Jordi Alba: "No hay excusas"
Jordi Alba en un partido con el Fútbol Club Barcelona durante la presente temporada | Foto de Noelia Déniz, VAVEL

Lo vivido el martes en la Ciudad Condal ante el Paris Saint-Germain supuso un varapalo anímico para un Fútbol Club Barcelona que continúa inmerso en un año de transición. El equipo de Ronald Koeman, que está más fuera que dentro de la UEFA Champions League y que deberá remontar al Sevilla de Julen Lopetegui si de verdad quiere seguir teniendo opciones reales a, al menos, levantar un título al término de la presente temporada, afrontaba el encuentro correspondiente a la jornada 24 de LaLiga Santander con la idea de no dejar escapar más puntos y mantener la buena racha que llevaba arrastrando desde el pasado 5 de diciembre, cuando perdieron su último duelo liguero. En la tarde de este domingo, el conjunto azulgrana recibía al Cádiz de Álvaro Cervera, que se vería obligado a reaccionar tras haber encadenado cinco partidos sin puntuar. De esta forma, el Camp Nou se convertía en el escenario de un choque de alto voltaje, en el que distintos intereses estarían en juego. Por un lado, el equipo del técnico holandés velaría por seguir manteniendo como reales sus opciones a reengancharse a la lucha por entonar el alirón al final de la temporada y, por el otro, el conjunto de 'La Tacita de Plata' lo haría para seguir escalando posiciones en la tabla clasificatoria.

Pese a los esfuerzos realizados sobre el terreno de juego y a la efectividad de Leo Messi, incapaz de fallar desde los once metros el gol que supuso la apertura del marcador en el partido después de que 'Fali' cometiera penalti sobre 'Pedri', el Fútbol Club Barcelona, con "resaca" de la derrota europea sufrida hace apenas cinco días, concedía un empate imperdonable después de que Clément Lenglet derribara a Rubén Sobrino en el área de Marc-André ter Stegen a escasos minutos del pitido final. Así, los azulgranas demostraron no ser capaces de levantar cabeza ni cuando la vida les da una segunda oportunidad. Porque la tenían y más teniendo en cuenta que el Atleti de Diego Pablo Simeone "pinchó" este sábado ante el Levante de Paco López en el Metropolitano y perdió fuelle en su lucha particular por asegurarse el título. Los cadistas, de la mano de Álex Fernández, nivelaron el marcador y firmaron las tablas dejando al conjunto azulgrana a cinco puntos del Real Madrid de Zinedine Zidane y a ocho del equipo rojiblanco, todavía líder.

Al terminar el encuentro, el jugador del Fútbol Club Barcelona, Jordi Alba, valoró el reparto de puntos conseguido. El jugador de Hospitalet de Llobregat no quiso poner paños calientes al empate firmado ante el Cádiz. "Es culpa nuestra. Estamos muy jodidos. El rival se encerró mucho y buscaba una jugada aislada y así pasó. Los culpables somos nosotros porque teníamos una oportunidad única para estar arriba", admitió el lateral ante las cámaras de Barça TV.

Lo que sí dejó claro Jordi Alba fue que, si quieren aspirar a ganar la Liga o a hacerse con la Copa, no pueden cometer errores como los que sí tuvieron ante el conjunto cadista. "Queda mucho, pero no podemos dejar escapar estos puntos. No hay excusas. No hemos podido ganar y es una lástima. Hay que mejorar muchas cosas. No se puede permitir esto. Sabíamos que sería un partido difícil y que se encerrarían en su campo. Somos el Barça y no hay excusas. No hemos aprovechado nuestras oportunidades", insistió el defensa.

Pese a admitir su decepción, Jordi Alba se negó a tirar la toalla. "Tenemos que seguir. Creo que el equipo lo ha intentado y tenemos que competir en las tres competiciones que tenemos", concluyó.

VAVEL Logo