Análisis post: no se enamora, pero se gana
Fuente: RC Deportivo de la Coruña 

El conjunto deportivista logró en el partido de ayer frente al Unionistas CF, su segunda victoria de la temporada con un gol tempranero de Héctor Hernández en el primer minuto del encuentro, que hizo que el Dépor sea colíder junto a Pontevedra y Zamora.

Para los de Fernando Vázquez, el partido comenzó con el mismo planteamiento que en las dos jornadas anteriores, pero con diferentes jugadores en la zaga debido a las lesiones, lo que hizo ver que Fernando Vázquez quiere transmitir una idea de juego y de plan inicial. Jorge Valín reemplazó a Eneko Bóveda en el lateral derecho, Derik lo hizo por Borja Granero y Héctor Hernández lo hizo en el lugar de Salva Ruíz. 

Comenzó el encuentro con el Deportivo golpeando primero, y es que en la jugada previa al único gol del partido, un 'zapatazo' de Nacho desde fuera del área fue enviado a saque de esquina por el portero salamantino, que nada pudo hacer en la acción posterior. La jugada de estrategia del Dépor acabó con un disparo colocado por Héctor Hernández en la escuadra derecha de la portería de Unionistas que se convertiría en el único de la tarde.

A partir de este momento, el Dépor pasaría a tener un planteamiento más defensivo y a esperar el momento oportuno para tratar de lanzar contragolpes para castigar a los de Hernán Pérez, algo que viene sucediendo desde las dos jornadas anteriores. Los infortunios seguirían en el lado deportivista, y es que el central Derik Osede tuvo que ser sustituido por una lesión en el sóleo distal de su pierna izquierda y en su lugar entraría Uche Agbo, que se colocaría en el mediocampo para que Álex ocupara la función del defensa español.

Por el otro lado, el Unionistas pasaría a dominar la posesión de balón, pero sin ser capaz de crear peligro al Deportivo, que estuvo bien plantado sin balón durante todo el encuentro. La única acción peligrosa del conjunto local fue una internada de Carmona por banda izquierda que acabaría con una gran parada del guardameta deportivista Carlos Abad

Tras el descanso, el partido comenzó con un Unionistas más volcado al ataque, pero el Dépor fue capaz de repeler cualquier acción de peligro. Los minutos comenzaban a pasar y ambos equipos cometían unas  imprecisiones que favorecían a que el partido no pudiera coger el ritmo apropiado. Ambos equipos realizaron cambios para tratar de remediar el poco juego, pero sólo el Deportivo fue capaz de hacerlo. 

En el tramo final del partido, los blaquiazules gozarían de varias oportunidades para cerrar el encuentro, pero ni Lara, ni Miku, ni Beauveu lograrían hacerlo. El Unionistas trató en el descuento empatar el encuentro a base de centros pero ninguno fue peligroso para la portería deprotivista. 

Acabaría el partido con un Dépor sólido y trabajado, sobre todo en defensa, que se agarró al 0-1 inicial y no cedió ante un Unionistas que no supo generar demasiado peligro. La propuesta ofensiva del Dépor es pobre, no es capaz de generar una gran jugada a base de encadenar varios pases y se nota que el equipo todavía no está rodado.  Individualmente cabe destacar las actuaciones de Nacho, que tuvo un protagonismo basado en lo defensivo y organizativo, y Keko, en el que se volcó todo el pese del equipo en ataque.

El siguiente encuentro del Deportivo será el próximo Domingo a las 12:00 en ABANCA-Riazor (TVG)

VAVEL Logo