Atlético de Madrid - Betis Féminas: demasiado castigo para tanto esfuerzo
Ana González en un lance con Ludmila. Fuente: LaLiga

Caminos cruzados los que se encontraban en la noche del domingo en la Ciudad Deportiva Wanda Metropolitano. Un Atlético de Madrid en horas bajas se veía en la obligación de sumar de a tres en casa. Enfrente se encontraba un Real Betis que llegaba tras encadenar dos victorias consecutivas. Partido especial para Ángela Sosa, Rosa Otermin y Van Dongen, que se enfrentaban a sus exequipos. Pier Luigi Cherubino sorprendió dando entrada en el once inicial a Rosa Otermin y Aixa Salvador, quedándose en el banquillo Oriana Altuve y Mapi Vilas.

Muy igualados fueron los primeros compases del partido. Un Betis muy ordenado sobre el terreno de juego regaló el balón al Atlético de Madrid para buscar su oportunidad a la contra. Las rojiblancas, por su parte, se aproximaban a la meta verdiblanca en mayor cantidad de ocasiones, pero en ninguna de ellas con excesivo peligro. Una acción clara para ambos equipos en la primera media hora de encuentro. Por parte del cuadro sevillano, fue Aixa Salvador cuando apenas habían pasado cinco minutos del duelo. La más clara de las locales llegó en el minuto 25, cuando un pase atrás llegó a Leicy Santos se marchó por encima del larguero. 

Una vez entrados en los últimos diez minutos de la primera mitad, el Real Betis quiso dar un pasito adelante. Fue la calidad de Ángela Sosa quien tiró del carro, y hasta en dos ocasiones desde el banderín de córner intentó sin éxito colar el esférico en la portería. Quien sí consiguió poner por delante a su equipo en el marcador fue Rosa Márquez, porque a ella lo de Rosita ya se le queda pequeño. La '17' verdiblanca robó un importantísimo balón en tres cuartos y con una definición perfecta superó a Peyraud Magning. Pero el gol heliopolitano supuso el efecto contrario en las sevillanas, quienes no supieron manejar la ventaja y muy pronto vieron como el Atlético de Madrid daba la vuelta al marcador. Dos tantos en dos minutos bastaron a las madrileñas para irse con ventaja al descanso. Ludmila en el 42 y Knaak en el 44, anotaban para el cuadro colchonero. Jarro de agua fría para las de Pier Cherubino, que se marchaban cabizbajas a vestuarios.

Movía ficha el entrenador verdiblanco, dando frescura en la punta de ataque bética. Era Oriana Altuve quien saltaba al terreno de juego en sustitución de Aixa Salvador. Pero el golpe psicológico sufrido por el Betis en los últimos compases de primera mitad, pasó factura en estos primeros minutos del segundo tiempo. La suerte favoreció a las rojiblancas, y un balón rebotado en Ana González acabó en el fondo de la portería defendida por Méline. Pero el cuadro verdiblanco no iba a bajar los brazos e intentó meterse en el partido.

El paso del tiempo no favorecía a las verdiblancas. Y Cherubino quiso meter pólvora en la punta de ataque, y dio entrada a Mari Paz Vilas, quien buscaría su primer gol con las verdiblancas en LaLiga Iberdrola. Pero poco le quedaba que hacer al Real Betis Féminas, que cuando quedaban poco más de veinte minutos para el final, veía como el Atlético abría una brecha en el marcador con el cuarto gol a su favor. Strom lograba alcanzar un mal disparo de Amanda Sampedro y enviaba al fondo de las mallas el tanto que servía como sentencia para su equipo.

Poco podía hacer el Real Betis ante un equipo tan compacto con es el Atlético de Madrid. Pese a ello seguían intentándolo, y las sensaciones no eran tan malas como el resultado reflejaba. Las ocasiones sobre la meta madrileña fueron tímidas, y la efectividad verdiblanca era escasa. Pero rendirse no va con las sevillanas. Entró al terreno de juego Bea Parra para disputar los últimos diez minutos del encuentro. La presión arriba de las de Heliópolis a punto estuvo de surtir efecto. Una buena recuperación de Eva Llamas en la frontal le sirvió para filtrar al corazón del área un balón que no logró conectar con Oriana Altuve.

Escasas aproximaciones para ambos equipos en los últimos compases de partido y un Betis que, tras un tremendo desgaste físico, poco más pudo pelear. Así llegaba el final del encuentro, y las verdiblancas veían como la ventaja cosechada con el gol de Rosa Márquez de poco servía. 

Ahora, las de Pier Luigi Cherubino afrontan una semana en la que disputarán el encuentro aplazado ante el Rayo Vallecano y el duelo correspondiente a la novena jornada que las enfrentará en la Ciudad Deportiva Luis del Sol al Madrid C.F. Ana González, quien vio una amarilla en la primera mitad, se perderá el próximo partido de su equipo tras acumular cinco tarjetas.

VAVEL Logo