El Sevilla baila frente al Getafe 
Óliver Torres con la pelota / [email protected] (Twitter)

El Sevilla tras encadenar hasta seis victorias consecutivas tanto en liga como en copa, recibía en el Sánchez-Pizjuán al Getafe. Los de Pepe Bordalás venían de una derrota y un empate contra dos equipos vascos, Athletic Club y Deportivo Alavés. Los de Lopetegui venían a este partido buscando la victoria aprovechando el pinchazo del Villarreal por empatar en Elche. 

El enfrentamiento comenzó dinámico, pues en poco tiempo ambos equipos tuvieron acercamientos. Por parte del Getafe, tenía ataques más rápidos y con menos balón. La primera gran oportunidad de los madrileños llegó en el minuto 19. Tras un centro de Damián Suárez que tocó en Ocampos, Nemanja Maksimovic remató un balón que se marchó rozando el palo. Más tarde, Lucas Ocampos también tuvo un remate que se fue cerca de la portería.

En el minuto 35, Óliver Torres dio un pase a la espalda de la defensa para que Joan Jordán corriera hasta línea de fondo y enviara el centro. El pase fue rechazado por Rubén Yáñez, a pesar de ello, le cayó a Ocampos la pelota y la empujó al fondo de la red. Cuando parecía que el Sevilla se ponía por delante, el VAR le comentó a Martínez Munuera que revisara el tanto, y finalmente, lo anuló porque la pelota golpeó en la mano del argentino. 

Al Sevilla, la acción del gol anulado pareció dejarles marcados, pues esa decisión fue criticada por toda la grada y el banquillo sevillista. Tras esa jugada, el partido no tuvo muchas más ocasiones. La más clara la tuvo Maksimovic que probó suerte desde la frontal, pero se le marchó fuera. 

En la segunda parte, el partido tuvo otro estilo debido a la expulsión de un jugador del Getafe. El capitán del Getafe, Djené, pisó el tobillo de Ocampos en una disputa. Por un lado, el argentino se quedó tendido en el suelo gritando por el dolor, mientras el VAR y Martínez Munuera revisaban la jugada. Finalmente, el árbitro le mostró la roja al central del Getafe. Además, Ocampos tuvo que ser sacado en camilla del terreno de juego, debido al fuerte pisotón del togolés. Martínez Munuera también tuvo que expulsar a ambos entrenadores, Lopetegui y Bordalás por una discuta que tuvieron al sacar al argentino del campo. 

El Sevilla logra romper el marcador

El Sevilla pudo aprovechar la expulsión de Djené, pues los de Bordalás se cerraron atrás lo que permitía a los hispalenses jugar en tres cuartos de campo. A pesar de ello, el Getafe mantenía la portería a cero, pues el Sevilla no lograba pasar. No fue hasta el minuto 62, cuando Jordán envió un balón por encima de la defensa para la llegada de Munir, quien envió la pelota al fondo de la red. El hispano marroquí logró abrir la brecha, que más tarde aprovecharían los hispalenses. 

Los locales querían sentenciar el partido, y lo pudo hacer gracias al gol de Munir. El primer tanto obligó al Getafe a buscar un empate y poder puntuar, eso permitió dejar más espacios, e incluso, poder golpear. Papu Gómez fue quien aprovechó esa debilidad. El argentino recién llegado, quiso estrenarse con un gol desde la frontal del área con su pierna izquierda. Papu estrenó su cuenta goleadora y lo celebró con todo el equipo con su baile que el mundo del fútbol conoce. 

Celebración del gol de Papi / @JRMORALES_SFC (Twitter)
Celebración del gol de Papi / @JRMORALES_SFC (Twitter)

El marcador no se quedaría ahí, pues En-Nesyri quería un gol tras ser nombrado el jugador del mes de enero. El marroquí anteriormente había marcado, pero el VAR le anuló el gol por fuera de juego posicional de Franco ‘Mudo’ Vázquez. El delantero del Sevilla se plantó solo contra el portero, y tras dejarlo en el suelo y regatearlo, envió el balón al fondo de la red para hacer el 3-0 final. 

Los de Lopetegui consiguieron los tres puntos, aprovechando el empate del Villarreal. El Sevilla se distancia del equipo de Unai Emery por seis puntos y con un partido menos de los de Nervión. Con el partido pendiente del Barça, mañana 7 de febrero, el Sevilla se pone tercero en liga. Un partido que destacado por la lesión de Ocampos y la roja a Djené, que permitieron al Sevilla marcar tres goles en un partido muy cómodo. 

 

VAVEL Logo