Análisis: Otra victoria que tarda en llegar
Koundé con la pelota / @SevillaFC (Twitter)

El Sevilla gana, pero gana por la mínima ante un Valencia que se queda a años luz de ser el de hace dos temporadas. A pesar de ello, el encuentro entre estos dos equipos no dejaba de ser un clásico en la liga española, y se esperaba de él un gran partido. El encuentro fue igualado, algo imaginable. Los dos equipos que no dejan de ser competitivos, un Valencia que contra los grandes está dando la cara, incluso saca buenos resultados; y un Sevilla ganador de gran nivel no solo español sino europeo. A pesar de ser igualado, tan solo hubo un gol y el intercambio de golpes fue escaso, pero no inexistente, pues lo hubo en varias porterías. 

El planteamiento de Javi Gracia era con tres defensas, algo que Lopetegui intentaría aprovechar con el juego por bandas. En especial forzó la banda izquierda donde se encontraba Diakhaby y Gayá como carrilero. Suso y Navas fueron quien se encargaron de quemar al lateral español que acabó el partido siendo sustituido y con necesidad de ponerse hielo debido al cansancio. 

Primer tiempo

En la primera parte del partido, el Sevilla dominó al equipo local. Tuvieron la posesión, y alguna ocasión más que el Valencia. El Valencia otro estilo de juego muy diferente. A Javi Gracia no le importaba no tener la pelota, pues su estilo de juego se basaba en el contraataque. Salidas en velocidad fueron las jugadas del Valencia más vistas, por lo que tuvieron gran importancia los carrileros. 

El conjunto hispalense en el primer tiempo realizó seis disparos, cinco de ellos se marcharon fuera del arco, y tan solo uno entre los tres palos. Del mismo modo le siguió el Valencia quien de seis disparos, tres fueron bloqueados por la zaga sevillista, dos se marcharon fuera y uno a puerta. Ese tiro a portería fue la ocasión más clara en la primera parte, que tuvo que hacer una gran intervención Bounou

Segunda parte

El segundo tiempo los porteros tuvieron algo más de protagonismo que en la primera parte, en especial Bounou, que tuvo que intervenir para evitar el gol del Valencia hasta en tres ocasiones claras. Además, durante estos cuarenta y cinco minutos el Sevilla gozó de más ocasiones que en el primer tiempo, 13 oportunidades más, frente al primer tiempo, pero de todos esos disparos tan solo dos cogieron portería y uno de ellos acabó entrando, el gol de Suso. 

Viendo el partido del Sevilla, a pesar de la victoria se le ha notado la escasez de gol y de puntería, debido al total de disparos que ha realizado, 19 en total, solo tres a puerta. A pesar de ello, los de Lopetegui lograron llevarse los tres puntos en un estadio difícil. Un triunfo cosechado en los últimos diez minutos, y ya suman cinco partidos de ganando con un gol a partir del minuto 80. 

VAVEL Logo