Entrevista. Paulino de la Fuente: "El objetivo de la UD Logroñés es mantener la categoría"
Fotomontaje: June Lavín Caballero | Imágenes (de izquierda a derecha): UD Logroñés & Blanca Castillo

Paulino de la Fuente se inició en el mundo del fútbol en las filas del Club Bansander, escuadra en la que cumplimentó actuaciones de nivel que despertaron el interés de elencos de renombre. Con unas cualidades reseñables y unas condiciones superlativas, el Inter de Milán se hizo, en 2015, con los servicios del joven cántabro, que desembarcó en las categorías inferiores del conjunto milanés con el objetivo de continuar formándose como futbolista y como persona. Posteriormente, recaló en las siempre fructíferas canteras del Atlético de Madrid y del Deportivo Alavés. En la disciplina babazorra, el habilidoso atacante santanderino se reencontró con su mejor versión, liderando al primer filial albiazul y consiguiendo machadas como el ascenso a Segunda B. Además, ostentó el brazalete de capitán, asumiendo la responsabilidad que el mismo lleva implícita. 

Paulino de la Fuente, durante su etapa en el Inter de Milán | Fuente: @paulinoo10 (Instagram)
Paulino de la Fuente, durante su etapa en el Inter de Milán | Fuente: @paulinoo10 (Instagram)

Tras haber debutado en LaLiga Santander frente al RC Celta de Vigo en el Estadio Municipal de Balaídos y siendo considerado uno de los jugadores más trascendentes de su camada (1997), Paulino de la Fuente abandonó el Deportivo Alavés y se enroló en el proyecto de la UD Logroñés, equipo recién ascendido que acostumbra a apostar por el talento y la calidad de los más jóvenes. En el cuadro riojano, el internacional por España (U16) vive su primera experiencia en la división de plata, tratando de demostrar sus aptitudes y dando rienda suelta a su inventiva y creatividad siempre que dispone de minutos y oportunidades. Asimismo, atiende a VAVEL España para tratar diversas cuestiones referentes a su trayectoria, así como a la actualidad más reciente de su nuevo club. 

Pregunta: Bueno, en primer lugar, muchas gracias por su tiempo y predisposición. Al ser la primera pregunta, me gustaría retroceder a sus inicios. ¿Cómo empezó su andadura en el mundo del fútbol?

Respuesta: Fue gracias a mi familia, a mi ‘viejo’, que le gusta mucho el fútbol. Empecé jugando en el colegio, como cualquier chaval, también en el barrio con mis amigos. Fui año tras año jugando y conseguí entrar en las categorías inferiores del Real Racing Club, me marché a Italia y así empezó un poco todo (risas). Todavía guardo muy buen recuerdo del Bansander, tengo relación con mucha gente de allí y el trato que me brindaron fue muy bueno, me ayudaron mucho y siempre les estaré agradecido. 

P: Pasó por la exótica cantera del Inter de Milán, ¿se le hizo compleja la adaptación a una nueva ciudad, una forma distinta de comprender e interpretar el fútbol y un idioma nuevo para usted?

R: Te diría que se me hizo difícil, pero en realidad no; tuve mucha suerte con los compañeros, hice amigos rápido, aunque sí que conozco a gente que lo ha pasado mal. Me integraron muy bien en el equipo, es un club que trabaja muy bien el tema de conseguir que todos se integren bien. A jugadores que tienen un idioma muy distinto les cuesta, pero en general todo va bien. Vas muy joven, con quince o dieciséis años, y cuesta, pero aprendes el idioma rápido, si puede ser en un mes, mejor que en dos o en cinco.

P: A priori, fue un cambio drástico en su vida, al tratarse de un destino atípico, pero con mucha intrahistoria, ¿qué motivó su decisión de poner rumbo a las categorías inferiores del conjunto italiano? ¿Cuál es el momento de su etapa en el equipo milanés que recuerda con mayor cariño?

R: Pues la verdad es que la decisión fue fácil, fue una de las primeras propuestas que tuve, era muy interesante todo y todo fue muy rápido. No tuvimos forma de volver atrás, lo tuve muy claro, era una experiencia muy bonita y era todo aprender, cambiar de aires; era un poco joven, pero el club facilitaba viajes para ver a tu familia, también a la inversa. No hubo ningún 'contra'.

El momento más especial fue cuando fuimos Campeones de Italia en un Inter de Milán de récord, hicimos partidos muy buenos en la primera vuelta y luego también pudimos ser campeones ante el AC Milan, y ese es el recuerdo más bonito que tengo, de los tres mejores de mi vida yo creo. 

Instantánea de Paulino de la Fuente durante su periplo en la cantera del Inter de Milán | Fuente: @paulinoo10 (Instagram)
Instantánea de Paulino de la Fuente durante su periplo en la cantera del Inter de Milán | Fuente: @paulinoo10 (Instagram)

P: Si tuviera la oportunidad de retroceder en el tiempo y darle algún consejo o decirle algo al Paulino de la Fuente de aquel entonces, ¿qué sería y por qué?

