¿Qué ha sido de los canteranos béticos que debutaron en los últimos años?
Junior Firpo cuando aún vestía la verdiblanca. Fuente: LaLiga

Desde que el último ascenso de la entidad verdiblanca a Primera División se consumara allá por mayo de 2015, han sido numerosos los canteranos que llegaron a debutar con el primer equipo. La ilusión de todo jugador de las categorías inferiores, es disputar minutos en la máxima categoría. 

Uno de los primeros canteranos que logró vestir la camiseta del Real Betis en el último lustro ha sido José Carlos Ramírez. Lo hizo de la mano de Víctor Sánchez del Amo, durante un partido de Copa del Rey que enfrentó a Real Betis y Deportivo de la Coruña. Corría noviembre de 2016, cuando el central zurdo convenció al técnico de que merecía una oportunidad con el primer equipo. Llegó a disputar siete duelos con la primera plantilla. Más tarde fue cedido a Lugo y Lorca y ahora milita en el Alcorcón, donde ha jugado, hasta el momento, todos los minutos. 

También con Víctor Sánchez del Amo, consiguió asentarse en el equipo Rafa Navarro. El lateral había debutado unos meses antes de la mano de Poyet, pero no fue hasta que llegó el técnico madrileño cuando consiguió consolidarse en la primera plantilla, disputando un total de 18 partidos. En la temporada 18/19 fichó por el Alavés, quien lo cedió primero al Sochaux y ahora al NK Istra croata.

Hay otros que no han tenido tanta suerte, como fue Carlos Redruello. El lateral izquierdo únicamente tuvo la oportunidad de jugar un encuentro en Copa del Rey con la elástica verdiblanca. Fue Setién quien permitió al zurdo dar el salto, pero no convenció. Fue cedido a Elche y Racing, y ahora milita en las filas del Marbella.

En enero de 2016 llegó al Real Betis, procedente de L'Hospitalet, Aitor Ruibal. El futbolista llegaba para evitar el descenso del filial verdiblanco, pero no pudo consumarse. Aun así, fue clave en el posterior ascenso de la mano de JJ Romero. En diciembre de 2017, con Quique Setién como técnico verdiblanco, disputó minutos ante Atlético de Madrid y Málaga. Fue cedido a Cartagena, Rayo Majadahonda y Leganés, para regresar este verano a Heliópolis y hacerse un hueco en la primera plantilla.

Junior Firpo es el futbolista más destacado de los últimos canteranos en debutar. El zurdo prometía ser un pilar en el primer equipo antes de estrenarse, pero una lesión le frenó su carrera. No fue hasta febrero de 2018 cuando el lateral pudo sentir la ilusión de sumar minutos con la primera plantilla. Logró desbancar a Durmisi desde su primer partido. Tuvo la continuidad necesaria en la máxima categoría del fútbol español, lo que le llevó a a ganar el Europeo con la Selección Española sub-21. En ese mismo año firmó por el FC Barcelona, donde sigue militando a día de hoy, aunque ni Valverde, ni Setién, ni Koeman, le han dado continuidad.

Casi a la vez que el anterior, debutaba Loren Morón. Para ello le avalaban los 17 goles que había anotado en 23 partidos en Segunda B. El marbellí lo hizo con un doblete ante el Villarreal en LaLiga. En su primer año en Primera División, terminó la campaña con siete dianas en su casillero, y el pasado curso se convirtió en el pichichi del equipo. Esta temporada el protagonismo no está siendo el deseado para el delantero, aun así, la pasada jornada contra el FC Barcelona anotó su primer tanto del curso.

Francis Guerrero fue el último canterano en abandonar la disciplina verdiblanca. El diestro ha disputado más de 50 encuentros con la elástica verdiblanca, entidad  a la que llegó en 2014. Debutó ante el FC Barcelona, y el 3-5 endosado al Sevilla en el Pizjuán le permitieron asentarse en el lateral. Pero sus graves problemas de rodilla no le han permitido tener la continuidad necesaria que un futbolista con proyección requiere, por lo que es Betis prescindió de sus servicios, y actualmente se encuentra sin equipo. 

Curioso es el caso de Julio Gracia, quien prometía consagrarse en el primer equipo con el paso de los años. Con apenas 22 años, el canterano debutó a las órdenes de Quique Setién, pero pocas oportunidades tuvo en aquella plantilla. Volvió a Heliópolis tras estar cedido en Badajoz y Cartagena este verano, pero pronto le comunicaron que no contaban con él. El futbolista puso rumbo a Madrid para militar en el filial del Getafe.  

Sin equipo se encuentra también Kaptoum. El centrocampista debutó en el Betis durante la temporada 2018/2019, pero nunca terminó de cuajar. Tras media campaña en el Almería, donde tampoco estuvo al nivel, el club verdiblanco decidió prescindir de él. 

Narváez poco le hizo falta para demostrar que podía ser un futbolista válido para la primera plantilla. Procedente del Real Madrid Castilla, 15 partidos con el filial fueron necesarios para hacerlo debutar con el primer equipo. Lo hizo en un campo imponente como es el Camp Nou, y a partir de ahí comenzó a encadenar minutos a las órdenes de Setién. Una lesión en su tobillo haría que su continuidad se cortase, y a partir de ahí pocas oportunidades tuvo. Desde entonces ha pasado por clubes como Córdoba, Almería y Las Palmas. Tras comenzar la pretemporada con Pellegrini la presente campaña, ambas partes decidieron rescindir el contrato. Ahora milita en el Zaragoza. 

Edgar González debutó la pasada temporada en LaLiga, aunque lo había hecho anteriormente en Copa del Rey. Se adaptó rápido al nivel de Primera, y desde entonces disputó 18 encuentros. Pero su poca experiencia en la máxima categoría, obligó al Real Betis a cederlo a un equipo inferior. Milita actualmente en el Oviedo, donde en la última jornada anotó un doblete. 

Al igual que Edgar, Robert debutó en Copa del Rey a las órdenes de Setién. No tuvo continuidad en el primer equipo, y se marchó cedido a Las Palmas, donde es un fijo para Pepe Mel. El canterano está llamado a convertirse en una de las grandes promesas verdiblancas en un futuro próximo, y por ello el Real Betis decidió enviarlo a préstamo para curtirlo de experiencia. 

De la mano de Rubi fue Ismael el primer futbolista en debutar. A finales de septiembre, consiguió disputar los primeros minutos del campeonato ante Osasuna. También jugó ante Celta y Real Madrid. En la campaña invernal de fichajes se marchó cedido al Alavés, y este verano ha sido el Atlético de Madrid quien ha querido contar con el canterano bético. En la misma temporada, debutó Raúl García de Haro, promesa verdiblanca que se convirtió en pichichi en el División de Honor y Betis Deportivo al mismo tiempo. El joven contó con oportunidades ante Levante, Villarreal y Mallorca, y a día de hoy sigue siendo jugador importante en el filial.

Los últimos en debutar han sido Paul y Rodri. No han sido muchas las oportunidades con las que los futbolistas han contado, pero Pellegrini sigue depositando en ellos la confianza necesaria para convertirlos en grandes jugadores.

VAVEL Logo