El Real Madrid calma las aguas con una victoria coral (0-1)
Nacho Fernández, clave en la anticipación para frenar a Luuk de Jong | Fuente: www.realmadrid.com

Después de una convulsa derrota en Ucrania frente al Shakhtar Donetsk, el Real Madrid afrontaba la duodécima jornada del campeonato de Liga con el objetivo de salvar uno de los primeros match-ball de la temporada. Subsidiariamente, el conjunto hispalense, que cayó con estrépito frente al Chelsea en la quinta jornada de la fase de grupos de la competición europea por antonomasia, encaraba el siempre complicado reto de evidenciar las carencias del cuadro encabezado por Zinedine Zidane. En un escenario imponente y complicado a partes iguales, el entrenador nacido en Marsella hacía frente a un compromiso trascendente y determinante para certificar su continuidad al frente del vigente campeón. 

Alineaciones iniciales

Sevilla FC (1-4-3-3): Bono; Aleix Vidal, Diego Carlos, Koundé, Jesús Navas; Fernando, Iván Rakitic, Joan Jordán; Lucas Ocampos, Munir y Luuk de Jong. 

Real Madrid (1-4-3-3): Thibaut Courtois; Lucas Vázquez, Raphael Varane, Nacho Ferández, Ferland Mendy; Casemiro, Toni Kroos, Luka Modric; Rodrygo Goes, Vinícius Jr. y Karim Benzema.

Los primeros compases del partido estuvieron marcados por la ocasión de Vinícius Jr. El extremo brasileño dispuso de un mano a mano ante el guardameta del Sevilla FC; sin embargo, su disparo se marchó ligeramente desviado y el 0-0 continuó campeando en el marcador. En la misma línea, la igualdad se convirtió en una constante y ambos cuadros demostraron saber manejar a la perfección diferentes recursos: esperar atrás y provocar errores, y dominar el juego y someter al rival. Poco después, en el minuto 4 del choque, Casemiro probó suerte desde una zona lejana a la portería, pero su chut no llegó a buen puerto. 

Iván Rakitic y Toni Kroos pelean por el esférico | Fuente: www.realmadrid.com
Iván Rakitic y Toni Kroos pelean por el esférico | Fuente: www.realmadrid.com

El equipo local intentó sacudirse el dominio blanco con varios centros laterales que generaron peligro, pero que no exigieron a Thibaut Courtois. Luuk de Jong, principal arma aérea del escuadrón andaluz, vio como sus virtudes eran minimizadas por Nacho Fernández y Raphael Varane, ambos concentrados en los suspiros iniciales del partido. Las imprecisiones aparecieron y derivaron en sendas oportunidades de peligros para ambas entidades; pese a ello, las tablas prosiguieron siendo una realidad. El Real Madrid buscó someter de manera constante al cuadro local, que se mostró, por momentos, inseguro con el balón y vulnerable en defensa; todo ello, consecuentemente, provocó una nueva ocasión de Toni Kroos. El disparo del centrocampista germano se marchó desviado y la escuadra merengue acarició el 0-1.

Lance del juego entre Lucas Ocampos y Vinícius Jr. | Fuente: @realmadrid (Twitter)
Lance del juego entre Lucas Ocampos y Vinícius Jr. | Fuente: @realmadrid (Twitter)

El encuentro se transformó en un intercambio de golpes en el que el equipo blanco continuó probando a Bono. En esta ocasión, Karim Benzema remachó un centro de Lucas Vázquez que el arquero hispalense palmeó cuando el gol parecía una realidad. Dubitativo en las primeras acciones de peligro, el ex-jugador del Girona se repuso y mantuvo con vida a los suyos, gracias a intervenciones de nivel y prestigio. Con todo ello, el colegiado del choque determinó el final del primer acto con el 0-0 protagonista. 

El Real Madrid golpea primero

Munir, que acabó la primera mitad con molestias físicas, fue sustituido al descanso por Óliver Torres, lo que se tradujo en un dominio de la posesión con cuatro efectivos en la medular. No obstante, el Real Madrid esperó replegado atrás, tratando de ahondar en las inseguridades defensivas del elenco orquestado por Julen Lopetegui. El conjunto local, con una chilena de Luuk de Jong, puso en jaque la portería defendida por Thibaut Courtois; sin embargo, el internacional por Bélgica detuvo el disparo y se mostró seguro bajo palos, después del error cometido en la 11ª jornada frente al Deportivo Alavés. 

En el minuto 55, una asociación sobresaliente entre Vinícius Jr., Karim Benzema y Ferland Mendy culminó con el 0-1, obra del extremo brasileño. De esta forma, el conjunto blanco tomó la delantera en el marcador gracias a una jugada de ensueño llevada a cabo por el costado izquierdo. Poco después de inaugurar el luminoso del Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, la escuadra madridista continuó fiel a su estilo y credenciales; subsidiariamente, el Sevilla FC acometió sendas variaciones tácticas, pasando a un 1-4-2-3-1 ofensivo, con un doble pivote conformado por Fernando Reges y Nemanja Gudelj. 

Los jugadores del Real Madrid celebran el 0-1 | Fuente: @LaLiga (Twitter)
Los jugadores del Real Madrid celebran el 0-1 | Fuente: @LaLiga (Twitter)

Con un sistema de juego novedoso e innovador respecto a lo alineado en el primer acto, el Sevilla FC se hizo con la posesión y, por consiguiente, con el control del esférico. El centrocampista serbio pudo sellar las tablas con una falta directa que se marchó ligeramente desviada de la portería de Courtois. Poco después, en el minuto 79, Suso pudo hacer lo propio con un disparo a pierna cambiada que cogió altura, pero no portería. Prosiguiendo con el asedio hispalense, Lucas Ocampos emuló a su compañero Luuk de Jong minutos antes con una chilena que atajó Thibaut Courtois para salvar los muebles del cuadro madridista en el minuto 86. En la acción siguiente, Karim Benzema generó peligro con un contragolpe letal que terminó el saque de esquina. 

Finalmente, el 0-1 reinó durante el tiempo reglamentario y el conjunto merengue coge aire, tras una semana convulsa en la que la derrota en territorio ucranio ante el Shakhtar Donetsk se erigió como un punto de inflexión. Por su parte, el Sevilla FC encadena su segunda derrota consecutiva como local, luego de caer en el Ramón Sánchez-Pizjuán ante el Chelsea y el Real Madrid. Con este triunfo, los discípulos de Zinedine Zidane escalan hasta la tercera posición, sumando 20 puntos; en el bando rival, el cuadro andaluz ocupa la quinta plaza con quince créditos. 

VAVEL Logo