R: Yo siempre he sido un poco 'cabezaloca'. Eres un chaval, quieres jugar siempre y si no lo haces te enfadas. Eso no lleva a nada. Si no juegas, pues trabajas más. Pasas de estar una semana en el banquillo a estar tres, luego vuelves a entrar al equipo... Hay que esforzarse y trabajar. Esos arrebatos no se los recomiendo a nadie, no ganas nada.

P: Después de pasar por la cantera del Inter de Milán, regresa a España de la mano del Atlético de Madrid, otro equipo de renombre que produce jugadores de muchísima calidad. ¿Qué tal recuerda su paso por el conjunto colchonero y cómo se forjó su llegada a la capital española?

R: Tenía muchas ganas de volver a casa, todo era muy bonito en Italia, pero quieres estar cerca de tu familia, y, cuando te llega una propuesta así, no puedes rechazarla. Yo no estaba en mi mejor momento, tuve dos o tres lesiones que no me dejaron estar cómodo. Si no estás a gusto, las cosas no te salen como quieres. La etapa allí fue corta, no me pusieron ningún inconveniente, simplemente no fue el momento. Luego todo me fue bien, pero no fue el momento. 

Paulino de la Fuente pasó por la cantera del Atlético de Madrid, después de dos años y medio en Italia | Fuente: @paulinoo10 (Instagram)
Paulino de la Fuente pasó por la cantera del Atlético de Madrid, después de dos años y medio en Italia | Fuente: @paulinoo10 (Instagram)

P: ¿Considera que es complicado el salto de la categoría Juvenil a Segunda B? 

R: Es el salto más complicado. Yo pasé de la División de Honor Juvenil a Tercera, con el Alavés B, y ya me parece un reto complicado para los jóvenes. Te encuentras a jugadores que han sido profesionales, que han vivido muchos años de eso, físicamente crees que estás preparado pero realmente no lo estás. Yo tuve la suerte de pasar por el Alavés B y la verdad es que la progresión fue muy buena. Estuve en Tercera, empecé a entrenar con el primer equipo, ascendimos a Segunda B y ahora estoy en Segunda. Eso te hace llegar más tarde, pero quizá más preparado.

P: Tras poner punto y final a su periplo en la cantera del Atlético de Madrid, aterrizó en Vitoria-Gasteiz para jugar en el Deportivo Alavés. En territorio babazorro, cuajó actuaciones de nivel, siendo uno de los jugadores más importantes, ¿qué recuerda de su etapa en el equipo vasco?

R: No fue en las mejores condiciones, porque fue sin público, pero el momento del debut. Tantos viajes en Italia, en el Atlético de Madrid, al final conseguir el debut Primera División es el mejor momento, ya no solo por el debut como tal, sino porque es como un momento de alivio y satisfacción, todo junto. Dices "joder, ha merecido la pena", aunque el resultado no fue el mejor. 

P: ¿Cómo vivió el ascenso a Segunda B con el Deportivo Alavés y qué significó para usted portar el brazalete de capitán y representar a un equipo con tanto carácter y garra?

R: Se hace fácil. El trato en el Deportivo Alavés siempre ha sido muy bueno. Los entrenadores y compañeros se portaron genial conmigo y ese año tuve dos entrenadores magníficos. Me dieron confianza, el brazalete de capitán por llevar más años y así se rinde mucho mejor, estás a gusto, cerca de casa, de tu familia, amigos… Se juntó todo. Culminó todo el año siguiente con el debut, pero todo empieza ahí. Fue todo muy especial, llevábamos tres años intentando ascender y, cuando lo consigues, te quitas un peso de encima; es cumplir un objetivo. 

P: En su etapa en el Deportivo Alavés, coincidió con dos técnicos que apostaron por su talento y potencial: Iñaki Alonso e Iñigo Kalderón, ¿hasta qué punto cree que puede influir un entrenador en el desarrollo de un jugador?

R: Justo has nombrado a dos personas que, además de ser mis entrenadores, tengo una buenísima relación con ellos, hablamos mucho. Apostaron por mí personalmente y también futbolísticamente. Me ayudaron a formarme en muchísimas cosas, también a mejorar. Entre los dos, estuvieron al tres mil por cien conmigo, solo tengo palabras de agradecimiento para ellos. Les agradezco mucho que apostasen por mí como lo hicieron, tanto en lo personal como en lo futbolístico; la recompensa se dio con el debut, el jugar en una categoría mayor ahora, y en parte se lo debo a ellos. 

P: Además, consiguió debutar en Primera División ante el RC Celta de Vigo. Aunque el resultado no fuera el deseado, ¿sintió que aquellos 72 minutos ante el cuadro gallego fueron la recompensa a todo el trabajo, esfuerzo y sacrificio realizados previamente?

R: El partido se puso feo, el míster decidió dar descanso a jugadores importantes, al final el club se estaba jugando mucho, como nosotros. Y fue una forma de agradecerme todo el tiempo entrenando con ellos, lo bien que lo había hecho, fue un premio. A partir de ahí tuve más apariciones y solo tengo palabras de agradecimiento, hay que estar preparado, pero es un 'detallazo'. 

