Los leones buscan volver a rugir en Zorrilla 
Foto: LaLiga

El conjunto bilbaíno no ha empezado con buen pie su aventura liguera, ya que se encuentra en la onceava posición y una cosecha de nueve puntos, actualmente llevan más derrotas (cuatro) que victorias (tres) en la temporada. La escasez de mejoras con respecto a la campaña anterior ha dejado la figura de Gaizka Garitano en situación peligrosa, por ello, el Athletic necesita la victoria en Zorrilla para así poder enfocar de nuevo la dinámica positiva.

Tácticamente, la escuadra vasca no ha cambiado su idiosincrasia dentro del campo. Desde el 4-2-3-1 inamovible, los leones se caracterizan por un juego reactivo y ordenado en todas las líneas, buscan el contacto con los rivales y la verticalidad constante a sus futbolistas de tres cuartos. Por lo general, el Athletic no es un equipo con un trato excepcional de la pelota, por lo que no es usual verlos con la posesión del balón y si reforzando el trabajo físico durante todo el partido.

Línea por línea, la plantilla de Garitano ofrece jugadores muy interesantes y perfiles perfectos para llevar a cabo el juego deseado por el técnico vasco. En portería, Unai Simón es indiscutible bajos palos y un pilar fundamental en el equipo, pura destreza y reflejos en el guardameta internacional con la selección. Dentro de la zaga rojiblanca, Capa y Yuri son los dueños de los laterales, futbolistas fuertes en defensa con mucha profundidad, muy importantes en las producciones ofensivas. Íñigo Martínez y Yeray dan la solidez y seguridad que necesitan los bilbaínos en el centro de la defensa.

En el doble pivote se sitúan dos jugadores de corte y aportaciones muy diferentes. Por un lado, Dani García es el ancla del once y el perfil más destructivo del centro del campo, mucho trabajo físico en los minutos que dispute. A su vera, Unai López es el organizador del conjunto vasco y uno de los jugadores con más calidad de la plantilla, aunque requiere de margen de mejora aún. En tres cuartos de campo se multiplican las opciones de Garitano, tanto por dentro como por los extremos. Para empezar, está el llamado a ser líder y capitán del barco rojiblanco, Iker Muniain, posiblemente el futbolista más técnico de todo el equipo. En las bandas, el fichaje de Berenguer proveniente del Torino ha aportado gol y desborde partiendo desde la derecha, aunque su polivalencia le hace capaz de actuar en diferentes zonas dependiendo de la situación del encuentro. La irrupción de Jon Morcillo, otro de los cachorros de Lezama, ha provocado conflicto en la banda izquierda gracias al desparpajo y disparo del jugador de Amorebieta.

Por último, cabe destacar a los dos puntas que suelen formar la referencia del Athletic. Raúl García, máximo artillero de la escuadra bilbaína la pasada campaña con quince tantos, representa la garra y la entrega que requiere su entrenador en determinados partidos, lleva cuatro temporadas consecutivas marcando al menos nueve goles. Pero la principal arma de los leones en la delantera es la pantera Iñaki Williams, jugador que aprovecha su portento físico para castigar al rival en los espacios gracias a su velocidad.

VAVEL Logo