Garrido se consagra como leyenda "cadista"
Garrido celebra un gol en Carranza / Cádiz CF

Jon Ander Garrido se ha convertido en leyenda del Cádiz CF. Para muchos ya lo era, pero el pasado domingo en el choque contra la Real Sociedad sumó 200 partidos oficiales con la camiseta cadista. De esta manera se consagra como un jugador importante en la historia reciente del club. 

Ahora en Primera, el centrocampista vasco ha tenido oportunidades para demostrar su valía en esta categoría. Algo inimaginable hace un par de años cuando el equipo se encontraba en Segunda B y Garrido siendo un jugador más de la plantilla cadista. 

Un inicio complicado

No todas las aventuras van a ser un cuento de hadas. Sino que se lo pregunten a Jon Ander Garrido y su inicio complicado en el Cádiz. El jugador llegó a Carranza cuando el equipo se encontraba en Segunda División B, inmerso en una crisis económica y una situación deportiva que no cuadraba con las expectativas de la directiva.

Fue importante en su primera temporada tras llegar en el mercado invernal de la temporada 2013/14. No obstante, al siguiente año no parecía estar concentrado con el equipo, enredado en varias situaciones negativas. El Cádiz decide enviarlo al Racing de Ferrol por medio de una cesión junto con Kike Márquez con la intención de centrar a ambos jugadores. 

A pesar de su buen año en Ferrol, las expectativas eran que el centrocampista abandonase el equipo el año pasado. Pero, el director deportivo de esa temporada, José Manuel Cordero, dio una oportunidad al futbolista de reivindicarse. Hasta la llegada de Cervera, Garrido no logró explotar como el verdadero jugador que es y juntos consiguieron el ascenso en 2016

Regreso a Segunda y pilar fundamental

Ya en Segunda, Garrido siguió bajo las órdenes de Álvaro Cervera, que renovó tras consumir el ascenso frente al Hércules. Se convirtió en un pilar fundamental del estilo 'cerverista' y estuvo a punto de ascender a Primera con el equipo en esa mimas temporada. 

Antes de la temporada de regreso a Primera, Garrido siguió su estela con el Cádiz, a pesar de arrastrar numerosas molestias y de visitar en varias ocasiones la enfermería. Cuando parecía que los caminos de ambos se separarían, Manuel Vizcaíno confirmó que Garrido estaría en el proyecto de Primera porque "se lo merecía después de todos estos años".

200 partidos y en Primera 

Lo prometido en deuda. Garrido hizo su debut en Primera división en Bilbao, su tierra, frente al Athletic. El equipo venció por un tanto al conjunto rojiblanco en un complicado choque con dos expulsados. Con la baja de Jose Mari, regresó a pisar Carranza y sumó así 200 partidos oficiales con la camiseta amarilla.

Es imposible conocer ahora si Jon Ander Garrido seguirá la temporada que viene. Ocurra lo que ocurra. Pero después de todos estos años, su fútbol ha quedado marcado en la historia del club. 

VAVEL Logo