Análisis del rival: El Borussia Mönchengladbach, próximo objetivo
Entrenamiento del Real Madrid en el Borussia Park. Foto: www.realmadrid.com

La victoria en el Clásico (1-3) sirvió para recargar pilas y subir los ánimos. Ahora los de Zinedine Zidane tienen por delante un partido muy importante, ya que la derrota en la primera jornada de la Champions League contra el Shakhtar les cambió los planes en la competición europea. Los blancos tendrán que ganar contra los alemanes si no se quieren complicar el pase a los octavos de final, precisamente porque su rival quedó en tablas (2-2) ante el Inter de Milán en la primera jornada.

  • 35 años después se vuelven a cruzar

El Real Madrid volverá a jugar contra el Borussia Mönchengladbach después de 35 años. El equipo alemán transmite muy buenos recuerdos a los blancos, ya que en 1985 hicieron una de las remontadas más históricas y recordadas. Ambos equipos se cruzaron en octavos de final de la UEFA, en la ida parecía ser que los alemanes dejaron cerrada la eliminatoria con un 1-5, pero en el fútbol las remontadas existen y en la vuelta el Real Madrid lo hizo posible. El martes se volverán a cruzar, esta vez más temprano, en la fase de grupos, pero la importancia de ganar sigue estando presente.

En este tipo de competición el mínimo error puede marcar la diferencia. Y así lo ha afirmado el entrenador blanco en la rueda de prensa previa al partido, "Debemos estar concentrados los 90 minutos, luchar y pelear. Va a ser difícil y debemos estar concentrados en lo que hagamos en el campo”.

  • El Mönchengladbach ha resucitado

El Borussia Mönchengladbach fue uno de los equipos más importantes e influyentes de la Alemania de los años 70. El Gladbach lo ganaba todo, desde títulos nacionales a europeos. Por lo que hace a la Copa de la UEFA, competición en la que se enfrentará al Real Madrid, se llevó dos en muy poco tiempo, una en 1975 y la otra en 1979. Ahora bien, a medida que iban pasando los años el equipo alemán se fue diluyendo, hasta descendieron a la segunda categoría. 

El 2011 fue el año culminante, empezó una nueva era para el Mönchengladbach. En estos momentos cuenta con una buena plantilla a la que el Real Madrid debe tener en cuenta. Uno de los jugadores más destacados es Marcus Thuram, hijo del ex futbolista del FC Barcelona, Llian Thuram. Thuram es la revolución de la delantera del equipo, es muy rápido en ataque y su entrenador, Marco Rose, lo suele poner en posición de extremo. Con lo cual, los extremos que Zinedine Zidane decidirá que jueguen en el Borussia Park, deberán controlar bien los ataques alemanes.

VAVEL Logo