Previa FC Barcelona-Betis: volver a convencer
Jordi Alba lamentándose en un partido con el Fútbol Club Barcelona durante la presente temporada | Foto de Noelia Déniz, VAVEL

Al proyecto que Ronald Koeman encabeza en este nuevo Fútbol Club Barcelona no le ha faltado de nada. Ha habido victorias valiosas, derrotas inesperadas, irregularidad, quejas contra el VAR, evidencias de que sigue faltando el carisma goleador de un delantero centro y los jóvenes han alzado la voz. La realidad es que, pese a que sí que es verdad que la planificación del holandés y su staff no ha hecho más que comenzar, hay que reconocer que el equipo no termina de hilvanar una estrategia clara de juego para convencer a su aficionado, empapado de un juego algo soporífero y que pide a gritos que se escalen posiciones en la tabla. La sensación de inmadurez, aunque con calidad de sobra, hace pensar que al nuevo proyecto le falta rodaje para llegar a la capacidad competitiva y a las expectativas tan altas que se han fijado en la que ya es la era de la menor "Messidependencia" nunca habida. Se ha visto en Europa. Ante un Dinamo de Kiev plagado de bajas por el COVID-19, Marc-André ter Stegen se erigió como el mejor jugador de un partido en el que los ucranianos pudieron empatar e incluso llegar a sorprender. La falta de acierto de cara a portería y la fragilidad defensiva, ante la que Gerard Piqué pedía cabeza a sus compañeros pueden convertirse en unos escollos ante los que Ansu Fati o 'Pedri' pretenden salir al paso. Fiabilidad y velocidad. Esa es la sensación que se buscaba y que se sigue buscando en el feudo azulgrana y que, por ahora, todavía no ha llegado. Por eso, la del Betis podría ser una buena oportunidad para enmendar lo visto en la tercera jornada de la fase de grupos, dejando atrás lo de Vitoria, que deja en evidencia un mal inicio liguero para los azulgranas, con dos puntos sumados de los últimos doce que han estado en juego.

Ganar en casa para recuperar algo de moral

Los de Ronald Koeman recibirán al Real Betis Balompié de Manuel Pellegrini con una racha de cuatro partidos consecutivos en Liga sin conseguir la victoria.

En la jornada 5, el Sevilla de Julen Lopetegui consiguió firmar un reparto de puntos en el Camp Nou y, seguidamente, Getafe, Real Madrid y Deportivo Alavés truncaron las expectativas de los azulgranas, que han cerrado el mes de octubre sin poder volver a la senda de la victoria, conformando una de las peores rachas ligueras del equipo. La última fue hace dos años, cuando encadenó, casualmente también desde la quinta jornada, cuatro partidos consecutivos sin ganar, con tres empates frente a Girona, Athletic y Valencia, y una derrota en Butarque ante un Leganés que remontó un partido adverso en apenas dos minutos.

Las carencias del todavía incipiente proyecto son evidentes. Pese a estar prácticamente clasificados para los octavos de final (no lo dicen las sensaciones, sino las matemáticas), al Fútbol Club Barcelona le sigue faltando algo para volver a la dinámica arrasadora que llevan varias temporadas persiguiendo. En Europa también. Se ha visto ante el Dinamo de Kiev. En la previa de un partido marcado por el COVID-19, el técnico del conjunto ucraniano, Mircea Lucescu, se aventuró a decir que los de Ronald Koeman no tenían el mismo nivel que los grandes equipos que aspiran a ganar la Champions y, quizás, no le faltó razón. En una noche en la que volvieron a brillar los jóvenes, Marc-André ter Stegen fue salvador para los azulgranas, positivos en lentitud y faltos de una mejoría que todavía está por ver y que el holandés no termina de controlar.

Pese a que salieron como un vendaval y firmaron unos primeros quince minutos espectaculares, lo soporífero condenó a los azulgranas, demasiado previsibles como para superar con solvencia a un equipo plagado de bajas. El gol de Messi, que abrió el marcador desde el punto de penalti y que terminó desatado sin suerte de cara a portería, fue el prolegómeno de una apatía evidente, en la que los de Kiev dejaron en evidencia los malos síntomas de un equipo que no termina de convencer en Europa y al que le queda mucho para dar positivo.

Manuel Pellegrini quiere quitarse la espinita

Lo dice la estadística. El Fútbol Club Barcelona es el rival que peor se le da a Manuel Pellegrini. El chileno, que ha recalado en Sevilla para liderar al Real Betis Balompié, tiene un historial de dieciocho derrotas, cuatro victorias y cuatro empates ante los culés. De hecho, su último triunfo pilla lejos. Fue en 2008, cuando dirigía al Villarreal Club de Fútbol. Desde entonces, ha perdido catorce partidos y ha empatado dos con equipos como el Málaga o el Manchester City, con el que perdió sus cuatro últimos enfrentamientos en los octavos de final.

Sergio Canales avisa y el que avisa no es traidor

Nadie puede negar que Sergio Canales se ha erigido como el baluarte del Real Betis Balompié. El centrocampista, clave para los últimos técnicos verdiblancos y también para Manuel Pellegrini, ve a su equipo capaz de dar de nuevo la campanada en el Camp Nou, tal y como lo hicieron ante el Real Madrid y el Atlético, pese a que no terminaron llevándose la victoria.

