La poca efectividad tapa el buen juego
Los jugadores de la Real se lamentan en la tanda de penaltis / Foto: Real Sociedad

Desde que arrancó la temporada la Real está practicando un juego muy atractivo y muy bueno, saliendo con la pelota jugada y generando infinidad de ocasiones. Pero últimamente no está valiendo para lograr resultados y es increíble cuánto le cuesta marcar gol. A principio de temporada también le costaba mucho marcar goles. Por ejemplo aquel partido contra el AZ Alkmaar donde fueron necesarios 28 disparos para marcar un solo tanto o el partido en Croacia donde tiraron 18 veces para marcar también un gol. Pero esos goles valían para darle la victoria y ahora no pasa eso, ya que marcan muy pocos y si marcan goles los errores defensivos que hace meses no sucedían ahora suceden. La mala racha parecía que se iba a terminar despues del derbi disputado el 31 de diciembre en San Mames. Donde la Real realizó un partido muy sólido ganando 0-1 y en uno de los partidos más importantes de la temporada como son siempre los derbis. Pero desde entonces no ha cambiado nada, ya que la Real no ha ganado ni un solo partido de los tres disputados.

Datos muy preocupantes: 

 

La crisis de resultados comenzó después de ganar el partido contra el Cádiz a finales de noviembre. Desde entonces la Real ha encadenado una racha que casi le costó la eliminación en la Europa League, donde de ser líder ha pasado a ser quinto y con dos partidos más que el Sevilla (6 en Liga). Y se ha eliminado en la Supercopa de España frente al Barcelona fallando también muchas oportunidades y fallando tres lanzamientos en la tanda de penaltis. 

Los Donostiarras desde entonces han tirado 164 veces, una media de 12,6 tiros por partido.

Han marcado 12 goles, con una media que no llega ni a un gol por partido (0,92)

Con estos datos se ve que los de Imanol siguen generando muchas ocasiones, pero la efectividad es tan baja que con una media de casi 13 tiros por partido no llegan ni a la media de un gol por partido (0.92).

Se espera mejorar

 

Todo indica que las cosas deben de mejorar, ya que es muy difícil que una plantilla con la calidad que tiene esta  falle tanto durante toda la temporada. Lo más difícil, que es generar ocasiones, se sigue haciendo. Además se está recuperando a gente clave de las lesiones sufridas y las duras experiencias como la de la Supercopa ayudarán a levantar al equipo ante las adversidades.

VAVEL Logo