Betis 0-2 Eibar: así, imposible
Joaquín ante la presión de dos jugadores del Eibar. Foto: LaLiga Santander

El Real Betis Balompié sumó una nueva y humillante derrota, esta vez en casa ante el Éibar (0-2), y pierde la oportunidad de engancharse a los puestos altos de la clasificación. No mejora en juego ni actitud, y deja muchas dudas tanto defensivamente como en ataque.

El partido comenzó con un buen juego desplegado por ambos conjuntos, el Betis quería la posesión y el juego por bandas, sobre todo la de Tello, y la SD Éibar, los contragolpes. Las ocasiones tardaron en llegar, y no fue hasta el minuto 20 cuando tuvo trabajo Dimitrovic, tras un buen envío filtrado de Guido Rodríguez que recogió Cristian Tello y que, solo ante el arquero rival, cruzó su tiro para que el portero hiciera una gran parada con su pie izquierdo. A partir de esa ocasión, el cuadro verdiblanco gozó de buenos minutos, aunque sin mas ocasiones de claridad. El equipo sevillano quería tener el control, pero le faltó mucha precisión en pases, y eso propició la primera gran acción para los armeros, que, tras un mal envío del '21' bético y robo de Pozo, este pasó a Correa, que centró para el remate de Bryan Gil, que tras rechace de Joel, Inui remató a gol, anulado posteriormente por el VAR por posición ilegal del japonés.

Al descanso se llegó con poco mas que añadir, y para la segunda mitad, Pellegrini hizo su primer cambio, sacando del terreno de juego a Emerson, que tenía amarilla y se le vio algo nervioso, e introdujo a Montoya.

Tan solo corría el minuto cuatro de la segunda mitad y el Éibar se ponía por delante en el marcador. Córner botado por Bryan Gil, tocaba Burgos y Muto remató en el segundo palo solo ante la pasividad de la defensa bética, en evidencia una vez más. Tocaba remar otra vez a contracorriente, algo que no se da bien en Heliópolis.

Tras el gol, el Betis no tuvo capacidad de reacción, y poco después, tras una buena jugada por banda del Éibar y una salida incomprensible del portero verdiblanco, penalti para los armeros, que transformó Burgos con un potente disparo centrado.

Dos a cero, y el Betis realizaba un doble cambio. Entraron Loren y William por Tello y Guardado, y todo seguía igual, el equipo verdiblanco sin ideas, sin llegadas y el Éibar seguía muy cómodo. Nunca hubo una reacción que invitara al optimismo del conjunto local, y más que poder avistar algún gol sevillano, los que volvieron a tener una nueva ocasión de oro para matar el partido fueron los visitantes en el minuto 88, tras un penalti cometido por Marc Bartra sobre Inui, y que Sergi Enrich se encargó de tirarlo a la izquierda de Joel, que esta vez sí acertó y detuvo la pena máxima al filo del descuento, por lo que ya no se movió más el electrónico.

Con esta derrota, el conjunto bético acumula tres jornadas consecutivas perdiendo, y un balance de cuatro victorias y siete encuentros perdidos, sin ningún partido en tablas, lo que le sitúa en la posición número 15 de la Liga española con 12 puntos, a tan solo dos del descenso.

El Éibar, por su parte, vuelve a ganar después de cinco jornadas sin hacerlo, y respira con 13 puntos en su casillero, con tres victorias, cuatro empates y otras cuatro derrotas, que le aúpan hasta la posición 12 de la Liga.

El próximo domingo, el Real Betis visitará Pamplona para medirse a Osasuna, que se encuentra un puesto por debajo de los verdiblancos con un punto menos, por lo que se avecina un duelo de alto voltaje, donde sumar se antoja vital para ambos conjuntos.

VAVEL Logo