Golpe de autoridad en Mestalla
Los jugadores rojiblancos celebran el único tanto del partido // FOTO: Twitter del Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid vuelve a demostrar su poderío en Liga. El conjunto rojiblanco fue superior a un Valencia al que se impuso por cero goles a uno con un tanto de Toni Lato en propia puerta. Los rojiblancos, con un ojo mirando al partido de Champions del martes, no acusaron las rotaciones  y empatan a puntos con la Real Sociedad en lo alto de la tabla.

Llegaba el Atlético a Valencia tras el empate de hace tres días ante el Lokomotiv, y con la clara intención de superar la papeleta que se le presentaba en la tarde de hoy. Ganar en Mestalla nunca es fácil, pero si además, prescindes de tu estrella y del jugador más en forma del equipo la cosa puede complicarse, sobre el papel. Y digo sobre el papel porque Simeone lo tenía claro. Dio descanso a Joâo Félix y Carrasco, e introdujo a Lemar como principal novedad en el once. Lleva tiempo diciendo el técnico argentino que el de Guadalupe viene entrenando muy bien, y el internacional francés respondió en el campo, y con creces, a su confianza.

Thomas fue el elemento diferencial del Atlético en una primera parte que comenzó con el conjunto colchonero ejerciendo como protagonista. Los rojiblancos arrancaron percutiendo con insistencia por el costado derecho, y con Lemar como segundo punta, con mucha libertad.

Con el paso de los minutos el Valencia se iba asentando en el campo, y  en el 22’ un tiro de Racic a bote pronto a punto estuvo de sorprender a Oblak por el palo corto. Iba a ser una de las pocas ocasiones destacables del conjunto ché en el encuentro.

Los dos equipos se intercambiaban la posesión del esférico, pero el combinado madrileño era el único que conseguía generar sensación de peligro, fundamentalmente a través de disparos desde la frontal. Correa, Marcos Llorente, y un Lemar que estaba siendo el jugador más desequilibrante del encuentro, probaron, hasta en cuatro ocasiones, a un Jaume Doménech que se retiró al túnel de vestuarios como héroe local.

Tras el descanso el Cholo se cansó de esperar, y sacó de inicio a Joâo Félix en sustitución de Lodi. Necesitaba gol el Atlético, y el portugués era la opción más lógica para conseguirlo.

Así, el segundo tiempo empezó de la misma manera que había acabado el primero: con el conjunto rojiblanco como claro dominador, y con el Valencia ya instalado de forma notoria en su propio campo. Los de Javi Gracia esperaban atrás y buscaban a la contra la velocidad de sus hombres de arriba para ponerse por delante, pero las ocasiones brillaban por su ausencia.

El Cholo daba entrada a Carrasco por Saúl en el 60’, y cinco minutos después eran Vitolo y Kondogbia los que ingresaban en el terreno de juego. El centrocampista francés aportó presencia y equilibrio a un Atlético volcado en campo valencianista, pero iba a ser el de Vilvoorde el que iba a acabar decidiendo el encuentro. En el minuto 79 un buen pase filtrado de Mario Hermoso lo aprovechaba el internacional belga para desbordar y sacar un centro raso que, tras pasearse por el área pequeña, golpeaba en Toni Lato y se acababa introduciendo en la portería defendida por Doménech.

Le tocaba cambiar de plan al Valencia a falta de diez minutos, y lanzarse a por el empate. Habían salido previamente Sobrino y Gameiro para añadir dinamita arriba, pero ni con esas consiguieron inquietar los del Turia a Jan Oblak, que se marchó una jornada más con la portería cero.

Finalmente, nuevo triunfo del conjunto dirigido por Diego Pablo Simeone que consolida al equipo en lo más alto de la tabla con tan solo nueve encuentros disputados y refuerza la moral colchonera de cara a la jornada de Champions del martes.

VAVEL Logo