Partido para olvidar (0-4)
Foto: UEFA Champions League

Ambos equipos llegaban al Sánchez Pizjuán con la obligación de ganara para así conseguir la primera plaza de este grupo E. No obstante tanto Julen Lopetegui como Frank Lampard se mostraron muy conservadores en las alineaciones, confiando en los menos habituales para este duelo.

El conjunto sevillista saldría con este once: Alfonso, Navas, Gómez, Diego Carlos, Rekik, Rakitic, Gudelj, Óscar, Vázquez, En Nesyri e Idrissi.

Por otro lado, los londinense saldrían con: Mendy, Rudiger, Christensen, Azpilicueta, Emerson, Jorginho, Kovacic, Pulisic, Havertz, Hudson-Odoi y Giroud. 

El partido comenzaría mal para los sevillistas, ya que, tras una gran jugada de Havertz, el alemán habilitaba a Giroud para que batiese por el palo largo, al portero debutante, Alfonso.

A partir del gol, el Chelsea comenzó ha sentirse muy cómodo en los primeros minutos. No obstante, el Sevilla no tiraría la toalla y a pesar de estar sometido por un  gran juego "blue",  tendría alguna que otra oportunidad para igualar la contienda. 

La primera mitad terminaría como comenzó, con un Chelsea por encima en el marcador frente a un Sevilla superado durante los primeros minutos, pero que con el paso del tiempo se iría metiendo más y más en el partido. 

Por otro lado, la segunda parte comenzaría con un Sevilla muy participativo en el juego y que tras la charla de Julen Lopetegui en el descanso, mostrarían más "garra" en el partido. 

Tanta fue la mejora rojiblanca que la primera ocasión nervionense no se hizo esperar y Gudelj tuvo el empate en sus botas tras una gran volea que se marchó por poco. 

A pesar del buen ímpetu sevillista, el Chelsea asestaría el segundo tanto tras encontrar un hueco en la defensa que Giroud aprovecharía definiendo con clase, de vaselina, por encima de Alfonso. 

Tras el segundo tanto y unos minutos de "K,O" por parte de los locales, Julen Lopetegui intento revolucionar el partido dando entrada a tres jugadores de una tacada (Ocampos, Idrissi y Koundé). 

El Sevilla notaría mejoría con los cambios, pero aún así el conjunto dirigido por Frank Lampard se seguiría notando cómodo en el partido y gozando de grandes oportunidades serían frenadas por un gran Alfonso. 

El 0-3 llegaría por parte del MVP del partido, por parte de Oliver Giroud que asestaría un cabezazo imparable sobre la portería sevillista tras un gran centro de Kante. 

Las malas noticias no terminarían con el tercer gol, ya que Sergi Gómez cometería un penalti en el minuto 83, que sería transformado por Oliver Giroud que culminaba su noche perfecta con un "poker".

Con el final de este encuentro el Sevilla perdería la posibilidad de obtener la primera plaza de este grupo E de forma matemática. Después de este partido el Sevilla recibirá a un Real Madrid en horas bajas en busca de volver a su mejor nivel en LaLiga Santander.

VAVEL Logo