Los leones se vuelven a comer a los donostiarras
La Real Sociedad volvió a caer derrotada ante los bilbaínos. Vía: Real Sociedad en Twitter.

El mini-derbi vasco prometía emoción desde el inicio. Comenzó vibrante el encuentro, con el Athletic jugando agresivo e intenso. No salió igual de bien plantada la Real Sociedad que comenzó el choque fallando pases fáciles y perdiendo pelotas incomprensiblemente. Nico Williams destacó por encima del resto durante la mayoría del encuentro, apareciendo desde la banda y hacia el medio haciendo muchísimo daño a la zaga guipuzcoana. No supieron como pararle los pupilos de Xabi Alonso que tuvieron que soportar a un Williams muy activo e incisivo por todos lados. No generó mucho la Real, mientras que al Athletic le valió con lo que hizo en los primeros veinte minutos de encuentro.

  • Dos goles consecutivos del Athletic

Apareció una vez más como un puñal Nico Williams por la banda derecha y fue derribado siendo objeto de falta. Colocó la pelota Zarraga, quien con mucha astucia vio un hueco que había entre la barrera txuriurdin y la portería. Con un golpeo delicado, mordido pero muy preciso consiguió que el primer tanto del encuentro subiera al marcador a favor de los leones. A los cuatro minutos, un balón colgado desde la izquierda por los bilbaínos fue rematado de cabeza aunque con poca precisión por su delantero, aunque con la suerte de que pegó en la espalda de Aritz Arambarri quien con muy mala fortuna introdujo el balón dentro de su propia portería. El dominio del Athletic hasta ese momento era aplastante y se preveía una goleada, pero los leones se relajaron y dieron opciones a la Real de remontar el encuentro.

  • Pérdida, recuperación y para dentro

No estaba fino Aritz Aldasoro en el mediocentro de la Real. Perdió varios balones consecutivamente, pero uno de esos balones que perdió lo volvió a recuperar rápidamente, filtró un buen balón para Lobete quien, tras conducir el esférico dentro del área, batió al guardameta rival con un golpeo con la zurda. Gracias a ese gol la Real consiguió mantener vivas sus opciones por el empate e incluso por la victoria, pero dichas opciones se fueron esfumando según iban pasando los minutos y la Real no conseguía acercarse a la portería rojiblanca. 

  • Insistencia y error propiciado por la impotencia

Lo intento de todas las maneras el equipo txuriurdin, pero no hubo manera de encontrar el gol del empate. En los últimos instantes del encuentro varios balones colgados al área del Athletic dieron algún que otro susto. El portero realista también quiso sumarse a sus compañeros e intentar marcar gol desde un saque de esquina y más tarde desde una falta lateral, aunque sin acierto. En el minuto 97, cuando el encuentro estaba dando sus últimos coletazos Jon Pacheco se encaró cabeza contra cabeza con un jugador rival. El zaguero de la Real hizo un movimiento como para golpear al jugador rival quien, haciendo un poco de teatro, consiguió que el colegiado expulsará al central de la Real. Al final el Athletic se llevó los tres puntos en un encuentro en el que hizo todo el trabajo en los primeros veinte minutos y después supo gestionar de una manera esplendida el resultado a favor.

VAVEL Logo