Análisis post: El Real Valladolid juega a lo que sabe, gana y convence 
Foto: Real Valladolid

Juntos, 11 gladiadores que luchan, y que lo hacen con intensidad. Esto genera una explosión en cuanto al juego. Sergio siempre se ha caracterizado por ese juego defensivo como base. Le dio buenos resultados desde el ascenso y se los vuelve a dar ahora.  Ante el Athletic y el Granada se vio una versión muy mejorada en el aspecto defensivo, respecto a las ocho primeras jornadas. Si juntas a Marcos André y Guardiola enchufados, con los otros nueve peleando como jabatos, el resultado es el partido de Los Cármenes. Trabajo, trabajo y trabajo, desde el portero hasta el delantero. 

Lo que propone Sergio, con cambios bien hechos, sin fallos atrás, y esa presión hasta el 90 como la de Jota en el tercer gol con su definición y calidad que enamora a cualquiera. Tres claras antes del gol. Guardiola, con libertad, lejos del área, ahí es muy bueno. El ariete baja al mediocampo a recibir y con tres jugadores encima, mete un pase perfecto a la diagonal de Plano, el "10" la falló. 

Otra más, pero a la inversa. Uno de tus delanteros cae a banda, arrastra a su par y esto genera la diagonal de los extremos hacia dentro. El primer gol llega así, Guardiola se abre hacia su pierna buena, saca a Foulquier de zona y Plano se va hacia el hueco que deja el lateral. Gol, esas cosas también se trabajan. Sergi a banda, de nuevo el madrileño cual mediapunta, pase filtrado y Marcos André para dentro, así llegó el segundo. Óscar Plano juega por su ayuda defensiva y porque tiene estas cosas, es verdad que pocas veces, pero las tiene, y ya van dos partidos seguidos del "10", por dentro, brillando. 

Fue la primera vez que Sergio repitió once, y es que si algo te fue bien, ¿para qué lo vas a tocar? Fede es muy importante en sus esquemas, es el único que sujeta al equipo defensivamente. Alcaraz o Kike por delante, liberados, más hacia arriba, los acompañantes adecuados tanto uno como otro.  La única opción para que San Emeterio salga del once es la vuelta de Joaquín al medio, cosa que el míster hizo ayer y funcionó para frenar a los nazaríes cuando más atacaban.

Se han pulido esos errores a base de esfuerzo, de mantener las piezas adecuadas en el campo y poner a los que más trabajan. Dependerá mucho del tipo de rival, de como marche el partido, pero el de Granada es el camino a seguir para salir de donde se preveía muy difícil. Hay que mantener este bloque, se puede tocar alguna pieza como Weissman para ganar presencia en el área o Joaquín por Fede en el medio, pero poco más.   ¿La clave de estas dos victorias? Las bandas para los laterales ofensivos, los extremos en diagonal hacia dentro, un delantero fijando, el otro sin parar de desmarcarse, y las líneas muy juntas atrás. Son muchas cosas, sí, pero se ha visto que se pueden hacer y muy bien. 

VAVEL Logo