La renovación de Sergio Ramos, en el aire
FOTO: Real Madrid

Saltaron todas las alarmas  el pasado lunes cuando se hizo pública la noticia que anunciaba el interés del PSG por el madridista y la elaboración de una posible oferta que podría ser muy atractiva para el central. Simultáneamente, la relación entre Florentino Pérez y su capitán parecía alejarse cada vez más al no concretar un acuerdo de renovación para el ídolo madridista, cuyo contrato expira el 30 de junio del próximo año.

Muchas podrían ser las ofertas millonarias que tentaran a Sergio Ramos, como la sonada para el PSG (20 millones de euros netos por temporada), mientras la crisis económica derivada de la pandemia azota a un Real Madrid indeciso a la hora de generar un acuerdo con su capitán. Este es el principal obstáculo para proceder a la renovación del sevillano, y es que a pesar del deseo de los dirigentes del club por mantener a una de sus piezas clave choca con las condiciones contractuales que pueden ofrecer: un máximo de dos temporadas más con el mismo sueldo, uno de esos dos años opcional, de acuerdo al rendimiento del jugador. Según informa 'El Chiringuito de Jugones', "el jugador aceptaría la reducción de salario consecuente a la situación provocada crisis sanitaria, con la condición de continuar en el club por un mínimo de dos años".

Para mayor sorpresa, el internacional español ha rehusado a asistir a la rueda de prensa previa al partido contra Alemania, a la que el camero estaba citado a asistir como representante de su selección. No se ha dejado constancia sobre los motivos que han llevado a Sergio Ramos a rechazar su comparecencia, pudiendo ser sus desafortunados lanzamientos de penalti en el empate frente a Suiza, o bien su protagonismo mediático relacionado con la renovación de su contrato.

Por el momento, son muchas las dudas que giran en torno a la figura del capitán del Real Madrid y su renovación con el club, en el que lleva desde 2005. Quedan 44 días para que el sevillano pueda negociar con otro club si decide marcharse. Hasta entonces, Sergio Ramos permanecerá, en silencio o no, en las filas del Madrid.

VAVEL Logo