido se quedó en el 2-2 y un punto para cada conjunto. Para el Real Valladolid la igualdad en el marcador tiene sabor casi a derrota, ya que los hombres de Sergio necesitaban una victoria para mejorar la dinámica y progresivamente salir de la zona de peligro.

VAVEL Logo