La ausencia de público evita el drama en el Villamarín: cayó sobre las gradas la 'SkyCam' de LaLiga
Foto LALIGA

Al filo del descanso, tras errar Nabil Fekir el penalti que él mismo provocó y en el que Edgar Badía le adivinó las intenciones, el colegiado del partido, Medié Jiménez, paró el encuentro durante varios minutos.

El espectador pudo presenciar durante dicho parón la repetición de la atajada del guardameta ilicitano, completamente legal, por lo que no sería esta vez el VAR el protagonista en el partido, sino la 'SkyCam' de LaLiga, que se había precipitado sobre los asientos de la grada del Gol Sur. Tuvo que agradecer la entidad bética la ausencia de público en el encuentro, pues de no ser así, lo que ahora es anecdótico podría haber sido la tragedia de la jornada.

La cámara de LaLiga ofrece impresionantes panorámicas e imágenes en 360º a los espectadores. Es manejada por hasta cuatro operarios y dirigida por un piloto. Está sujeta por varios cables que toleran más de 900 kilos de peso, mientras que el aparato en sí ronda los 40 kilos. Dichos cables parten de cuatro torres situadas en cada esquina del campo. El dispositivo, que queda suspendido a unos 21 metros de altura del terreno de juego, es capaz de recorrer el estadio a una velocidad máxima de 36 km/h. Cifra que no es casual, pues el pico máximo de velocidad marcado por un futbolista en un partido si se toma como referencia la temporada anterior es de 35,72 km/h, protagonizado por el centrocampista del Mallorca, Dani Rodríguez.

Se desconocen aún las causas de la caída del aparato, que cumple recientemente tres años desde que se instalara en el Villamarín, y más de cuatro desde que se estrenó en el primer estadio de LaLiga, precisamente en un encuentro en el que el Real Betis visitaba al Valencia en Mestalla. En la actualidad, casi la totalidad de equipos de Primera División cuentan ya en su estadio con esta novedosa tecnología, tras superar estrictos protocolos de seguridad. Precisamente por ello, y teniendo en cuenta la ausencia de meteorología adversa o golpeos fortuitos del balón durante el encuentro, resulta complejo imaginar qué pudo provocar la precipitación de la cámara sobre las gradas.

VAVEL Logo