Joao Felix I de Wanda
Joao Félix en la celebración de un gol / Foto: Atlético de Madrid

Joao Félix Sequeira. 10 de noviembre de 1999, Viseu Dão-Lafões (Portugal). Llamado a ser el heredero de Antoine Griezmann en el Atlético de Madrid, la joven promesa lusa ha vivido de todo en el conjunto rojiblanco.
Sentenciado por muchos, y alabado por muchos otros, el ex del Benfica va paso a paso en el largo camino de éxitos que -muy probablemente- le espera. Desde luego, es -y será- un camino lleno de piedras, baches, críticas al que ya se enfrenta, pues la élite te impone, quieras o no, estar en el centro mediático.

Para poner la lupa en algún partido, y siendo conscientes que aún le cuesta mantener la regularidad a sus 20 años, solo hay que fijarse en los 90 minutos de calidad, delicadez y brillo frente al RB Salzburgo. Él mismo asegura que “la Champions es donde más me gusta jugar”. La máxima competición continental hace sonreír al portugués; parece otro. Ahí es donde, hasta ahora, ha dado los motivos del porqué de tantos millones en su fichaje por el conjunto rojiblanco.

Joao Félix suma 2 goles en 2 partidos disputados en Champions

Con todo lo anterior, sería oportunista hablar sobre la calidad de un jugador justo el día en que más destaca, pero lo cierto es que el portugués siempre muestra destellos de su inacabable clase. El kit de la cuestión, pero, recae en la mencionada regularidad. Una regularidad que le cuesta encontrar para acabar de enamorar al Cholo.

Es cierto que un estilo y otro son, a priori, bastante diferentes. En un plantel en qué abundan los jugadores de garra, fuerza y ‘llenos de cholismo’, emerge la figura del luso: la calma de un niño disfrutando con el balón en los pies. Ya dicen que polos opuestos se atraen, y lo único que se necesita en este caso es tiempo.

  • Acompañado en la punta de ataque

En el punto de mira de parte de la afición durante ciertos periodos de la temporada pasada, el mejor regalo que le pudiesen hacer a Joao Félix vino el pasado 25 de septiembre: Luis Suárez, nuevo jugador del Atlético de Madrid. Uruguayo y portugués, destinados a capitanear el ataque colchonero durante la presente temporada, son dos perfiles distintos, pero con una calidad superlativa. En las botas del joven estará parte del triunfo del charrúa, y viceversa.

El lusitano es calma en la guerra, y sin el traje habitual de batalla, está destinado a renacer en el Wanda Metropolitano. Tiempo al tiempo.

VAVEL Logo