Crónica Celta de Vigo 3-1 Elche FC: Santi Mina no falla dos veces
Santi Mina celebra el 3-1 junto a Augusto Solari | Imagen: LaLiga

Y apareció la luz al final del túnel. Después de una serie de partidos en los que el Celta competía bien ante sus rivales, pero se quedaba a las orillas de la victoria, una gran actuación en Balaídos ante el Elche le vale para conseguir un más que merecido triunfo.

Propuesta valiente

El Celta de Vigo se encontró con un Elche dispuesto a todo y sin miedo a nada, atreviéndose a quitarle la posesión del esférico al conjunto local desde el primer instante. Una presión en bloque alto por parte del cuadro ilicitano imposibilitaba la salida de balón de los del Chacho Coudet. Eso sí, una vez sorteada dicha presión, los Nolito, Aspas y compañía se frotaban las manos con la cantidad de metros que dejaba la zaga ilicitana.

Los cambios obligados por lesión mermaron el plan inicial de Jorge Almirón

Fueron varios los avisos del cuadro olívico, destacando una gran intervención de Édgar Badía a disparo cruzado de Nolito desde la frontal. El Elche, por su parte, también merodeaba el área rival y Raúl Guti metió el miedo en el cuerpo de los celestes con una volea que se marchó lamiendo el poste. Llegábamos al último minuto de la primera parte sin goles, pero en un un instante, el partido se puso patas arriba.

Dos minutos locos

El 1-0 llegó tras una preciosa jugada que nacía en las botas de Denis Suárez. El cerebro del Celta encontró solo entre líneas a Iago Aspas, al que si le dejas un solo centímetro, te la lía. El de Moaña conectó a su vez con Nolito. El gaditano amortiguó la pelota con un toque sutil para dejar solo en el mano a mano con Édgar Badía a Santi Mina. El delantero celeste engañó al guardameta catalán y definió colocando al primer palo.

Aprovechando la desconexión del Elche justo antes de llegar al descanso, volvió a aparecer la varita de Iago Aspas. El Príncipe de las Bateas hizo magia filtrando un pase a línea de fondo para la llegada de Nolito. De nuevo, el de Sanlúcar de Barrameda convirtió un simple toque de primeras (con el exterior de su bota derecha) en una asistencia. Esta vez, para dejar en boca de gol a Brais Méndez tras eliminar tanto a Édgar Badía como a Gonzalo Verdú. En un abrir y cerrar de ojos, los ‘celtiñas’ ponían el 2-0 en el luminoso de Balaídos.

Brais Méndez marca el 2-0 | Imagen: LaLiga
Brais Méndez marca el 2-0 | Imagen: LaLiga

Miedo y sentencia

No obstante, los pupilos de Jorge Almirón se repusieron tras el paso por el túnel de vestuarios y recortaron diferencias tan solo 6 minutos después de comenzar el segundo tiempo. Rigoni fue el encargado de convertir el 2-1 en un despiste de Rubén Blanco, que queriendo evitar el saque de esquina, le entregó el balón a Guido Carrillo. El delantero argentino la centró rápidamente para que rematase Rigoni a portería vacía.

Los jugadores del Celta lamentan el 2-1 de Rigoni | Imagen: LaLiga
Los jugadores del Celta lamentan el 2-1 de Rigoni | Imagen: LaLiga

El miedo de ver cómo su rival podía darle la vuelta al marcador se apoderó del Celta. Los vigueses no eran capaces de salir de su propio campo y el Elche volvía a embotellarlos al igual que ocurrió durante algunos momentos del primer tiempo. Era una especie de ‘déjà vu’

Santi Mina no marcaba un doblete desde el 5 de mayo de 2019

En el minuto 68 apareció el hombre del partido, Santi Mina, quien convirtió su segundo gol de la noche mediante un espléndido remate cruzado con el interior del pie derecho a centro de Augusto Solari. El argentino, quien recibió un pase al hueco perfecto por parte de Néstor Araújo, suma 2 asistencias desde que llegó a Vigo.

Don Renato Tapia

Sería delito no destacar la, una vez más, actuación descomunal del 14 del Celta: don Renato Fabrizio Tapia Cortijo. El mediocentro peruano volvió a impartir una masterclass de la posición, mostrando una excelente lectura de juego y colocación defensiva en todo momento. Está totalmente concentrado desde el primer minuto hasta el último, corrigiendo todos los errores de sus compañeros a la perfección.

Renato Tapia recupera un balón ante Lucas Boyé | Imagen: LaLiga
Renato Tapia recupera un balón ante Lucas Boyé | Imagen: LaLiga

Y finalmente, el marcador no se volvió a mover. El Celta consigue de esta manera su primera victoria en 2021. Desde ya toca pensar en el siguiente partido en Mestalla frente al Valencia, el próximo sábado 20 de febrero a las 18:30. Eduardo ‘Chacho’ Coudet no podrá contar para el encuentro ni con Brais Méndez ni con Iago Aspas por acumulación de tarjetas, lo que supone un grave contratiempo para el técnico celeste. Ahora bien, sí podrá echar mano de un Santi Mina en estado de gracia y ansioso de enfrentarse a su ex equipo.

VAVEL Logo