Al CD Badajoz no lo frena ni un dudoso arbitraje
Los jugadores del CD Badajoz celebrando el gol de Corredera//Foto: CD Badajoz

El Nuevo Vivero acogió a las 12:00 horas el partido que haría el CD Badajoz más líder aun del sub grupo B del grupo 5. El equipo pacense disputaba por primera vez, como local, un partido a puerta cerrada en competición oficial, ya que el pasado fin de semana disputó un partido amistoso contra el Guijuelo en las mismas condiciones, que logró solventar con facilidad.

El encuentro de hoy ha sido la primera vez en 115 años de historia de fútbol en la ciudad que no ha habido presencia de público en un partido oficial. Peso a ello, la afición está siempre presente en el vestuario local y es que el capitán Guzmán Casaseca se encarga de recordarlo en su arenga antes de saltar al terreno de juego, según explicaba el técnico pacense tras el encuentro contra el Guijuelo.

El CP Villarrobledo se presentaba al partido en la última posición de la clasificación, con tan solo un punto por el empate cosechado como local ante el Socuéllamos. Sin embargo, los encuentros que han perdido no lo han hecho de manera abultada, tan solo por un gol de diferencia, a excepción del partido contra el Melilla que acabó con un marcador final de 3-0.

El equipo de Edu Pérez aún no había abierto el marcador esta temporada, ningún gol en 360 minutos y 5 goles en contra en cuatro partidos. Aunque no es el equipo más goleado del grupo, su falta de acierto de cara a portería hace que esté colista. Por ello, el delantero Alex Fernández lleva toda la semana ultimando su recuperación tras la fractura de clavícula que sufrió hace cuatro semanas en un entrenamiento.

Por su parte, el equipo blanquinegro encaraba la quinta jornada como líder en solitario tras la victoria cosechada ante el Villarrubia y la derrota del Melilla en campo del Mérida. A diferencia de los visitantes, los pacenses cuentan todos sus partidos por victorias a excepción del primer encuentro de la competición. Además, son los más goleadores y los menos goleados, gracias a que el portero cedido por el Atlético de Madrid, Saldaña no había encajado ningún gol desde que es titular.

A pesar de que el once tipo de Fernando Estévez parece que le da buenos resultados, estaba la duda en si le daría la alternativa a alguno de los jugadores suplentes en la competición regular, por los excelentes minutos que tuvieron frente al Guijuelo en el partido amistoso del fin de semana pasado.

Tras el parón de la competición para la recuperación de los partidos aplazados por el COVID-19, Fernando Estévez volvía a tener a todos sus jugadores disponibles para el encuentro de la quinta jornada, aunque Cedenilla, Sergio Chica y Yeiber Murillo fueron los descartes horas antes del encuentro. Los locales presentaron un once muy similar al de la jornada liguera anterior, con la variante de Aquino por Gorka Santamaría.

Recital de goles en el Nuevo Vivero

El encuentro empezó con ritmo por parte de los locales. En el primer minuto Adilson recuperaba un balón en defensa y se fue en velocidad de medio equipo visitante. La siguiente jugada acabó en un córner que Sergi Maestre remataba por encima del travesaño. Los locales habían salido a adelantarse pronto en el marcador y lo lograron tan solo en el minuto 3 de partido. Corredera cogía la pelota en el medio campo y abría a banda izquierda donde se encontraba Adilson, quien después de una serie de regates al defensa, ponía el balón en profundidad dentro del área para Tomás quien dejó en el suelo al defensa tras un espectacular regate en el área y puso el balón al fondo de la red pasando el balón entre las piernas del portero.

Todo parecía controlado por el equipo pacense, pero en el minuto 7 el colegiado melillense se inventaba un penalti sobre Joseca por parte de Dani Fernández, que convertía Huertas y ponía el empate en el marcador. El defensa del equipo local era pisado por el jugador del equipo manchego y el colegiado señalaba penalti en vez de falta a favor del CD Badajoz, algo inexplicable. Jugadas como estas son las que hacen que los aficionados pacenses pidan también el VAR en Segunda B, ya que no es la primera vez que esto les ocurre, además con el mismo colegiado. Algo que tampoco debía permitirse, por parte de la federación, es el arbitraje de un colegiado cuyo comité pertenezca a un equipo que se encuentra en el mismo sub grupo y que además, en este caso, tanto el CD Badajoz como el Melilla son los equipos que actualmente se están jugando el liderato del grupo. Con este gol se rompía la racha de imbatibilidad del portero madrileño, quien no había recibido aun ningún gol desde su debut en segunda B en la segunda jornada.

Sin embargo, en el minuto 9 los locales se volvían a adelantar, pero el asistente lo anulaba por un posible fuera de juego. Otra jugada muy dudosa que los colegiados volvían a sancionar en contra del CD Badajoz, ya eran dos en tan solo 9 minutos de partido. En la siguiente jugada los blanquinegros volvían a ponerse por delante, esta vez el gol de Corredera sí subió al marcador, haciendo justicia al juego desplegado por los locales en el Nuevo Vivero. Adilson realizó un disparo desde fuera del área y tras el rechace del portero el centrocampista catalán logró introducir el balón en la portería.

