El extraño caso de Guillem Rodríguez 
Guillem, durante un partido con el Castilla | Fuente: www.realmadrid.com 

Considerado como el teórico lateral diestro titular el curso pasado, relegando al banquillo a Sergio López, Guillem Rodríguez acumula escasos minutos y participación nula en los sistemas de juego de Raúl González Blanco. Partiendo con cierta ventaja respecto a Sergio Santos, el ex-jugador del Girona aterrizó en el filial merengue portando la vitola de jugador de futuro, con una proyección abismal e ilusionante; sin embargo, el bloque por el que acostumbra apostar el técnico de 43 años ubica en un segundo plano al joven zaguero, que únicamente ha disputado cerca de 30 minutos a consecuencia de la expulsión de Pablo Ramón en la Dehesa de Navalcarbón ante Las Rozas CF. En adición, el sistema de juego empleado por el conjunto blanco (defensa de tres en ataque, de cinco en defensa) condiciona su presencia en los onces iniciales. 

La temporada pasada, Guillem Rodríguez consiguió la complicada tarea de hacerse un hueco en la alineación titular de un conjunto carente de desborde por los costados; no obstante, se mostró irregular e intermitente en según qué tramos de la temporada, problemática que hizo peligrar su condición de inamovible. Pese a mostrarse vulnerable en el apartado defensivo,  sus cualidades y atributos emergieron como armas letales en ataque para los intereses -y beneficio- del escuadrón blanco. En la misma línea, la salida de Sergio López rumbo al Real Valladolid Promesas evidenció la superioridad demostrada por el futbolista nacido en Gerona a lo largo de la campaña 2019/20. 

De cara a compromisos venideros, se espera que la participación de Guillem Rodríguez aumente, derivando en que el propio jugador se reencuentre con su mejor versión, la misma que le permitió eclipsar el curso pasado por un costado diestro en el que grabó su nombre. Asimismo, las continuas llamadas recibidas por Sergio Santos provenientes del primer equipo podrían llegar a precipitar la inclusión del zaguero de 22 años en los planes de un Raúl González Blanco que parece mantenerse fiel a su estilo y, consecuentemente, a su bloque. 

VAVEL Logo