Los estandartes del Real Valladolid
foto: Real Valladolid

El conjunto pucelano no atraviesa un buen momento en el comienzo de temporada. Los hombres de Sergio González ocupan la penúltima posición de la clasificación con apenas seis puntos de los veintiuno posibles. Únicamente han conseguido una victoria esta campaña, cosechada en el último encuentro ante el Athletic Club (2-0). A pesar de ello, el Real Valladolid posee varios jugadores que han ofrecido gran rendimiento durante las nueve jornadas de competición liguera y han salvado al equipo en más de una ocasión.

Roberto Jiménez

El guardameta madrileño llegaba libre en el mercado de fichajes desde el West Ham inglés, después de disputar la última temporada como cedido en el Deportivo Alavés. A priori, Roberto encarnaría el rol de suplente por detrás del hasta ahora indiscutible Jordi Masip, pero el catalán dio positivo en coronavirus tras la primera jornada. Por ello, el portero de Fuenlabrada disputó los seis partidos siguientes de liga, en los que dejó muy buenas sensaciones y actuaciones extraordinarias que han amparado al equipo en los momentos más delicados.

A pesar de haber encajado diez goles bajos los palos blanquivioletas, la afición pucelana ha premiado su profesionalidad y rendimiento con el galardón a mejor jugador del Real Valladolid en el mes de octubre, posible aviso a Sergio González para replantear el debate en la portería.

Joaquín Fernández

Tras la grave lesión de Kiko Olivas, el defensa almeriense ha tomado el mando de la zaga vallisoletana y se ha convertido en pieza fundamental en el esquema del técnico catalán. De los jugadores disponibles en su posición, Joaquín es el más completo, ya que aporta salida de balón, seguridad en el juego aéreo, solidez defensiva en campo propio, etc. Además, gracias a su buen trato de pelota, el central puede ocupar la posición de mediocentro o el doble pivote clásico de Sergio.

La ausencia del nuevo mariscal blanquivioleta -debida a una leve lesión- durante cuatro partidos fue notoria en el Pucela, ninguna de las alternativas pudo estar a la altura del almeriense. Según los datos, Joaquín suma 22 recuperaciones y un 78% de efectividad en el pase, todo ello en apenas 448 minutos disputados.

Kike Pérez

Sin duda, el jugador toledano es la máxima revelación del conjunto pucelano. Recién llegado desde el Promesas, Kike Pérez ha demostrado la suficiente calidad y determinación no solo para hacerse un hueco en el primer equipo, sino para luchar por un puesto en el once titular del Real Valladolid. Sergio González necesitaba un recambio natural en la posición de mediocentro ocupada por Míchel Herrero, que se ha visto superado futbolísticamente las últimas temporadas.

Kike Pérez es un joven centrocampista zurdo de perfil creativo, destaca por su capacidad de dirigir al equipo, su largo recorrido en el terreno de juego, destreza a balón parado, o un poderoso golpeo del esférico desde cualquier zona del campo. La afición blanquivioleta ha depositado sus esperanzas en el futbolista toledano como uno de los líderes de la plantilla en el futuro a corto plazo, un estandarte del club.

Pablo Hervías

Si a compromiso, trabajo y profesionalidad se refiere, Hervías es el gran ejemplo de todas esas actitudes. El jugador logroñés comenzó la temporada con apenas minutos, suplido por otros compañeros en el extremo derecho y escasa participación como revulsivo. A pesar del empeño y las correctas actuaciones del atacante, Sergio no le daba las oportunidades que merecía realmente.

Sin embargo, en el encuentro ante el Real Madrid, el técnico catalán realiza una curiosa reconversión de Pablo Hervías a lateral derecho, donde a pesar de la derrota, fue de los principales protagonistas en el Real Valladolid. La misma situación se repitió en el estadio La Cerámica, cuando el riojano salió en la segunda parte y aportó un soplo de aire fresco al equipo, gracias a su profundidad y asociación con el resto de los compañeros, reivindicándose como una clara opción titular en el lateral derecho.

Marcos André

El delantero brasileño es una de las grandes sorpresas en la zona ofensiva del conjunto pucelano. La pasada campaña, Marcos André jugó como cedido en el Mirandés de la división de plata y siendo una de las claves del equipo, ya que marcó doce goles en treinta y ocho partidos. Ahora en el Real Valladolid, el brasileño empezó con el rol de tercer alternativa en la artillería de los blanquivioletas, por detrás de Sergi Guardiola y del flamante fichaje Shon Weissman.

Poco a poco, Marcos André ha contado con más minutos en el terreno de juego y ha dejado destellos de calidad, detalles de un jugador diferente. Pero no es hasta el último partido frente al Athletic Club cuando el brasileño se consagraría como posible delantero titular del Pucela, ya que provocó el penalti que transformó Orellana y anotó el segundo gol que selló la primera victoria del Real Valladolid esta temporada. Se ha destapado una nueva joya en los aledaños del José Zorrilla.

El conjunto blanquivioleta tiene que corregir muchos errores y pulir aspectos en el terreno de juego para encauzar el camino que los lleve a la salvación un año más, pero es cierto que hay piezas positivas en la plantilla dirigida por Sergio González, y sin duda deben ser los estandartes que sostengan al Real Valladolid en Primera División.

VAVEL Logo