Dani Alves: "Me hubiera quedado toda la vida en el Barcelona"
Dani Alves celebrando un gol con Andrés Iniesta y Neymar en un partido con el Fútbol Club Barcelona | Foto de Dani Mullor, VAVEL

Dani Alves marcó una época en el Fútbol Club Barcelona. Poca gente duda a la hora de afirmar que ha sido el mejor jugador que ha ocupado la demarcación de lateral derecho. La prueba de ello es que, desde que el defensa de Juazeiro, ahora jugador del São Paulo, abandonó la entidad azulgrana en 2016, su ausencia ha sido notoria. Con él, la defensa estuvo apuntalada a la perfección. Fue titular indiscutible y se alzó con un palmarés envidiable, pero, sin embargo, se marchó por la puerta de atrás. Injusto teniendo en cuenta que lo ha ganado todo vistiendo la zamarra blaugrana.

En las ocho temporadas que militó en el club, el brasileño disputó siempre más de 40 partidos por campaña y destacó por sus aportaciones ofensivas, traducidas en 21 goles, siendo algunos de ellos muy recordados como el de la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey disputados contra el Real Madrid en la temporada 2011/12 o los dos que anotó contra el Manchester City en 2014 en la ida y en la vuelta de los octavos de final de la máxima competición continental. Pero si hay algo que de verdad se añora es la buena conexión que tenía con Leo Messi a base del arte de la asistencia. Dani Alves firmó un total de 82 asistencias en su etapa como culé y el delantero argentino, ahora capitán del primer equipo, se convirtió en el más beneficiado.

Ahora, cuando queda algo de añoranza de aquella etapa, el brasileño ha concedido una entrevista a RAC1 para repasar la actualidad del club y recordar su etapa brillante como culé, la cual cerró con 23 títulos (6 Ligas, 3 Champions, 4 Copas del Rey, 4 Supercopas de España, 3 Supercopas de Europa y 3 Mundiales de Clubes), siendo unas cifras que le sitúan como el sexto jugador más laureado en la historia del Fútbol Club Barcelona.

Tal y como lo ha expresado Dani Alves, el Fútbol Club Barcelona está inmerso en una crisis que, abierta desde verano, aún no ha cesado. De hecho, hasta que no haya una nueva junta directiva y esté aclimatada en el Camp Nou, la situación seguirá igual. El lateral derecho brasileño, tan respetado por los aficionados azulgranas, ha dado detalles de cómo ha funcionado la entidad azulgrana durante todo este tiempo. Hasta se ha aventurado a utilizar al Real Madrid para reflejar por qué se sintió tan despreciado por el club cuando se marchó, teniendo en cuenta que su intención no era otra que la de quedarse. Él se hubiera quedado "toda la vida", pero los caminos de club y jugador se separaron. Justo lo que el club quería que pasara y en lo que se puso a trabajar para situarle lejos de Barcelona. "Me parece una falta de respeto que me quisieran echar por la puerta de atrás", ha subrayado aclarando que, si le hubieran tratado "como debieron", él seguiría en el conjunto catalán. Y es que, tal era su pasión por el equipo que rechazó al Real Madrid. "Yo tenía al Madrid", ha explicado, y pese a su oferta de "mucho dinero", prefirió recalar en el Camp Nou. "No quería que me echaran, quería irme cuando yo quisiera", ha comentado.

Desde que Dani Alves abandonó la entidad en 2016, mucho han cambiado las cosas. El club ya no es el que llegó a conocer. Para él, "es un club de compra-venta", con muchos "futbolistas valiosos", pero que no se termina de adecuar a la "filosofía de la entidad". Por eso, ahora, "debe pasar un proceso" para recuperar una idiosincrasia perdida. Tanto en España como en Europa. Con esta incertidumbre, todos los focos de atención se centran en la figura de un recién dimitido Josep Maria Bartomeu que hasta se ha llevado críticas de Leo Messi. Dani Alves ha confirmado que el club "se ha ido prostituyendo" porque, quizás, "el presidente ha estado mal aconsejado" y que eso se ha visto reflejado en las salidas de jugadores que han sido tan trascendentales en el Camp Nou como Ivan Rakitić o Luis Suárez.

En la entrevista a RAC1, Dani Alves también ha confesado que el 2-8 que el equipo obtuvo ante el Bayern de Múnich en los cuartos de final de la pasada campaña de la máxima competición continental le dolió. "Duele, pero es algo puntual. Es un golpe para que entiendas que estás haciendo las cosas mal. Sucedió en Brasil contra Alemania y no volverá a ocurrir en la vida. Eres un club y tienes una identidad. Si la pierdes…", ha comentado el brasileño.

El jugador de Juazeiro también ha querido valorar la nueva etapa que lidera Ronald Koeman. Sobre su proyecto, ha destacado que, con él a la cabeza, es un equipo que le gusta puntualmente porque "tiene individualidades" y que "debe recuperar su esencia". Quizás, en un futuro, esa esencia pueda ser recuperable con la influencia de un técnico que se formó en La Masia. Por eso, al ser preguntado por Xavi Hernández, Dani Alves ha comentado que no se puede gastar una bala porque "es una persona muy metódica" y que el club deberá tener organización para tenerle como técnico.

El culebrón protagonizado por la entidad y Leo Messi en la última ventana del mercado de fichajes también ha sido valorado por un Dani Alves que ha aprovechado la oportunidad de la entrevista para aconsejar al argentino. Cuando se enteró de lo del burofax, el brasileño le escribió un mensaje. "Le mandé un mensaje para que no se fuera. Cuando me querían echar del club, le dije en un entrenamiento que me iba del Barça porque me iban a echar. Él me dijo que no me fuera y me preguntó que dónde iba a estar mejor que en Barcelona. Yo le repetí esa misma frase. No me contestó, pero sé que le llegó", ha confesado.

Por último, Dani Alves ha hecho alusión a sus 37 años. Para él y, sus números lo demuestran, la edad es un número. Ahora que está viviendo una buena etapa en el São Paulo, donde luce el dorsal 10, reconoce que cuando no tenga el sentimiento que siempre le ha generado el fútbol, se apartará: "Cuando no tenga el sentimiento, me apartaré. Sentiré que el fútbol ya no es para mí. Cuando el gusanillo no está, no tiene sentido. Será el momento de apartarse. Ganar es una buena droga. La edad es un número cuando uno siente lo que hace y es profesional".

VAVEL Logo