Un Juvenil B irreconocible sucumbe ante el Rayo Ciudad Alcobendas (1-2)
Presentación de la temporada para el Juvenil B de Javier Vázquez | Fuente: www.realmadrid.com 

La quinta jornada de la competición doméstica enfrentó al Juvenil B y al Rayo Ciudad Alcobendas en el complejo deportivo de la escuadra merengue. Ambos equipos, considerados como dos de los favoritos para ocupar los primeros puestos de la tabla de clasificación, arrastraban dinámicas positivas y ascendentes, por lo que la relevancia del partido emergía como superlativa. En lo que al conjunto madridista se refiere, Javier Vázquez apostó por un once inicial competitivo en el que destacó la presencia de Julen Jon Guerrero, centrocampista ofensivo con ficha en el Juvenil C. En la misma línea, Gonzalo García continúa asentándose en la dinámica del cuadro blanco, pese a estar inscrito, por edad, en una categoría menor. 

Los primeros compases del encuentro estuvieron marcados por la igualdad. El Juvenil B propuso y generó numerosas oportunidades, pero se topó con una línea defensiva sólida y rocosa que acabó con cualquier tipo de esperanza. Sin embargo, el filial blanco prosiguió intentándolo y Manu Martínez anotó su cuarta diana de la temporada, gracias a un pase magnífico de Miguel Sánchez. Consecuentemente, el 1-0 campeó en el marcador hasta el minuto 22, cuando el Rayo Ciudad Alcobendas igualó la contienda y recibió la recompensa a la insistencia previa. Ya en el ecuador del primer acto, el conjunto visitante continuó bien posicionado sobre el terreno de juego, lo que dificultó la correcta circulación de balón de la escuadra madridista. 

El Rayo Ciudad Alcobendas obró el milagro

La segunda mitad inició siendo un calco de la primera. El Juvenil B del Real Madrid llevó la iniciativa, con balón, del juego, persiguiendo la premisa de volver a adelantarse en el luminoso del feudo blanco; no obstante, el escuadrón alcobendense se mostró resolutivo, además de seguro de su plan de juego. En el minuto 69, una magnífica acción colectiva del equipo visitante concluyó con un gol anhelado que supuso el 1-2. Por consiguiente, el filial merengue se vio por debajo en el electrónico, después de haber cumplimentado una actuación colectiva notable y, a priori, suficiente como para sumar los tres puntos. En los suspiros finales del choque, el cuadro local trató de revertir la situación, pero ni los cambios ni la artillería en ataque lograron penetrar la zaga del Rayo Ciudad Alcobendas. 

Tras caer derrotado ante el conjunto madrileño, el Juvenil B cosechó su primera derrota de la temporada, acumulando, hasta la fecha, un total de 10 puntos (tres victorias, un empate y una derrota) en las cinco primeras jornadas de la competición domestica. De cara a compromisos venideros y con un margen de mejora amplio y considerable, los pupilos de Javier Vázquez deberán reencontrase con su mejor versión, con el propósito de perfeccionar según qué aspectos del juego. 

VAVEL Logo