Real Valladolid
0-2 Alavés: de mal en peor
Fuente: realvalladolid.es

Con ambos equipos en puestos de descenso, el enfrentamiento entre ellos debía ser importante para que uno de ellos levantara cabeza. El Real Valladolid llevaba tres empates y tres derrotas en seis jornadas, sin conocer aún la victoria. El Deportivo Alavés, con un punto más, llevaba una victoria, un empate y cuatro derrotas en los mismos partidos; y solamente tres goles a favor.

Sergio González hacía debutar como titular a Janko en el lateral derecho, con Joaquín y Alcaraz que volvían a ser titulares tras superar sus lesiones, Orellana y Toni Villa por las bandas, y con Weissman acompañando a Guardiola en ataque.

Parecía que podía ser el partido en el que el Pucela arrancara de una vez, y esa impresión dio al inicio del partido. Los blanquivioletas llevaron la iniciativa, con un Janko que creó peligro subiendo por su banda y un Toni Villa que cerca estuvo de marcar, con un tiro que acabó deteniendo Pacheco. Sin embargo, en el minuto 18 todo cambiaría. Un pase a Lucas Pérez le dejaba delante de Roberto, y Nacho le derribaba con un empujón que Munuera Montero entendió como penalti. Fue tarjeta amarilla, pero, tras revisarlo en el VAR, cambió el castigo y expulsó al lateral izquierdo pucelano. Lucas Pérez erró el penalti, que rebotó en el travesaño.

Sergio tuvo que cambiar a un delantero para meter a Raúl Carnero y que cubriera el hueco que había dejado el expulsado y, en una decisión que ha sorprendido, ha retirado a Weissman y ha dejado a Guardiola. El dominio del partido pasó a ser de los visitantes, que se adelantaron en el minuto 36 con un gol de Lucas Pérez, pero que fue anulado por un fuera de juego milimétrico.

Tras el descanso, todo siguió igual. El Real Valladolid no pudo resistir todo el partido con uno menos, y a los diez minutos de la segunda parte llegaría el 0-1. Una buena jugada acabó con Jota dando un balón a Tomás Pina en el punto de penalti que este metió en la portería con un disparo muy potente.

Con el partido en la misma dinámica, cerca estuvo de caer el segundo en una jugada en la que El Yamiq acabó sacando el balón de debajo de los palos. Sin embargo, era cuestión de tiempo y, en el minuto 85, Borja Sainz, que había salido de suplente, ponía el 0-2. El gol se anuló por fuera de juego pero, tras revisarlo el VAR, lo dio como válido al comprobar que la posición antirreglamentaria no existía.

Así, el Real Valladolid sigue sin ganar tras siete jornadas, y se coloca colista de Primera División, en una situación ya preocupante con tan solo tres puntos. El puesto de Sergio se pone cada vez más en duda, y les espera en complicado partido ante el Villarreal el fin de semana que viene. El Alavés, por su parte, es ya decimoquinto con siete puntos, estabilizando su situación. Recibirán al Fútbol Club Barcelona la semana que viene.

VAVEL Logo