Victoria de pasión, amor propio y compromiso 
Foto/RealValladolid

El Real Valladolid obtuvo un triunfo importantísimo para sus intereses, por ello, su técnico, Sergio González indicó que estaba “muy contento, la victoria era necesaria sobre todo para continuar con la dinámica”. Además, resaltó la reacción del equipo en la segunda parte donde “el equipo tiró de casta, no sólo estoy feliz por la victoria sino por la forma”, añadió.

Según su análisis, “el equipo jugó bien hasta el minuto quince, después hemos bajado la frecuencia y llegó el desorden”. Asimismo, consideró que “fruto del desorden llegaron los desajustes, porque no encontramos estructura defensiva. Nos creíamos que ya teníamos ganado el partido”. Pero incluso, tuvo tiempo de ensalzar el juego de Osasuna: “Compite muy bien con un sistema muy claro, sabe aprovechar los centros y nos pasó por encima”. Sin embargo, la marcha a vestuarios “fue muy dura nos hemos mirado a la cara y nos hemos dicho los errores”, confesó.

Tras esa charla en el descanso, decidió apostar por los mismos once futbolistas de inicio con “ánimo de venganza y reivindicación” y demostrar “que podíamos ganar que había sido un accidente”. Y así, lo lograron sus futbolistas, aunque no todo es felicidad para el catalán “los goles encajados siguen siendo un debe. Todavía el equipo está cometiendo muchos fallos”, explicó. Además, una máxima para su equipo es mantener “la portería a cero, dentro de la satisfacción por los tres puntos, hay cosas que mejorar”, relató.

Con respecto a la actuación de su delantero, Shon Weissman, autor de dos goles, su entrenador no puedo contener su felicidad “estoy contento tanto por el trabajo que ha realizado, como por su manera de revelarse”. Aunque reconoce que "es un futbolista que tiene mucho que dar y en el qué hay puestas muchas ilusiones”. "Hemos recuperado la sensación de que está para la causa, si es que alguna vez la habíamos perdido, y ha demostrado ser un delantero de muchas prestaciones”, manifestó.

Por último, valoró la reacción de su equipo y la intensidad para lograr la victoria: “El triunfo era muy importante, seguimos con las sensaciones, el equipo es otro, lástima empezar tan bien y luego dejarnos ir, pero me quedo con la segunda parte donde demostraron pasión y compromiso, eso es bueno para seguir creciendo como bloque”, concluyó.

VAVEL Logo