El Juvenil A se estrena con victoria (3-1)
Jorge Romero, durante la presentación de la temporada 2020/21 | Fuente: www.realmadrid.com

Después de varios meses de incertidumbre en lo que a la disputa de la competición doméstica se refiere, el Juvenil A del Real Madrid inició su andadura en Liga ante el Rayo Vallecano, un conjunto a tener en cuenta, que dispone de una cantera prolífica y fructífera. Atendiendo a lo acaecido sobre el terreno de juego de la Ciudad Real Madrid, el cuadro merengue dominó el encuentro de principio a fin, aunque acusó el cansancio y la falta de ritmo físico en según qué tramos del encuentro, renunciando a la posesión y juntando líneas, persiguiendo la premisa de salir al contragolpe. Al tratarse del primer partido oficial de la temporada 2020/21, las cuestiones tácticas quedaron relegadas a un segundo plano y prevalecieron las virtudes y cualidades individuales, apartado en el que los pupilos de Jorge Romero parten con cierta ventaja. 

Jorge Romero, durante la presentación de la temporada 2020/21 para el Juvenil A | Fuente: www.realmadrid.com
Jorge Romero, durante la presentación de la temporada 2020/21 para el Juvenil A | Fuente: www.realmadrid.com

A consecuencia de las numerosas ocasiones de gol generadas por el Juvenil A del Real Madrid en los primeros compases del choque, David Rodríguez, desde los once metros y dejando entrever su buen golpeo de balón, materializó un penalti que supuso el 1-0 en el luminoso del feudo vikingo. El partido siguió su curso y el Rayo Vallecano esperó atrás, buscando evidenciar las carencias de una zaga inexpugnable, compuesta por Rafa Marín y Álvaro Carrillo; ambos llamados a liderar al filial blanco. También en el primer acto, Javi Rueda, lateral diestro con alma de killer, anotó el 2-0 con un disparo de media distancia que no logró atajar el guardameta de la escuadra visitante; todo ello, precedido por una jugada superlativa de Peter Federico. 

En la segunda mitad, el Rayo Vallecano recortó distancias (2-1) y la igualdad llegó al Campo 7 de la Ciudad Real Madrid. Los pupilos de Jorge Romero se tomaron un respiro y, sin mayores contemplaciones, devolvieron los dos goles de ventaja al electrónico gracias a una masterclass ofensiva de Óscar Aranda, futbolista encargado de poner el 3-1 final en el marcador. El interior del conjunto blanco, que ingresó en el segundo acto, cumplimentó una actuación superlativa que vio su recompensa con un tanto decisivo que sirvió para cerrar la cuenta de goles del partido perteneciente a la primera jornada. 

Claves del encuentro

Además del buen juego desplegado por el equipo merengue durante la primera parte, destacó la aparición de Théo Zidane como delantero referencia, demarcación novedosa para el centrocampista francés, que rindió de forma notable y se destapó como un interior ofensivo, con calidad suficiente como para desempeñar su función en cualquier posición del terreno de juego. En la misma línea, la zaga blanca se mostró sólida y rocosa, repeliendo cualquier intento del conjunto rival. Asimismo, la medular, poblada con efectivos de calidad como David Rodríguez o Bruno Iglesias, dominó la posesión y, consecuentemente, el encuentro. 

Peter Federico, MOTM ante el Rayo Vallecano | Fuente: www.realmadrid.com
Peter Federico, MOTM ante el Rayo Vallecano | Fuente: www.realmadrid.com

Realizando un análisis global de lo ocurrido en el Campo 7 de la Ciudad Real Madrid, el equipo encabezado por Jorge Romero realizó una impoluta carta de presentación, sometiendo a un Rayo Vallecano peleón y endeble a partes iguales. Sobremanera, Peter Federico cuajó un encuentro magnífico, desbordando por ambos costados, generando ocasiones de peligro de forma constante y destapándose como un excelso lector de juego. El polivalente atacante del Juvenil A blanco se hizo, además, con el premio de mejor jugador del partido (MVP), tras participar de forma directa en las jugadas de mayor peligro de la escuadra local. 

VAVEL Logo