Se avecina
una borrasca de solidaridad verdiblanca
Foto: LaLiga

Son días fríos y llenos de lluvia los que azotan a la capital andaluza, y se suceden las noticias sobre el número de contagios por la pandemia.

Son muchas las personas que sufren necesidades económicas, y el Real Betis Balompié quiere poner su granito de arena para paliar la situación de muchas almas.

Debido a las medidas de seguridad que impiden la asistencia a los estadios para evitar contagios de COVID-19, la lluvia de peluches no va a poder realizarse en este año 2020, que ya toca a su fin.

Así, se ha puesto en marcha una nueva iniciativa por parte del club, que se puede consultar en la web www.solidaridadverdiblanca.org.

La nueva propuesta consiste en la donación por parte del club de un peluche por cada uno de ellos que compre un alma caritativa.

Hay varios peluches disponibles: una réplica de la simpática mascota bética, Palmerín, y otras tres emulando las figuras de tres miembros de la plantilla: Marc Bartra, Andrés Guardado y Joaquín. A estos cuatro se suma un muñeco articulado de mayor tamaño, que encarna la figura del capitán.

Se pondrán a la venta 3.400 peluches para disfrute de los verdiblancos más pequeños, ellos son el futuro, y de los adultos depende la obligación de inculcarles valores como la solidaridad, la generosidad y el respeto a los demás.

Es una acción solidaria diferente a como se realizó en años anteriores, antes de la pandemia, la que impide asistir a los estadios.

La primera lluvia de peluches se realizó el 22 de diciembre de 2018, en el glorioso estadio Benito Villamarín, precisamente frente al rival ante el que el Betis se enfrenta en la noche del lunes 30 de noviembre a las 21:00 horas, la siempre guerrera y rocosa Sociedad Deportiva Éibar. En el descanso del partido fueron lanzados 16.000 peluches desde las gradas del "templo" ubicado al final de la Avenida de la Palmera. Fue todo un éxito, la parroquia bética se volcó con la propuesta y se consiguió hacer más llevadera la Navidad de 2018 a muchas personas.

El "suave y blando diluvio" se repitió el 22 de diciembre de 2019 ante el Atlético de Madrid. En ésta ocasión la infantería verdiblanca redobló su esfuerzo (inagotable en sus más de 100 años de existencia) y arrojó al césped heliopolitano 17.500 peluches. Se lograron recoger 1.500 más que en la propuesta de 2018.

Se le desea la mejor de las suertes al Real Betis Balompié con esta acción solidaria, y se augura un notable éxito.

VAVEL Logo