Mendy, el muro silencioso
Ferland Mendy (Getty)

Es difícil llegar al Real Madrid y ganarte al público, al presidente, al entrenador o a los compañeros desde el día uno. Pero esto hizo Ferland Mendy.

En el verano del regreso de Zidane a los banquillos de Concha Espina, Ferland era el fichaje que menos portadas se llevaba, pero se ha convertido en un seguro de vida para Zidane. El lateral galo es un jugador que se merece un artículo por la temporada y media que lleva como el dueño de la banda izquierda más difícil del mundo.

Álvaro Arbeloa afirmaba cuando se despidió de su Real Madrid que lo difícil no es llegar sino ser titular en el conjunto blanco, solo al alcance de un grupo muy reducido. El galo ha entrado en ese grupo. Ha desbancado al que para muchos es el mejor lateral izquierdo de la historia, Marcelo.

El nivel de Mendy ha sido impecable desde el primer día hasta el último frente al Celta. Cuando no juega, el equipo se descoloca. Sin el francés el equipo sufre ya que Sergio Ramos tiene que caer a la izquierda para solucionar las subidas de Marcelo y Casemiro hacer mayores esfuerzos defensivos, en definitiva, el equipo se parte y sufre cuando no juega Mendy.

TALISMÁN EN LIGA

Además de ser indiscutible, esta siendo un talismán. Ha jugado 30 partidos en Liga con la camiseta madridista, y no conoce la derrota. Para algunos es casualidad y para otros (donde me incluyo) es sinónimo de seguridad ya que sin hacer ruido y con el cartel de recambio de Marcelo ha conseguido ganarse su puesto en el campo y en el corazón de todos los madridistas. Mendy es un muro silencioso.

Cabe destacar que la temporada pasada, el Real Madrid fue el mejor equipo defensivo de Europa recibiendo en total 25 goles en 38 partidos. De ellos, solo 9 goles fueron cuando Mendy estaba en el terreno de juego. Una vez los datos vuelven a demostrar una realidad, y es que Mendy es indiscutible y vital para el Real Madrid.   

VAVEL Logo