Álex Moreno vuelve a verse las caras con el Elche
Álex Moreno celebrando un gol con el Elche | Fotografía: Elche CF

Tras dos derrotas consecutivas después del parón de selecciones ante Real Sociedad (0-3) y Atlético de Madrid (2-0), el Elche es el próximo rival a batir del Betis. El próximo domingo uno de noviembre a las 14:00 horas, ambos se verán las caras sobre el césped del Benito Villamarín. Un partido que será especial para uno de los integrantes del cuadro verdiblanco; Álex Moreno, que estuvo cedido en el club franjiverde por el Rayo Vallecano durante la temporada 2015-2016, se enfrentará a su ex equipo.

Partido especial para Álex Moreno

Álex Moreno, durante el curso que defendió el escudo del Elche, llegó a disputar 41 partidos (40 de Liga y uno de Copa del Rey ante el Almería). A lo largo de los 2.764 minutos que estuvo sobre el verde, llegó a anotar dos goles y dar cuatro asistencias. Su primera diana con la elástica franjiverde fue ante el Alcorcón el 16 de enero de 2016 (2-0), y su segundo tanto fue ante el Bilbao Athletic en San Mamés dos jornadas después (0-1). Con estos chicharros contribuyó directamente a dos victorias en una campaña que no fue nada sencilla para el equipo ilicitano, y es que tras un descenso administrativo, el principal objetivo era regresar un año después a la Primera División, pero la inteligente mezcla en el vestuario de veteranía y juventud no fue suficiente para volver a la élite en aquel momento.

Moreno, a las órdenes de un Rubén Baraja que le dirigiría unos meses después en el Rayo Vallecano, sacó a pasear todo su potencial. Se asentó en la banda izquierda del Martínez Valero, y el por aquel entonces extremo zurdo, era uno de los principales jugadores a tener en cuenta por los rivales. Sin obligaciones en defensa más allá de recuperar balones o ayudar en momentos determinados del partido, centrado completamente en tareas ofensivas, su regate, descaro, sus continuos centros, su habilidad con el balón en los pies, su capacidad de buscar el hueco perfecto de pase y su atrevimiento cerca del área contraria, le hacían un jugador diferencial de la Segunda División. Todo esto sin contar con su indudable velocidad y potencia, de la que se servía una y otra vez para zafarse de la defensa. En Elche también se vio un pequeño atisbo de la actual posición del por aquel entonces '7' del cuadro ilicitano. El técnico no tuvo reparo en emplearle como lateral izquierdo en caso de necesidad, y de hecho en Vallecas acabó de reconvertirle a su actual demarcación.

Su buen hacer en Elche le hizo ganarse un hueco en los planes del Rayo Vallecano, a donde regresó tras finalizar su cesión y permaneció tres temporadas después (siendo el héroe del séptimo ascenso a Primera del cuadro madrileño) antes de marchase a su actual club, el Betis. Pero este domingo no será la primera vez que se enfrente al cuadro ilicitano desde su paso por el equipo franjiverde. El destino fue caprichoso tras acabar su préstamo, y en la primera jornada de la temporada 2016-2017, el 20 de agosto de 2016, regresó al Martínez Valero, donde Moreno disputó 60 minutos de aquel partido especial para él que finalizó 2-1. En la segunda vuelta de la competición doméstica, en Vallecas, saltó desde el banquillo en el 53' a un encuentro que se sentenció con el electrónico marcando 1-1.

Álex Moreno conduciendo el esférico | Fotografía: Elche CF
Álex Moreno conduciendo el esférico | Fotografía: Elche CF

Ahora, varias temporadas después, y asentado como titular en el Real Betis en su segundo curso en Heliópolis, volverá a verse las caras con el Elche, un equipo donde Álex Moreno sacó a pasear todas sus tremendas cualidad sobre el césped, consiguiendo dejar una huella imborrable por la banda izquierda de un Martínez Valero que disfrutaba cada vez que le veía conducir en velocidad, siempre llevando peligro con sus acometidas por el flanco zurdo. Además, se puede sacar otro recuerdo especial, y es que el del Alt Penedés debutó en Primera División el 14 de septiembre de 2014, con la elástica del Rayo Vallecano y en el Estadio de Vallecas, pero teniendo enfrente al Elche. Un partido que acabó con un resultado de 2-3, en el que jugó pocos minutos, saltando al verde en el 84', pero del que también saldría con la satisfacción de haber logrado un sueño.

VAVEL Logo