Illarra vuelve con mucho protagonismo
Illarra en su vuelta frente al Córdoba. / FOTO: Real Sociedad

Lejos queda ya el 31 de agosto de 2019. Por aquel entonces, la Real se enfrentaba al Athletic en San Mamés, y el guipuzcoano salía de titular. En el minuto 36, debido a varios problemas en el tobillo, tuvo que ser sustituido, y no volvió a aparecer hasta más de 500 días después.

Una larga espera

Durante los más de 15 meses de recuperación, Asier Illarramendi tuvo que superar un gran calvario. Tres veces pisó el quirófano, hasta poder encaminarse hacia la recuperación total. Según contó el propio Asier en una entrevista para el Diario Vasco, pasó un largo tiempo hasta que se pudo dar con el problema. Ni se veía cerca de volver justo antes del confinamiento, ya después de 6 meses de recuperación, y dos operaciones. "Unos días me sentía muy bien y otros, muy mal", comentaba. Tras estar todo el confinamiento haciendo ejercicios para reforzar la zona, ya en julio, y con la temporada retomada, viajó a Londres, donde tuvo que volver a ser operado, y como el mismo Illarra confesaba, " empezar de cero". Es por todo ese tiempo por lo que la vuelta del capitán a los terrenos de juego se esperaba como agua de mayo en Donostia. 

Reaparición y buenas sensaciones

Fue frente al Córdoba, en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey cuando reapareció. El cuatro de la Real, lejos de tener una actuación intrascendente, dejó buenas sensaciones en ataque y un gran corte providencial en defensa. Salió como titular, y disputó los primeros 45'. Al paso por los vestuarios, dejó su sitio a Guridi, pero esa primera titularidad después de tanto tiempo fue una gran declaración de intenciones por parte de Imanol.

Tras tres días de su vuelta, el entrenador oriotarra decidió darle descanso en el choque liguero frente al Betis en el Reale. Vio el encuentro desde el banquillo, y le sirvió como preparación para el partido de copa frente al mismo rival tres días después. Y es que ese descanso del que disfrutó durante el fin de semana hizo que volviera a ser titular, pero no tuvo fortuna. El jugador realista solo pudo estar sobre el campo hasta el minuto 47, cuando el colegiado del encuentro, Mateu Lahoz le mostró la segunda amarilla, y fue expulsado, no sin dejar lugar a la polémica y a las reclamaciones.

Esa roja que recibió en el partido copero, haría que, en caso de no llegar a buen puerto la apelación de los donostiarras, el capitán tuviera que perderse el próximo partido disputado por la Real en la competición del K.O, que en este caso sería la final de copa frente al Athletic.

Después de salir expulsado frente al Betis, y ser un más que claro condicionante en el desenlace de la eliminatoria, Alguacil no pierde la confianza puesta sobre Asier. Tanto que volvió a ser titular en Villarreal. Como ha venido siendo habitual, el cuatro no volvió al verde tras el paso por los vestuarios. No sin antes haber protagonizado una gran primera parte, creando mucho peligro y dominando a un Villarreal que no tuvo otra que permanecer encerrado sobre su área. 

El problema de las amonestaciones

Tras su vuelta, el mutrikuarra ha visto 4 amonestaciones en 3 partidos. Entre ellas, una expulsión por doble amarilla. Habiendo jugado solo 137 minutos, es una estadística a tener en cuenta. Esta tendencia deja clara la falta de ritmo y de acomodo que tiene Illarra a la competición, tras más de año y medio sin jugar. Todas sus tarjetas, alguna más rigurosa que otra, han sido por llegar tarde en a los cruces

VAVEL Logo