Empate doloroso del Sevilla sobre la bocina
Foto: Sevilla FC

Partido muy igualado entre ambos equipos que jugaron de tú a tú durante gran parte del encuentro. Esta vez, la tornas cambiaron y fue el Sevilla quien marcaría el primer tanto en la postrimerías de la primera parte. Por otro lado, tras el gol los de Lopetegui intentaron mantener el resultado, pero Raúl Carnero igualó la contienda y puso el definitivo 1-1 en el electrónico. 

El guion del partido no fue muy distinto a lo esperado, con un Sevilla que quería la pelota y un Valladolid que sufría desde el inicio en la zona defensiva. Tras apenas siete minutos veía ya la amarilla el central Bruno, y cuatro más tarde iba a llegar la primera ocasión clara de los sevillistas. Saque de puerta que se le queda corto a Masip y que recoge Rakitic en la medular. El croata la pone rápido por dentro a Ocampos, que se queda mano a mano ante el meta y le pega de vaselina. El balón se estrella en el larguero y no llega por centímetros al rechace En-Nesyri. El Sevilla se sentía superior, pero un buen Valladolid se defendía bien en zona. 

Aun así, y a pesar de estar defendiendo de manera notable, Fede San Emeterio sacaba el brazo y por lo tanto cometía un claro penalti bajo el juicio de Gil Manzano.  Ocampos tomó la responsabilidad y convirtió el gol con tranquilidad, con un tiro raso y cerca del poste que engañó a Masip. Justo después la volvió a tener Ocampos con un remate cerca del otro palo desde la frontal. Sin embargo, los últimos minutos de la primera parte fueron más de cierta mejoría vallisoletana que de búsqueda nervionense del 2-0. 

Por otro lado, ante la falta de acierto del conjunto sevillista el Valladolid se hizo grande y a través de Raúl Carnero cerraba un empate que le sabía a gloria al conjunto de Pucela. 

Oportunidad perdida para mantener la racha positiva que solo se había roto con la derrota también en Nervión ante el Real Madrid. El equipo sevillista se queda por detrás del FC Barcelona en la tabla y le toca pensar ya, sin tiempo para mucho más, en la decisiva cita en Mestalla del próximo martes. Será entonces cuando el calendario dé un breve respiro de siete días, antes de encarar los encuentros ante Villarreal y Betis.

VAVEL Logo