Excelente victoria del Granada CF ante un Osasuna que agrava su crisis
Luis Suárez celebrando el primer tanto del duelo. Foto: Pepe Villoslada / Granada CF.

Granada CF y CA Osasuna estaban citados en el Nuevo Los Cármenes este martes 12 de enero a las 19:00 horas para disputar su correspondiente duelo de la cuarta jornada de LaLiga, aplazado en su momento ya que el conjunto nazarí estaba jugando en esas fechas la fase previa de la UEFA Europa League.

El encuentro empezaba con la sorpresa de la titularidad de Pepe, que sustituía a un Foulquier que, bajo sorpresa, no salió de inicio, tal y como estaba previsto. Los primeros minutos fueron un tanteo entre ambos equipos, aunque el principal creador de juego durante la primera parte fue el Granada, que llegaba más al área contraria, mientras que los rojillos trataban de vencer a los granadinos mediante contragolpes.

La primera oportunidad clara la logró Osasuna a balón parado mediante una jugada ensayada donde los de Arrasate, en una falta, cedieron el balón desde el carril zurdo para que rematara de cabeza Calleri, al que se le fue el remate no muy desviado de la portería local.

Ningún equipo logró mantener por mucho tiempo el balón en su poderío. El Granada llevó la iniciativa en los primeros minutos, manteniendo la posesión y orden en todo momento. Llegando al ecuador de la primera parte, el juego estuvo más trabado en el medio campo, costando desarrollarlo e hilvanar varios pases continuos.

Esto no fue un gran problema para los de Diego Martínez, que no perdonaron mucho pues, con sus dos primeros tiros en todo el encuentro, provocaron el tanto que abrió el marcador. Pepe tuvo la primera desde fuera del área, que provocó el córner de donde provino el gol nazarí. Dicho saque de esquina empezó en corto, acabando el esférico, tras un rebote, en las botas de Luis Suárez que, con un chut de primeras, pegó el balón al palo corto de Sergio Herrera, no pudiendo hacer nada el portero rojillo para evitar que entrara. El colombiano no meditó mucho tiempo en qué hacer. Le llegó, remató y entró, sin más.

El Granada, tras el tanto, no retrocedió, sino que se consolidó con un fuerte bloque ofensivo, acarreando otra jugada de peligro, pero Machís, en un mano a mano, falló el disparo que podría darle más ventaja a los rojiblancos. El segundo gol fue evitado, de manera frenética, por el cancerbero visitante, que sacó su pierna para mandar el balón fuera del campo.

En una de estas jugadas, Osasuna volvió a utilizar sus contragolpes para buscar el empate. Un contraataque veloz y vertical de los navarros que acabó con una grandiosa estirada de Rui Silva, quien tuvo que volar y despejar a mano cambiada el tiro de Moncayola desde la boca del área granadina.

El tiempo iba pasando y el encuentro se iba convirtiendo en un toma y daca para ambos equipos. Ambas defensas, no muy sólidas en las jugadas de más peligro, pecaban abundantemente, no demostrando su contundencia atrás en estos minutos. Esto conllevó a que el segundo gol del Granada llegara. De nuevo, los rojiblancos, en saque de esquina, lograron el tanto de la calma. Machís, que sacó el córner, no logró encontrar un destinatario para su centro, que se fue cerrando mientras más se acercaba a la portería y, sin querer, Sergio Herrera acabó empujando el balón dentro de su portería a la hora de intentar despejar.

Ya en la segunda parte, Osasuna salió valiente y atrevido, obligado de cierta manera si quería revertir la situación que se vio en la primera parte. Tres tiros a puerta, en menos de dos minutos, demostraron que las intenciones de los rojillos habían cambiado de manera frenética. Las llegadas de Osasuna se convirtieron de esporádicas en incesantes, pudiendo meter un gol de nuevo en el partido a los navarros.

Aun así, el Granada no cayó en la trampa y, en vez de ceder, mantuvo su contundencia en la medular, evitando regularmente que las ofensivas de los visitantes pudieran pasar de tres cuartos de campo. Del mismo modo, éstos buscaban con su rápido tridente –Kenedy, Suárez y Machís- contragolpes que lograran provocar el tercer gol nazarí. En una de estas, Gonalons volvió a caer lesionado, de nuevo de sus problemas musculares, siendo una lástima para el galo, que volvía tras estar fuera de los terrenos desde que se lastimó en el encuentro ante el Eibar.

El partido continuó igual en los siguientes minutos. Ambos equipos buscaron frescura y descanso con sus cambios, aunque el dibujo sobre el tapete de juego se mantuvo igual. Osasuna continuaba, insistentemente, buscando la puerta contraria, pero los pocos disparos que tenían no eran lo suficientemente peligrosos ni dañinos para un Granada que, pese a tener las llegadas de su rival, se proyectaba tranquilo con un marcador favorable para ellos y con una defensa que cumplió a las mil maravillas con lo requerido en dichos momentos.

Finalmente, el Granada venció (2-0) y  peleó hasta el final para dejar los tres puntos en tierras nazaríes. De la misma forma, los de Diego Martínez cerraron con una victoria que los aúpan a la séptima posición con 27 puntos. Mientras tanto, Osasuna no pudo resarcirse de sus precedentes y acabó siendo derrotado. Por consiguiente, los rojillos terminan  con 15 puntos que lo colocan en la decimonovena posición, dentro del descenso y con unos resultados muy negativos, llevando sin conocer la victoria desde el 24 de octubre de 2020, encadenando once duelos sin vencer.

  •  Ficha técnica

Granada CF (2) : Rui Silva; Pepe (Nehuén, 75´), Germán, Domingos Duarte, Carlos Neva; Gonalons (Eteki, 54´), Montoro (Milla, 64´), Yangel Herrera; Machís (Soldado, 75´), Suárez, Kenedy (Puertas, 64´)

CA Osasuna (0) : Sergio Herrera; Roncaglia, Aridane, David García, Juan Cruz; Moncayola, Oier (Torró, 64’), Rubén García (Kike Barja, 71’); Roberto Torres, Calleri (Enric Gallego, 71´), Jony (Budimir, 64´)

Goles: 1-0 Luis Suárez; 2-0 Sergio Herrera P.P;

Árbitro: Pablo González Fuertes (comité asturiano). Ha amonestado al local Domingos Duarte y a los visitantes Oier, Rubén García, David García, Enric Gallego.

VAVEL Logo