Licencia para soñar en Balaídos (2-0)
Foto: LaLiga

Recibía el RC Celta de Vigo, en Balaídos, al Deportivo Alavés, después de golear el jueves a la UD Llanera, en la primera eliminatoria de la Copa del Rey. Los celestes, volvían al campeonato liguero, buscando su cuarta victoria consecutiva para alejarse de la zona baja y acercarse a posiciones europeas. Los visitantes, por su parte, llegaban tras avanzar también en la Copa del Rey, y dispuestos a reponerse de su último tropiezo liguero frente a la SD Huesca. Eduardo Coudet, realizó dos cambios en su once inicial, con respecto a la última jornada liguera. Jeison Murillo y Fran Beltrán fueron titulares en lugar de Aidoo y el lesionado Santi Mina.

El partido arrancó con el Deportivo Alavés avisando, merced a dos errores de la defensa celeste. El primer aviso llegó tras un resbalón de Renato Tapia, que aprovechó Lucas Pérez para asistir a Joselu, y el disparo del atacante babazorro, se estrelló en el cuerpo del propio Renato Tapia (2’). El segundo, llegó tan solo dos minutos después con un remate de Rodrigo Ely a la salida de un córner, que atrapó con seguridad Rubén Blanco (4’). Eran minutos de dudas del cuadro gallego, que comenzó a tranquilizarse a través del balón.

La primera para los celestes, llegó tras un jugadón entre Nolito, Iago Aspas, Brais Méndez y Denis Suárez, que acabó con un remate de Nolito que bloqueó Rodrigo Ely (12’). El Celta comenzó poco a poco a encerrar a su rival en el área y fruto de este acoso, llegó el primer tanto. Un centro milimétrico de Lucas Olaza desde la izquierda, lo cabeceó a la red Brais Méndez, llegando desde atrás a la zona de remate (19’). El gol celeste, sentó como un mazazo al equipo vitoriano, que siguió a merced de su rival durante toda la primera mitad.

Los celestes dominaron la primera mitad

La presión asfixiante del Celta, con un Renato Tapia sublime, mantenía maniatado al Alavés. Justo antes del descanso, el guardameta Pacheco salvó a los suyos de encajar el segundo taponando un remate de Nolito, que recibió un servicio de Iago Aspas, que era medio gol (44’). Se llegaba al descanso, con el Celta con el dominio absoluto, ante un Alavés impotente, que agradeció la llegada del intermedio.

Foto: Deportivo Alavés.
Foto: Deportivo Alavés.

Tras el paso por vestuarios, el Alavés se sacudió un poco el dominio celeste, intentando llegar al área rival, pero se topaba con un Renato Tapia omnipresente. Tras un desvío del peruano a córner, llegó la ocasión más clara de los de Pablo Machín. El saque de esquina, lo remató Joselu, con un soberbio testarazo, al que respondió Rubén Blanco con una soberbia parada (51’). Los babazorros adelantaban líneas y comenzaban a incomodar al Celta. Battaglia lo intentó, con un remate que se marchó alto, tras un centro de Luis Rioja (62’).

Eran los mejores minutos de los visitantes, que veían posible el empate. Néstor Araujo taponó un remate de Jota Peleteiro, que llevaba dirección portería (65’) en pleno acoso visitante, frente a un Celta que no reaccionaba. Eduardo Coudet movió el banquillo, dando entrada a Miguel Baeza y Okay Yokuslu, para intentar tener más balón. Tras una contra de manual, comandada por Fran Beltrán, Pacheco sacó un pie salvador a remate de Iago Aspas, en la primera ocasión celeste del segundo periodo (70’).

Brais Méndez sentencia cuando mejor estaba el Alavés

Pero cuando mejor estaban los vitorianos, manteniendo al Celta en su área, llegó la sentencia. Renato Tapia para Lucas Olaza, este para Iago Aspas, y el centro del atacante de Moaña, lo empujó Brais Méndez, llegando solo en el segundo palo, para firmar su particular doblete (79’). Iago Aspas, una vez más, al rescate de los suyos cuando más sufrían. El gol, terminó por sentenciar el partido y también al Alavés, que se fue desinflando en el tramo final.

Los vitorianos, encajaron su segunda derrota consecutiva y se quedan a un punto de la zona de descenso. Los de Eduardo Coudet, por su parte, lograron su cuarta victoria consecutiva, algo que no lograban desde 2014, con Luis Enrique en el banquillo, y se colocan a un punto de posiciones europeas, antes de visitar al Getafe CF. Licencia para soñar en Balaídos.

Ficha técnica

RC Celta: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Néstor Araujo, Jeison Murillo, Lucas Olaza (min. 92, Aidoo); Renato Tapia, Fran Beltrán (min. 74, Fontán), Denis Suárez (min. 70, Okay Yokuslu), Brais Méndez; Iago Aspas (min. 92, Emre Mor) y Nolito (min. 70, Miguel Baeza). Entrenador: Eduardo Coudet.

Deportivo Alavés: Pacheco; Ximo Navarro, Rodrigo Ely (min. 39, Tachi), Lejeune, Rubén Duarte; Battaglia (min. 83, Manu García), Tomás Pina, Jota Peleteiro (min. 73, Tavares), Luis Rioja (min. 83, Borja Sáinz); Joselu y Lucas Pérez (min. 73, Guidetti). Entrenador: Pablo Machín.

Goles: 1-0 (min. 19) Brais Méndez, de cabeza tras centro de Lucas Olaza. 2-0 (min. 79) Brais Méndez, a pase de Iago Aspas.

Árbitro: Javier Alberola Rojas (comité castellano-manchego). Amonestó a Néstor Araujo (min. 53) y a Nolito (min. 60) por los locales, y a Battaglia (min. 20) y Tomás Pina (min. 35) por los visitantes.

Incidencias: Partido correspondiente a la 14ª jornada de LaLiga Santander. Estadio Abanca Balaídos, a puerta cerrada.

VAVEL Logo