P: Puede jugar como centrocampista ofensivo, ejerciendo la labor de nexo entre la medular y la línea de ataque, y también como extremo. ¿En qué posición se siente más cómodo? ¿Cree que aún dispone de un margen de mejora considerable?

R: Me siento cómodo en ambas posiciones. Me encuentro más a gusto en banda derecha que en banda izquierda, por ejemplo, pero al final son demarcaciones en las que puede aportar mucho, puedo rendir en cualquier posición de arriba. Con 23 años todavía no he hecho nada (risas), estoy intentando aprender lo máximo posible, los compañeros me están ayudando y tengo que aprender todavía casi todo. 

P: En la actualidad, milita en las filas de la UD Logroñés, equipo por el que firmó hace unos meses. ¿Qué tal ha sido su adaptación a LaLiga SmartBank con el conjunto riojano?

R: Me lo pusieron muy fácil; desde que llegué, tanto mis compañeros, como los capitanes, como el club, siempre me han ayudado y he tenido buenas sensaciones, y se ha ido confirmando todo con el paso del tiempo. El cuerpo técnico también, los primeros entrenamientos fueron muy buenos, y ahí estamos, a ver si conseguimos el objetivo entre todos.

Presentación de Paulino de la Fuente como jugador de la UD Logroñés | Fuente: www.udlogrones.com
Presentación de Paulino de la Fuente como jugador de la UD Logroñés | Fuente: www.udlogrones.com

P: La UD Logroñés marcha decimocuarta con 24, dejando buenas sensaciones para tratarse de un equipo recién ascendido. ¿Cuáles son los objetivos del equipo a corto, medio y largo plazo?

R: Los objetivos del equipo, que es lo más importante, es la permanencia, es en lo que tenemos que tener la cabeza, aunque intentaremos escalar puestos y quedar lo más arriba posible; el objetivo es mantener la categoría, es la primera vez que compiten en esta división y mantenerse sería un salto. En lo individual te diría aportar lo máximo al equipo, dar todo y esforzarme; si es con goles, mejor, si es con asistencias, genial y si no se puede ayudar desde el césped, pues intentar hacerlo desde donde me toque. 

Paulino de la Fuente, durante un partido con la UD Logroñés | Fuente: LaLiga & Players
Paulino de la Fuente, durante un partido con la UD Logroñés | Fuente: LaLiga & Players

P: Puede que sea una pregunta ya habitual, pero, ¿considera que la ausencia de público es tan determinante como se dice? En su caso, ¿tiene ganas de disfrutar del aliento de los aficionados en Las Gaunas?

R: Tengo muchas ganas. Tuve la mala suerte de debutar sin público, aunque con el primer equipo del Deportivo Alavés ya fui convocado y había público, también en alguna pretemporada, pero al final no es lo mismo. Yo quiero ver a gente en Las Gaunas, creo que nos va a beneficiar, aunque luego juguemos como visitantes. Si metemos mucha gente en el estadio, será mejor para todos. Ojalá la cosa mejore, es lo que cuenta y lo que importa, a ver si podemos disfrutar de público que nos apriete a conseguir el objetivo. 

P: En clave selecciones, ha sido internacional por España en las categorías inferiores. ¿Cómo recuerda aquella época en la que recibió llamadas de ‘La Roja’?

R: A día de hoy y sinceramente, es la experiencia más bonita que he podido tener. Fue todo muy rápido, fue antes de ir a Italia, a finales de año, no tuve tiempo para pensarlo mucho. Tenía 15 años, todavía no había cumplido los años y recibí la llamada de la Sub-16. Fueron dos partidos contra Hungría y fue espectacular, jugué como titular, que suene el himno… Es el sueño de cualquier chaval, representar a la Selección en cualquier categoría es muy bonito. 

P: De todos los goles que ha anotado en su carrera, ¿cuál ha sido el más especial y por qué?

R: Te diría que, en la 'Final 8' que jugamos en Italia, un gol que anoto ante el Genoa Cricket & Football Club; perdíamos 1-0, conseguimos remontar… Fue el primer partido de la fase de grupos, estaba mi padre allí viéndolo y, conseguir dos goles en los últimos diez minutos, desde fuera del área, fue muy especial. Luego fuimos campeones y lo recuerdo como si fuese ayer.

P: Esta también es una pregunta habitual y frecuente para jugadores jóvenes, pero, a día de hoy, ¿cuál es su sueño y qué anhela conseguir de aquí a diez años, por ejemplo?

R: Nunca se me ha pasado por la cabeza pensar en ese tipo de cosas, no es bueno. Hay que ir trabajando poco a poco. Pienso en hacer una buena temporada, ojalá vivir un ascenso con el club, pero a nosotros nos toca pensar en el siguiente partido, en el del sábado, y si lo ganamos, pues a pensar en el próximo. Es muy complicado mirar al futuro. 

VAVEL Logo