El Sevilla sella su billete a octavos (1-2)
Fuente: Sevilla FC (Twitter)

En la tarde de hoy martes 24 de noviembre, el Sevilla ha hecho una visita a domicilio al conjunto ruso de Musaev para jugarse el pase a octavos de final. No solo ha sido especial por lo que se venían jugando ambos equipos, sino que los jugadores han podido sentir, de nuevo, el calor de los aficionados. Unos 10 000  seguidores del equipo local han podido volver a sus asientos para animar al equipo desde la grada. Sin embargo, el aliento de su afición no ha conseguido empujar lo suficiente al equipo ruso, incapaz de que los 3 puntos se quedaran en tierras soviéticas. 

Aprieta el Sevilla

A las 18.55, hora española , el colegiado italiano Marco Guida hacía sonar su silbato dando comienzo al encuentro entre ambos conjuntos. El Sevilla sabía a lo que se enfrentaba y no dudó en mostrar sus intenciones desde el primer momento. Solo le faltaron 4 minutos para adelantarse en el marcador. Ivan Rakitic anotó el primero tras un pase atrás de Lucas Ocampos. Los de Musaev se toparon con un Sevilla serio, dinámico y muy metido en el partido que conseguía recuperar el balón cada vez que intentaban sobrepasar el centro del campo.

Seguía corriendo el reloj y el Sevilla continuaba gozando de ocasiones mientras que el Krasnodar no lograba despertar. Durante el primer cuarto del partido, el conjunto de Lopetegui se hizo con la posesión del balón y no dejaba hueco alguno para que el conjunto ruso pudiera, siquiera, acercarse al área sevillista. 

En el minuto 31 los hispalenses se dieron un respiro mientras se producía un parón en el juego por una mano dentro del área local. Pese a las reclamaciones de los hispalenses, el colegiado arbitral decidió que no era penalti. 

Aunque el Sevilla se estaba encontrando muy cómodo durante esta primera mitad, el Krasnodar decidió dar un golpe en la mesa. En los últimos minutos del primer tiempo, los de Musaev tuvieron varias ocasiones. La más clara fue un error de Escudero que consiguió aprovechar el número 7 del conjunto ruso. Sin embargo, el tiro fue de lo menos acertado y lo acabó atrapando sin problemas el cancerbero checo.

Vuelta a la tortilla

La segunda mitad comenzó de una manera completamente distinta a la primera. Esta vez, el primer susto lo dieron los locales con un disparo de Viktor Claesson dentro del área que no logró entrar en la red. Los de Rusia comenzaron fuertes y seguían perseverando en empatar el partido. El segundo aviso vino causado por un error de Nemanja Gudelj que perdía el balón tras la presión de Cabella , el cual estuvo a punto de marcar a portería vacía. Para su infortunio, Koundé se adelantó interponiéndose entre el balón y la portería desviándolo hacia el poste.

Pero con tantos avisos, el gol acabaría llegando.  Después de una buena jugada en el área visitante, Wanderson consiguió empatar el encuentro. Por si fuera poco, las desgracias nunca vienen solas y minutos después, el técnico vasco se vio obligado a hacer una sustitución en el Sevilla tras una lesión de Escudero en el codo izquierdo.

El enfrentamiento seguía sin mejorar para los sevillistas. El equipo se encontraba desconcentrado con varias pérdidas de balón que pudieron costarle a los de Lopetegui más de un gol. Sin embargo, a falta de 15 minutos, se despertó el gigante dormido. El Sevilla volvía a la carga con un tiro de Koundé en la zona derecha del área que le llegaba a Idrissi pero que el marroquí no pudo rematar. Este fue el punto de inflexión para que el Sevilla se intentara imponer de nuevo el marcador en el que Munir e Idrissi fueron protagonistas

Y fue en el minuto 4 del añadido cuando Munir, tras varias ocasiones, sentenció el partido. El marroquí le pegó con rabia al balón al que no pudo llegar el guardameta del equipo ruso, asegurándole al Sevilla el pase a octavos.

VAVEL Logo