El Atlético de Madrid fem avanzó a la final de la Supercopa de España
Foto: @AtletiFemenino

El Atlético de Madrid se clasificó a la final de la Supercopa de España, tras dejar en el camino al Barcelona féminas luego de 120 minutos que finalizaron con marcador de 1-1 y tras una tanda de penales que se decantó para las colchoneras. El encuentro se escenificó en Almería, en el Estadio Municipal de los Juegos Mediterráneos.

Sánchez Vera salió a la cancha con Lindahl en portería, Laia, Tounkara, Van Dongen y Guagni en defensa, en la mitad de la cancha jugaron Mesi, Amanda Sampedro y Santos, mientras que en la delantero puso a Deyna Castellanos, Knaak y Ludmila Da Silva, con un tradicional 4-3-3.

El Barcelona se encontró con una baja de última hora, ya que no pudo contar con Lieke Martens por molestias en la pierna derecha. A pesar de esta baja sensible para las dirigidas por Lluís Cortés, las catalanas conseguían dominar el partido de principio a fin, controlaban el balón a su antojo y las colchoneras solo esperaban, Lindahl se convertía en la heroína del encuentro, estando muy bien parada ante los constantes ataques del Barcelona. A pesar de los muchos intentos del primer tiempo, la primera parte acabó 0-0.

A pesar de ello, quienes se iban a adelantar en el marcador, eran las colchoneras, Deyna Castellanos remató desde fuera del área en el minuto 65, y en su afán de evitar el remate de la venezolana, el balón impactó por la parte trasera de su brazo, y la árbitra siendo muy rigurosa, pitando penal que terminaba intercambiando por gol Van Dongen, quien engañó por completo a Paños. 

El Atlético seguía muy bien organizado en defensa y evitaba que los constantes ataques de las chicas de Cortés perforaran las redes colchoneras. Sin embargo, todo cambiaba en el 90, cuando Diallo comete una falta a Putellas, esta misma sería la encargada de cobrar un magnífico tiro libre con pierna zurda, dejando sin muchas opciones a Lindahl que no tuvo otra opción que dejar igualar el marcador. Con este resultado, el partido se iba a la prórroga. 

En el período complementario, las cosas no cambiaban mucho, el Barcelona se mantuvo al asecho y Lindahl evitó los ataques de las jugadoras catalanas. El partido se definía en la tanda de penales. 

Una tanda de penaltis de infarto

La tanda de penales la inició el Atlético de Madrid por intermedio de Diallo, la francesa la estrelló en el palo izquierdo. El primer turno para el Barcelona fue para Hermoso, quien también la estrelló en el vertical derecho. La segunda ejecutante para las colchoneras fue Deyna Castellanos, quien cobró fuerte arriba a la izquierda, dejando sin opciones a Paños, quien aunque adivinó el lado de la ejecución, poco pudo hacer. 

La siguiente ejecutante culé fue Mariona, quien también la envió al travesaño, pero en esta ocasión fue al horizontal. La tercera que se paró en el punto penal por el Atlético fue Van Dongen, repitió el mismo lado del penal durante el partido, y en esta ocasión Paños si adivinó. Luego el Barcelona por intermedio de Serrano tenía la posibilidad de igualar las acciones, sin embargo su remate impactó en Lindahl. A estas alturas tras tres remates por cada equipo y el marcador iba 1-0 en la tanda, con la única conversión de Deyna

La cuarta cobradora por el Atlético fue Laurent, quien cambió su remate por gol, colocando el 2-0 en el marcador, obligando a las catalanas a marcar la siguiente ejecución. La cuarta ejecutora fue Torrejón quien finalmente anotó el primer gol del equipo en esta tanda. Con todo a su favor, Guagni llegó para cobrar la quinta pena máxima, sabiendo que si marcaba escribían su nombre en la final. No falló en su cita con el gol, con una carrera corta, cruzó su remate, y aunque Paños adivinó su intención, no pudo detenerla.

Así pues, el Atlético inscribió su nombre en la final de la Supercopa Femenina 2021, donde se enfrentará el próximo sábado al Levante que previamente había vencido al Logroñó 3-1. 

VAVEL Logo