El balón parado, clave en el encuentro

El partido no tenía respiro y en el minuto 13 George Lucas volvía a poner el empate en el marcador con un remate tras un saque de esquina. Este 2-2, a los 13 minutos de partido, es el segundo más tempranero que se ve en toda la historia de la Segunda División B. Solo hay un 2-2 más madrugador en la categoría de bronce y fue el 22 de diciembre de 1996, en el encuentro entre el Oviedo B y el Manchego (2-2 en el min.12).

Los locales seguían intentando volver a adelantarse, esta vez era Corredera quien lo intentaba con un disparo desde fuera del área en el minuto 20 que se iba rozando el palo.

En el minuto 40 el equipo pacense se volvía a adelantar en el marcador. El ex canterano del FC Barcelona, Corredera, ponía un balón de falta perfecto dentro del área para que Morgado rematara el balón al fondo de la red, pero el portero visitante la sacó en la línea de gol, aunque Aquino cogió el rechace y no perdonó. El CD Badajoz no marcaba 3 o más goles en el primer tiempo de un partido de Segunda División B disputado en el Nuevo Vivero desde hacía 16 años (contra el Pájara-Playas, el 4 de abril de 2004).

A punto estuvieron los locales de poner tierra de por medio en el marcador en el minuto 42 tras una internada de Dani Fernández que Aquino no pudo rematar por milímetros. Pero para más inri ya en los minutos de añadido de la primera parte el colegiado melillense no pitaba un penalti a favor del equipo local sobre Clemente.

La segunda parte comenzó con un cambio en el CD Badajoz, entraba al terreno de juego David Concha y se retiraba Clemente que había sido duda hasta horas antes del encuentro por unas molestias que llevaba arrastrando toda la semana. Los pacenses trataban de ponerle pausa al encuentro moviendo el balón entre sus jugadores, pero sin bajar el ritmo.

Las internadas de Dani Fernández por banda derecha estaban creando ocasiones de gol en la primera parte, y en la segunda parte no iban a ser menos, a punto estuvo Aquino de rematar al fondo de la red una de esas subidas del lateral.

Los locales no podían estar tranquilos con este arbitraje. El arbitro volvía a inventarse otro penalti en el minuto 52 sobre Joseca por parte de Pablo Vázquez y Huertas empató el encuentro para los visitantes. Era Joseca el que se tropezaba él mismo con el defensor del cuadro pacense y el árbitro melillense decidía pitar la pena máxima por segunda vez, en contra de los locales. Un arbitraje que no está a la altura de esta categoría y que lo blanquinegros no se merecen, siempre castigados por el mismo árbitro temporada tras temporada.

A pesar del arbitraje los locales continuaban intentando volver a adelantarse en el marcador. Tuvieron el gol en sus botas Alayeto y Aquino, pero el balón se fue rozando el palo en ambas ocasiones. Hasta que en el minuto 28 de la segunda parte tras un saque de esquina de Corredera, Forgas, el ex del Andorra, volvía a adelantar a los locales a balón parado.

Y de nuevo las jugadas dudosas en contra del CD Badajoz. El extremo izquierdo del equipo local caía dentro del área tras un agarrón del defensa visitante que el colegiado interpretó inexplicablemente como piscinazo por parte de Aleyato.

En el minuto 85 Morgado remataba de cabeza el balón hacia la portería y Li Jinquing la sacaba bajo palos con la mano lo que le llevó a su expulsión y a que el árbitro pitara penalti a favor de los locales. Gorka Santamaría no perdonó y puso tierra de por medio en el marcador.

Tras la cuarta victoria cosechada por el CD Badajoz y el empate del Melilla, el equipo pacense seguirá en lo más alto de la clasificación otra jornada, mientras que los de Albacete seguirán colistas a pesar de las ayudas arbitrales en este encuentro.

Ficha técnica

CD Badajoz: Saldaña, Dani Fernández (Aitor Pascual, min 83), Tomás Sánchez, César Morgado, Sergi Maestre, Corredera, Pablo Vázquez, Aquino (Garka Santamaría, min 83), Adilson (Forgas, min 63), Antonio Otegui (Alayeto, min 63), Jesús Clemente (David Concha, min 45).

CP Villarrobledo: Albert Escuin, Pablo García, George Lucas, Dani Ndi, Ángel Cano, Chato (Li Jinquing, min 28), Carmelo (Álex Fernández, min 84), Nacho Huertas (Alex Jiménez, in 78), Joseca, Ander Egiluz, Sánchez.

Goles: 1-0 (Tomás Sánchez, min 3), 1-1 (Huertas, penalti, min 8), 2-1 (Corredera, min 11), 2-2 (George Lucas, min 13), 3-2 (Aquino, min 40), 3-3 (Huertas, penalti, min 53), 4-3 (Forgas, min 73), 5-3 (Gorka Santamaría, penalti, min 86).

Árbitro: Samir Amar Ahmed (Comité Melillense). Amonestó a Dani Fernández (min 36), Tomás Sánchez (min 51) y Aquino (min 77) en el equipo local y a Ander Egiluz (min 16), George Lucas (min 21), Carmelo (min 28), Ángel Cano (min 45+5) y expulsó a Li Jinquing (min 85) en el equipo visitante.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 5 del sub grupo B del grupo 5 de Segunda División B disputado en el estadio Nuevo Vivero a puerta cerrada.

VAVEL Logo