Mauricio Pochettino, en la recámara
Mauricio Pochettino, durante una comparecencia mediática previa a la disputa de un encuentro frente al FC Barcelona | Fuente: Noelia Déniz, VAVEL Images

La irregularidad hecha equipo. Así es como podría definirse la dinámica que ha adoptado el Real Madrid de estos últimos meses. Después de alzar el título de la competición doméstica el pasado mes de junio, el cuadro blanco comenzó su andadura en una nueva edición de LaLiga Santander como el principal favorito, disponiendo de recursos suficientes como para liderar la tabla de clasificación de la misma. Sin embargo y a escasos días de que se dispute la duodécima jornada del campeonato liguero, la incertidumbre y las incógnitas sobrevuelan la capital española, centrando toda su influencia en lo relativo al banquillo de la escuadra madridista. La entidad vikinga cayó derrotada en territorio ucraniano el pasado martes 1 de diciembre ante el Shakhtar Donetsk, conjunto que también impuso su ley en el Estadio Alfredo di Stéfano en la primera jornada de la fase de grupos de la UEFA Champions League. Consecuentemente, la continuidad de Zinedine Zidane parece no estar asegurada, problemática que abre numerosos nuevos horizontes que serán resueltos y esclarecidos en los próximos días. 

Zinedine Zidane, discutido tras la derrota frente al Shakhtar Donetsk | Fuente: @realmadrid
Zinedine Zidane, discutido tras la derrota frente al Shakhtar Donetsk | Fuente: @realmadrid

El técnico nacido en Marsella cuenta con rédito y herramientas suficientes como para revertir la situación y la mala dinámica en la que se ha visto inmerso el vigente campeón de LaLiga Santander; no obstante, la intermitencia e irregularidad, sumadas a las lesiones, dificultan y condicionan la hoja de ruta impuesta por el entrenador francés, que acapara focos y críticas a partes iguales. Con el apoyo del vestuario y habiendo conseguido grandes gestas, su salida del cuadro merengue supondría una renuncia a lo que en una primera instancia era considerado como un proyecto ganador. Pese a ello y atendiendo a lo apuntado por diversos medios de comunicación españoles, el ex-futbolista nacido en La Castellane será examinado con lupa en los compromisos venideros, pruebas de fuego que se erigen como puntos de inflexión de la temporada. 

Mauricio Pochettino, el deseado

El que fuera entrenador del RCD Espanyol cuenta con papeletas para tomar el testigo de Zinedine Zidane al frente del banquillo madridista. Después de haber apostado por la cantera en el Tottenham Hotspur Football Club y de haber realizado una labor sobresaliente al mando del cuadro británico, en la actualidad se encuentra sin equipo, pendiente de alternativas que contribuyan a su regreso al fútbol español. El paupérrimo rendimiento del Real Madrid, sumado al mal planteamiento realizado por el marsellés y su cuerpo técnico, avalan la llegada del preparador argentino de 48 años, quien ya ha sido relacionado con el vigente campeón de Liga en numerosas ocasiones. 

Mauricio Pochettino gana enteros para hacerse cargo del primer equipo del Real Madrid | Fuente: Noelia Déniz, VAVEL Images
Mauricio Pochettino gana enteros para hacerse cargo del primer equipo del Real Madrid | Fuente: Noelia Déniz, VAVEL Images

Subsidiariamente y si finalmente Zinedine Zidane dejase de pertenecer a la entidad vikinga, también emana el nombre de Raúl González Blanco, actual entrenador del Real Madrid Castilla y capitán de la gesta cosechada por el Juvenil A en la UEFA Youth League 2019/20. El que fuera delantero referencia y jugador insignia del primer equipo se ha consolidado como un técnico camaleónico, con infinidad de recursos y variantes tanto en ataque como en defensa. Igualmente, se ha mostrado laxo a la hora de llevar a cabo variaciones en lo relativo al sistema de juego. Sin embargo, parece que el madrileño continuará al frente del filial blanco, equipo que está cumplimentando un inicio de competición doméstica notable, apostando por la juventud y el talento del bloque que conquistó la UYL en Nyon el pasado mes de agosto. 

Diciembre, el mes clave

El Real Madrid, pese a la derrota sufrida en Ucrania ante el Shakhtar Donetsk, afronta un mes complicado y exigente, en el que los resultados y el rendimiento colectivo dictarán sentencia en lo que a la continuidad de Zinedine Zidane se refiere. El coach francés se verá obligado a apostar por alineaciones iniciales competitivas que aseguren eficacia y efectividad, cuestión que no está funcionando en los últimos partidos. Asimismo, las rotaciones deberán esperar y el cuadro blanco tendrá que sobreponerse a contratiempos como las lesiones o los contagios por COVID-19. 

El vigente campeón del campeonato nacional de fútbol se medirá a equipos como el Sevilla FC, el Atlético de Madrid o el Borussia Mönchengladbach, con la clasificación para los octavos de final de la UEFA Champions League en juego. Por ende, diciembre se erige como un mes clave para determinar las aspiraciones del Real Madrid, así como la continuidad del técnico marsellés, partícipe y principal culpable de una de las épocas más doradas del club vikingo

VAVEL Logo