Punto de oro para el Sevilla Féminas (1-1)
Foto: Sevilla FC 

El partido comenzaría sin titubeos por parte de las donostiarra, que demostraban que iban a por el partido desde el pitido inicial. Bajo esa premisa las jugadores de la Real Sociedad iniciaron una presión en bloque y tras perdida que les dificultaría mucho a las sevillistas la salida de balón.

Todo lo explicado anteriormente desembocaría en numerosas ocasiones vascas durante los primeros minutos donde Noelia Ramos tuvo que desempeñarse a fondo para impedir el primer tanto del partido.

La portera sevillistas estuvo brillante durante los primeros lances del partido a pesar del gran juego y dominio donostiarra.

Ante esta situación, el Sevilla buscaría una vía de escape a través de las contras para así romper la alta presión que estaba sometiendo la Real Sociedad. 

Los minutos pasaban y la Real Sociedad seguía mordiendo ante un Sevilla que se defendía como podía aguantando el 0-0 y esperando su oportunidad. Oportunidad que encontrarían al borde del descanso pero que la portera donostiarra salvaría demostrando su alta calidad bajo palos.

La primera mitad terminaría como empezó, 0-0 en el marcador y dos estilos de juego muy distintos en ambos equipos.

El segundo acto empezaba con un Sevilla más atrevido tras la charla del descanso, poniendo una alta presión en  salida de balón a la Real Sociedad. 

A pesar del buen ímpetu sevillista la Real Sociedad avisaba de sus intenciones con un zapatazo que se estrellaba en el travesaño. Y tras tanto aviso, en el minuto 60 Nerea Eizaguirre culminaba con gol una increíble jugada personal. 

El gol de las vascas fue un duro golpe para las sevillistas, ya que el tanto llegó cuando mejor estaban jugando las locales. 

Aún así, y con todo el contra el Sevilla FC aprovecharía una perdida en salida de balón de la Real Sociedad para, por mediación de Ana Franco, poner el 1-1 en el electrónico. 

A raíz del empate el Sevilla se resguardaría atrás concentrándose en la defensa en bloque ante una Real Sociedad que no firmaba el empate.

No obstante, el equipo sevillista no se arrugaba y pondría una marcha más en los últimos diez minutos de partido para buscar una ocasión clara de gol. 

Finalmente, el partido terminó con tablas en el marcador, dejando un buen sabor de boca al equipo sevillista que peleó hasta el final contra toda una Real Sociedad.

VAVEL Logo