Real Valladolid
2-1 Athletic Club: mejor tarde que nunca
Fuente: realvalladolid.es

Una vez más, el Real Valladolid llegaba a este partido colista y con ningún partido ganado. Además, siendo el equipo menos goleador de toda la liga, problema que, aunque en menor medida, también lo está teniendo el Athletic. El equipo vasco, también en un mal momento, llegaba con nueve puntos, pero venía de ganar al Sevilla.

Gaizka Garitano no sorprendía a nadie con su alineación. Quizá sí Sergio González, que volvía a apostar por Masip, por Bruno en defensa, y por Hervías en el lateral derecho. En la delantera, Marcos André salía de titular acompañando a Guardiola. Se quedaban en el banquillo jugadores como Weissman o Toni Villa.

Desde el primer momento, se vio al equipo local más disciplinado en defensa y concentrados en no cometer errores que regalasen ocasiones al rival. Precisamente, uno de estos errores lo cometió Unai Simón tras un mal control, que aprovechó Marcos André para llegar al balón y ser derribado por el guardameta para impedir que marcara, provocando penalti. No falló Orellana desde los once metros, y adelantaba a los suyos ya en el minuto 19. Este resultado gustaba a los locales, que se esforzarían por mantenerlo con un buen papel en defensa, pero sin olvidar la faceta ofensiva.

Ya en la segunda parte, el Real Valladolid no dio respiro al Athletic, y Marcos André puso el 2-0 tras un despeje de Unai Simón a un tiro de Hervías, en una buena jugada del equipo blanquivioleta. La ventaja de dos goles daba tranquilidad a los de Sergio, pero recordaban que esa misma ventaja ya la dejaron escapar ante el Huesca en cuestión de unos pocos minutos. Errores pasados ayudaron a que el equipo no se confiara y siguiera luchando.

Los leones sí que despertaron, y tuvieron ocasiones para recortar distancias que Masip pudo resolver, como un gran mano a mano con Iñaki Williams que supo aguantar a la perfección. Sí que lograrían el gol en el minuto 86, por medio de un penalti provocado por Yuri Berchiche que transformó Williams. Mucha tensión quedó en los minutos restantes, pero no acabaron ofreciéndonos nada más que ocasiones rojiblancas que terminaron en nada.

De esta manera, el Pucela consigue salir del último puesto, sumando ya seis puntos y su primera victoria, y salvando el puesto del técnico Sergio, que tendrá que volver a demostrar en Granada, tras el parón de selecciones, que puede hacer resurgir al equipo. El Athletic Club sigue con nueve puntos en ocho partidos. Probarán suerte ante el Betis dentro de dos semanas, cuando Garitano también tendrá que luchar por su puesto.

VAVEL Logo