El sufrimiento de Miranda reflejado en lágrimas
Fuente: LaLiga

Que el Betis es un sentimiento más que un hobby está más que demostrado. Tras la derrota ante el Athletic Club de Bilbao en cuartos de final de Copa del Rey esto quedó demostrado también sobre el césped del Villamarín. 

El Betis hizo lo imposible por volver a disputar una semifinal copera y sobre el campo fue superior a un Athletic que aprovechó lo que tuvo. Pero el despiste del último minuto acabó costando el duelo. En la prórroga ocurrió poco y en los penaltis la suerte decantó la balanza hacia el lado de los rojiblancos. Tras el encuentro, la palabra orgullo fue la más repetida para definir lo ocurrido en el Villamarín. Pero el Betis dejaba de soñar con otra final de Copa y eso se convirtió en un palo para los futbolistas que visten la elástica verdiblanca.

Juan Miranda, canterano bético que regresaba a casa este mismo verano tras pasar por las filas de FC Barcelona y Schalke 04, se mostró visiblemente emocionado tras consumarse la derrota. El lateral zurdo fue titular y aguantó 105 minutos sobre el césped pero unas molestias musculares no le permitieron seguir luchando por "su Betis". 

El futbolista de Olivares rompió a llorar en cuanto Yuri Berchiche consiguió batir a Joel desde el punto de penaltis. El sueño copero se esfumaba y con ello la ilusión de un niño que siente desde pequeño los colores del equipo de las trece barras. Y es que si el palo fue grande para los futbolista, este dolor se multiplica cuando, defendiendo al equipo de tu vida, ocurren estas cosas.

Y es que sobre el césped, Miranda fue el reflejo de todos los béticos que vieron a su equipo en semifinales antes de que el cabezazo de Raúl García llegase al fondo de las redes. Y el llanto del '33' no encontró consuelo ni siquiera en el hombre de un veterano como Joaquín, que intentó consolar sin éxito a otro canterano.

Al Betis se le escapa el sueño copero y a Miranda la ilusión de seguir avanzando en el torneo del KO con su Betis, pero los verdiblancos están preparados para seguir creciendo y, ojalá, el de Olivares pueda seguir haciéndolo aquí. 

VAVEL Logo