El Barça pasa a semifinales en la prórroga tras ir 20 abajo (103-93)
Oriola defendiendo a Larkin en el Palau. Foto: Noelia Déniz.

El Barça Basket se clasificó para las semifinales de la Copa del Rey 2021 tras un partido agónico en el que empezaron perdiendo de 20 puntos. Los de Sarunas Jasikevicius poco a poco fueron cogiendo el toro por los cuernos y fueron recortando distancias hasta ponerse por encima en el marcador en los minutos finales, pero un Unicaja irreverente mandó el partido a la prórroga con una canasta a menos de un segundo para el final. En el tiempo extra, pese a los minutos iniciales empatados, apareció Corey Higgins para solventar el encuentro con grandes secuencias de tiros de dos y puso a los azulgranas en la siguiente ronda. Baskonia, que también pasó de ronda, será su inminente rival que le buscará cerrarles el paso a la final de Copa.

Inicio horroroso

El partido no pudo comenzar peor para el conjunto ‘culé’. El Barça Basket llegó a los nueve minutos de juego con un 9-29 en contra y con la sensación de que, por muy bien que defendieran, Unicaja les seguiría metiendo puntos, pues los andaluces, comandados por un Darío Brizuela enorme, anotaban en todas sus posesiones y tenían un acierto en el tiro exterior prácticamente irreal.

Remontada lenta

Sin embargo, poco a poco el Barça le fue cogiendo el puntillo al partido y se fue reencontrando consigo mismo a través de unas actuaciones destacadas de Calathes, Westermann y, sobre todo, Corey Higgins. El estadounidense tiró del carro siempre que se le necesitó y, una vez en la prórroga en el 88-88, empezó a enchufarlas de todos los colores para ir abriendo la brecha definitiva que les auparía a las semifinales de forma merecida pero tremendamente sufrida. El Barça se durmió en el tramos inicial de partido pero, sudando la gota gorda, terminó ganando un partido que se le había puesto cuesta arriba.

VAVEL Logo