Análisis post: El Sevilla sigue con pie firme
Joan Jordán y de Jong celebran un gol ante Osasuna / Foto: Sevilla FC

Prácticamente perfecta, así se podría describir la temporada que esta llevando a cabo el Sevilla FC en LaLiga Santander. Tras su triunfo ante Osasuna (0-2) en la jornada 22, el equipo de Julen Lopetegui supera al FC Barcelona en la clasificación, y ocupa el tercer lugar, situándose a solo a siete puntos del líder, el Atlético de Madrid.

El partido fue como se podía esperar viendo los últimos resultados de ambos equipos, con un Osasuna replegado y buscando hacer daño a la contra y a balón parado, y un Sevilla que supo jugar bien sus armas, haciéndose fuerte desde la defensa y generando acercamientos peligrosos en la portería de Sergio Herrera. Lopetegui sorprendió a algunos con cambios en el once titular, ya que se podía esperar que apostara por su alineación más fiable después de caer en casa ante el Borussia Dortmund en Champions League, pero el técnico de Asteasu continúa con su dinámica de rotaciones para mantener a toda la plantilla enchufada, y dibujó un once en el que Rekik, Óliver, Munir y de Jong se colaban en su típico 4-3-3. Tras un inicio de partido algo movido, el Sevilla se repuso del susto inicial con el palo de Oier y comenzó a hacerse con la posesión del esférico, calmando al equipo pamplonés, que había ingresado al choque con la intensidad a la que acostumbra. En el minuto 20, un gran cabezazo de Diego Carlos tras un córner magistralmente botado por Joan Jordán ponía a los hombres de Lopetegui por delante en el electrónico. Los de Nervión sabían que era una oportunidad única para acercarse a la cabeza de la tabla. Aunque el conjunto de Jagoba Arrasate no iba a ser presa fácil, ya que los norteños también tenían -y tienen- la necesidad de sumar de tres en tres, debido a que están a cuatro puntos del descenso. Los locales intentaron herir a los hispalenses mediante juego directo, pero el Sevilla sabe acostumbrarse a cada situación que demanda el partido. Los ataques de Osasuna no eran efectivos. Mucho tuvo que ver Fernando, que una vez más era dueño y señor del centro del campo.

Aprovechar la oportunidad

Esto fue lo que hizo el Sevilla en El Sadar, aprovechar a la perfección las pocas oportunidades claras que le permitía Osasuna. Lo mismo se podría decir de Munir y de Jong, dos oportunistas que poseen un olfato de gol innegable, y que tienen gran parte de culpa de que al Sevilla le quede esperanza de poder pasar la eliminatoria ante el Dortmund en Alemania, además de no perder de vista la carrera por el título liguero. 

Nada más arrancar la segunda mitad, el conjunto de Lopetegui le asestaba el arreón definitivo a Osasuna poniendo el 0 a 2 en el marcador en el minuto 49, y dejaba muy mermado al cuadro local, que poco pudo hacer durante todo el encuentro. La internada de Munir por banda izquierda tras un gran robo y posterior pase de Fernando hacía que el extremo hispano-marroquí encontrara a de Jong, para que este introdujera el balón en la portería de forma sublime. Inalcanzable para Sergio Herrera. Inalcanzable para Osasuna. Lopetegui volvía a ganar la batalla táctica, y seguía refrescando al equipo mediante cambios, con el objetivo de no bajar la intensidad en ningún momento del partido, sabedor de que un gol de los locales los metía de lleno en el encuentro.

Alberola Rojas decretaba el final del encuentro, y el Sevilla se hacía con tres puntos de oro, los cuáles seguro que refuerzan al equipo tras el tropiezo contra los de Edin Terzic el pasado miércoles. Ahora, el cuadro hispalense deberá focalizarse en el FC Barcelona, rival directo en liga, que visita el Sánchez - Pizjuán el sábado a las 16:15 horas. Un partido de alto voltaje, en el que el cuadro andaluz deberá sumar los tres puntos si quiere seguir en la pelea por el título.

 

VAVEL Logo