"La clasificación marca que estamos en una buena situación. El partido ante la Real no fue bueno, pero estuvimos metidos hasta su primer gol y, luego, hubo situaciones extrañas (el gol anulado a Sanabria y un penalti no señalado por un claro agarrón) que podrían haber cambiado el partido. El equipo está en buena línea, compitiendo muy bien y el otro día se demostró que salimos con fuerza, energía y las cosas claras", ha señalado Sergio Canales a la hora de valorar el duelo que este sábado acogerá el Camp Nou. "Hay que tener claro que debemos exigirnos ganar todos los partidos en los que entendemos que tenemos posibilidades y salir sin miedo ante rivales como el de este fin de semana", recalcaba dejando claras las pretensiones de los verdiblancos.

Un duelo de reencuentros

Cristian Tello vuelve a la que fue su casa hasta 2017, tras dos cesiones al Oporto y a la Fiorentina y lo hace como máximo goleador del conjunto verdiblanco. Lo mismo harán Claudio Bravo y el central catalán, Marc Bartra, a los que se unirán otros jugadores béticos que no se han asentado en el once titular como los laterales Martín Montoya, quien vistió la elástica blaugrana entre 2011 y 2015 y Juan Miranda, que esta temporada ha recalado como cedido en Heliópolis.

Imposible no mirar hacia atrás

Imposible no mirar hacia atrás. Imposible no recordar la noche en la que el Real Betis Balompié y 'Juanito' humillaron al Fútbol Club Barcelona de Ronald Koeman. Retrocedamos 26 años en el tiempo. Era un partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey. Los verdiblancos estaban en Segunda División y, dirigidos por Sergio Krešić, peleaban por subir a la máxima categoría. En aquellas alturas de la temporada 1993/94, se encontraba en la quinta posición de la clasificación, a seis puntos del ascenso. El sorteo de la Copa deparó un enfrentamiento ante el todopoderoso equipo dirigido por Johan Cruyff, vigente campeón de la Liga en el curso 1992/93 y campeón de Europa en 1992. Después del 0-0 en el Benito Villamarín, en el que el conjunto bético tuvo una clara ocasión en las botas del sueco Johny Ekström, la eliminatoria se marchó al Camp Nou. Y allí, hubo sorpresa. El choque, que se disputó el 3 de febrero de 1994 tuvo a 'Juanito', delantero gallego, como protagonista principal, ya que desató la euforia con un gol que supuso la hazaña de conseguir el pase a las semifinales.

Los encargados de dictar la sentencia definitiva

El colegiado Guillermo Cuadra Fernández, perteneciente al Comité de Árbitros de las Islas Baleares y que lleva siendo internacional desde principios de este 2020, dirigirá el duelo sobre el césped del Camp Nou. Además, Santiago Jaime Latre, del Comité de Árbitros de Aragón, estará al frente del VAR.

Las convocatorias

Para recibir al equipo verdiblanco, Ronald Koeman ha dado a conocer una convocatoria integrada por 23 jugadores tras dirigir la última sesión preparatoria sobre el césped del Tito Vilanova de la Ciutat Esportiva Joan Gamper, en la que ha contado con todos los jugadores disponibles del primer equipo. En la lista, la principal novedad es Óscar Mingueza, del Barça B, que ha recibido el alta médica.

Para este encuentro, el técnico holandés ha decidido convocar a los siguientes futbolistas: Marc André ter Stegen, Sergiño Dest, Gerard Piqué, Sergio Busquets, Carles Aleñá, Antoine Griezmann, Miralem Pjanić, Martin Braithwaite, Leo Messi, Ousmane Dembélé, Riqui Puig, Norberto Murara 'Neto', Clément Lenglet, Pedro González 'Pedri', Francisco Trincão, Jordi Alba, Sergi Roberto, Frenkie de Jong, Ansu Fati, Junior Firpo, Óscar Mingueza, Konrad de la Fuente y Arnau Tenas. De esta forma, Ronald Araújo, Philippe Coutinho y Samuel Umtiti se perderán el partido por lesión, mientras que Matheus Fernandes es baja por decisión técnica.

Nada más concluir la rueda de prensa previa al partido, Manuel Pellegrini hacía pública la lista de convocados para medirse al Fútbol Club Barcelona en el Camp Nou. Finalmente, el delantero francés, Nabil Fekir, no ha entrado en una lista en la que ha sido novedad Martín Montoya, que no estuvo presente ante el Elche.

Otro cambio en la convocatoria del técnico chileno es el referente al tercer portero, siendo Carlos Marín en vez de Dani Rebollo el que viaja a Barcelona junto a Claudio Bravo y Joel Robles. Andrés Guardado y Juanmi Jiménez, además de los lesionados de larga duración Dani Martín y Víctor Camarasa, son las otras bajas para el partido, mientras que Sidnei, ya recuperado, se queda en Sevilla por decisión técnica.

La convocatoria del Real Betis Balompié al completo es la siguiente: Claudio Bravo, Joel Robles, Carlos Marín, Emerson Royal, Martín Montoya, Aitor Ruibal, Aissa Mandi, Marc Bartra, Víctor Ruiz, Álex Moreno, Juan Miranda, Guido Rodríguez, William Carvalho, Paul Akouokou, Sergio Canales, Cristian Tello, Diego Lainez, Joaquín Sánchez, Rodrigo Sánchez, Antonio Sanabria, Loren Morón y Borja Iglesias.

VAVEL Logo