El Real Valladolid cuesta abajo y sin frenos
Foto: Real Valladolid

El Real Valladolid solo ha conseguido una victoria en las últimas doce jornadas, 0-1 ante el Getafe el pasado 2 de enero en el Coliseum. En los partidos a priori y a posteriori el conjunto de Sergio González no ha conseguido sacar los tres puntos, sumando cinco empates y seis derrotas. Un bagaje que hace que el Pucela se encuentre 19º con 21 puntos empatado con el Eibar que marca la salida del descenso. El Valladolid necesita una reacción inminente que le permita ganar cinco o seis partidos si quiere seguir en Primera División. Y tal y como está la situación no parece que eso vaya a suceder.

Con Sergio cuestionado, y con razón, y jugadores muy por debajo de su nivel y sin competitividad alguna un equipo que lucha por salvarse no va a ningún lado. Esa es la imagen que ha trasmitido el Real Valladolid en los encuentros que ha disputado, exceptuando el último ante el Real Madrid. Sin ambición, con desidia y a la deriva, así está un equipo que tiene que levantarse en 14 partidos. O por lo menos eso es lo que transmite con lo que se ve en el campo.

La falta de actitud en partidos como el del Alavés es preocupante, no puedes irte en un partido contra un rival directo con 0 tiros a puerta o permitir que te dé un baño el Huesca, en ese momento colista de la competición. Pero no solo es problema de actitud, sino también de aptitud. Da la sensación de que el vestuario está muerto mentalmente y se ve incapaz de sacar esto adelante, aunque hacía fuera manden el mensaje opuesto. Si los de Sergio quieren remontar el vuelo y quedarse en Primera deben creerse que de verdad pueden y sobre todo mejorar mucho la faceta defensiva para hacer valer sus goles. Si no, tocados y hundidos.

 

VAVEL Logo