El Shakhtar Donetsk noquea a un Real Madrid paupérrimo (2-0)
Ferland Mendy, durante el encuentro ante el conjunto ucraniano | Fuente: www.realmadrid.com 

El Shakhtar Donetsk recibió la visita del Real Madrid en la quinta jornada de la fase de grupos de la competición europea por antonomasia, persiguiendo, ambos, la premisa de conseguir una victoria importante y decisiva a partes iguales. El encuentro, marcado por la buena dinámica del conjunto ucraniano y por la irregularidad madridista, comenzó con intensidad visitante. Los integrantes de la escuadra blanca cumplimentaron unos primeros cinco minutos dinámicos y enérgicos, con un Rodrygo Goes estelar y entonado. El dominio merengue siguió su curso y Marco Asensio estrelló un balón en el palo, acción precedida por una brillante circulación de balón. Sin embargo, un errático pase de Nacho Fernandez obligó a Raphael Varane a frenar un contragolpe del cuadro local, derivando, a su vez, en la lesión de Júnior Moraes, jugador franquicia del conjunto ucraniano que fue sustituido, en el minuto 20, por Dentinho. La elevada presión de los discípulos de Zinedine Zidane se diluyó y la entidad ucraniana se hizo con el dominio de la posesión, mostrando tranquilidad y parsimonia. 

Marco Asensio, entonado en el primer acto | Fuente: @realmadrid (Twitter)
Marco Asensio, entonado en el primer acto | Fuente: @realmadrid (Twitter)

Los minutos posteriores a la lesión del delantero brasileño, nacionalizado ucranio, fueron controlados por el conjunto encabezado por Luís Castro. Consecuentemente, el Real Madrid replegó y esperó atrás, buscando maximizar sus recursos en una de sus especialidades: el contragolpe. Marco Asensio asumió galones y se mostró activo en ataque, al igual que solidario en defensa en su banda natural, la izquierda. El extremo internacional por España dispuso de hasta dos ocasiones en los primeros suspiros del encuentro, pero se la fortuna no estuvo de su lado y el 0-0 continuó campeando en el luminoso del feudo del Shakhtar Donetsk. En la misma línea, Karim Benzema, plenamente recuperado de sus dolencias musculares, pudo inaugurar el marcador; no obstante, Trubin se enfundó la capa de héroe y repelió los disparos llegados a la portería ucraniana. 

Ya en los compases finales de la primera mitad, el delantero francés del conjunto merengue remachó un centro lateral de Ødegaard que no encontró portería, pero que sirvió para evidenciar las carencias defensivas del cuadro local. En la medular, Toni Kroos desempeñó la función de Casemiro y Luka Modric estuvo omnipresente, deshaciéndose de las críticas que cuestionan su aportación a consecuencia de su edad. Llegados al descanso, el luminoso del estadio del Shakhtar Donetsk fue de 0-0. Las tablas, a su vez, evidenciaron la igualdad existente entre ambas escuadras, aunque los visitantes generaron un mayor número de ocasiones, demostrando la artillería ofensiva de la que el técnico francés dispone.

El Shakhtar sentencia al Real Madrid

El segundo acto comenzó con un cuadro ucraniano activado y dinámico en cuestiones ofensivas, además de mejor posicionado en el repliegue. Los discípulos del técnico portugués supieron interpretar a la perfección las carencias del Real Madrid, que se vio sobrepasado por el talento en zona de tres cuartos del Shakhtar Donetsk. Asimismo, las dudas y la vulnerabilidad mermaron y condicionaron las aspiraciones del equipo visitante, que no supo dar con la tecla para desactivar el talento de los efectivos de ataque de la entidad ucraniana. Llevando a cabo intentos por desquitarse del dominio local, Karim Benzema y Ferland Mendy probaron a Trubin, pero el joven guardameta respondió a la perfección y realizó una carta de presentacion impoluta y prolífica. 

Ødegaard, desaparecido en combate y sin la relevancia que se esperaba al principio del curso | Fuente: @realmadrid (Twitter)
Ødegaard, desaparecido en combate y sin la relevancia que se esperaba al principio del curso | Fuente: @realmadrid (Twitter)

El conjunto ucraniano recibió la recompensa a su insistencia con un gol de Dentinho en el minuto 57. El tanto del delantero carioca llegó precedido por un error defensivo merengue que dejó en bandeja la diana al integrante de la plantilla del Shakhtar Donetsk. Poco después del tanto de la escuadra local, el equipo encabezado por Zinedine Zidane se mostró endeble y dubitativo, además de sin ideas en ataque. Con todo sobre el terreno de juego, la incapacidad se apoderó del Real Madrid. Sobremanera, la sentencia llegó en el minuto 82, de la mano de Solomon. El delantero israelí culminó un contragolpe de ensueño que supuso el 2-0 en el marcador del feudo ucranio. 

Las cuentas: el Real Madrid no depende de sí mismo y deberá esperar

Después de sucumbir ante el Shakhtar Donetsk en una actuación colectiva paupérrima, el Real Madrid no depende de sí mismo y se ve relegado al tercer puesto de la tabla de clasificación de la fase de grupos. De esta forma, la institución merengue deberá esperar y llamar a la épica: el Inter de Milán deberá puntuar ante el Borussia Mönchengladbach, ya sea con un empate o con una victoria. Consecuentemente, el equipo blanco se verá obligado a conseguir el triunfo en la última y decisiva jornada de la máxima competición continental, ante el cuadro germano, en lo que se presenta como una verdadera prueba de fuego. La actividad no cesa para la escuadra madridista, que se desplazará hasta el Ramón Sánchez-Pizjuán en la duodécima jornada de la competición doméstica, persiguiendo la premisa de remontar el vuelo en Liga después de caer con estrépito ante el Deportivo Alavés (1-2), en la cita número 11 de la misma. 

VAVEL Logo