El Atleti deberá reaccionar en Stamford Bridge (0-1)
Foto del Club Atlético de Madrid en Twitter (@Atleti)

El Atlético de Madrid viajaba hasta Bucarest para quitarse el traje de la Liga, donde últimamente estaba mostrando síntomas de desgaste y enfrentarse a un Chelsea con la imagen renovada y Thomas Tuchel como nuevo comandante, alentado por sus últimos buenos resultados. A 3.000 kilómetros de distancia del Metropolitano, los rojiblancos retomaban el sueño por el que llevan luchando desde hace varias temporadas: hacerse escuchar de una vez por todas en Europa y hacerlo en el estreno de Luis Suárez en la máxima competición continental como colchonero.

Comenzaba así un duelo de alto voltaje en Rumanía, antes del que el Atlético se conjuraba con el grito al unísono de sus once protagonistas, mayoritariamente ofensivos. Los de Simeone empezaban los primeros compases del partido con una presión alta en la salida de balón y defendiendo con una línea de hasta seis jugadores con Thomas Lemar en el carril zurdo y Ángel Correa en el diestro para hacerle frente al reto de combatir la ofensiva blue, capaz de neutralizar la creación de juego de los colchoneros, que pudieron adelantarse en el minuto 14 después de un buen centro al área de Luis Suárez, descolgado en ataque ante la presencia de João, Koke y Saúl en la medular para cortar el juego del Chelsea, avisador desde banda derecha con Callum Hudson-Odoi a la cabeza y a la espera de conectar con Timo Werner.

Los 15 primeros minutos de partido denotaban un partido con muchos "deberes" para el Atleti, superado en la lucha por la posesión del balón por los ingleses, que no cesaron hasta hacer efectivas sus llegadas al área a base de balones filtrados, muy a pesar de los del 'Cholo', cuya desesperación fue a más ante su incapacidad de ganar balones divididos.

Mención especial mereció Jan Oblak en la primera parte. El guardameta esloveno se llevó el mérito gracias a sus reflejos en varias actuaciones que pudieron terminar en gol por parte de los blues. Callum Hudson-Odoi, Jorginho y Timo Werner trajeron de cabeza a los de Simeone, sufridores, además, por las faltas de los de Thomas Tuchel ante la pasividad de Felix Brych.

Los jugadores se marcharon al túnel de vestuarios con el 0-0 en el marcador, dejando todo por decidir para la segunda mitad y, pese a la última intentona protagonizada por Luis Suárez, que pudo adelantar a los rojiblancos de no haber desaprovechado el buen centro metido por Ángel Correa al área pequeña. Simeone fallaba así con su planteamiento al no conseguir evitar que el Chelsea corriera y diera velocidad al juego, mostrándose dominador ante un centro del campo rojiblanco despoblado.

La segunda mitad comenzaba con el Atlético listo para mover ficha. Geoffrey Kondogbia, Moussa Dembélé y Vitolo se preparaban bajo las órdenes del 'Profe' dispuestos a cambiar la dinámica del encuentro, tal y como se esperaba Simeone. Mientras, uno de los más destacados del encuentro, Mason Mount, siguió echando la candidatura de los ingleses a hacerse con la victoria, avisando a Jan Oblak de cara a portería tras marcharse de Koke y Marcos Llorente y meterle un balón en profundidad a un Werner que, pese a tenerlo fácil, fue incapaz de resolver lo que sí pudo interceptar Stefan Savić, vital junto a Felipe en la zaga. Continuaba así un partido físico e intenso, con ambos equipos bien posicionados y no demasiadas ocasiones claras para decantar la balanza hacia un favorito. Los pequeños detalles marcarían la diferencia y João Félix se postularía como clave junto a Luis Suárez de cara a conseguir la ventaja atlética en el marcador.

El Chelsea golpeó primero

En el minuto 68 de partido y después de varias intentonas, los de Thomas Tuchel pudieron adelantarse en el marcador. Pese a que, a priori, el gol de los ingleses, anotado con una chilena por Olivier Giroud, fue anulado por una mano, el VAR corroboró la superioridad de los visitantes en el marcador muy a pesar de un Jan Oblak que poco pudo hacer bajo palos para evitar que los colchoneros tuviesen que arriesgar de ahí en adelante para reaccionar en la eliminatoria.

Un Atlético sin fuelle para llegar al área del Chelsea

Pese a apostar por un once puramente ofensivo, los rojiblancos no supieron poner en aprietos a Edouard Mendy bajo palos, carente de mucho trabajo en el National Arena de Bucarest. A diferencia de los ingleses, los de Simeone no pudieron hacer efectiva alguna de sus oportunidades y reaccionar así al gol marcado por el conjunto visitante, que partirá con ventaja luciendo la condición de local el próximo 17 de marzo en Stamford Bridge.

Tras el descanso, la tónica fue similar a la de la primera parte, con un Chelsea dominando la situación, pero sin inquietar al Atlético. El conjunto madrileño intentó dar algún zarpazo de vez en cuando, aunque el equipo de la Premier tampoco pasó por ningún agobio, imponiendo su seriedad defensiva.

Tuchel pierde a dos de sus jugadores más talentosos para la vuelta

Varios jugadores del Atlético y del Chelsea estaban en riesgo de ser sancionados si veían una cartulina y el conjunto blue ha sido el principal damnificado en el National Arena de Bucarest. En el cuadro inglés, estaban apercibidos Jorginho, Mateo Kovačić, Mason Mount y Hakim Ziyech. En el Atlético de Madrid, Renan Lodi y Stefan Savić. En los primeros compases del partido, el colegiado del encuentro amonestaba a Mason Mount, uno de los más talentosos del equipo británico, que se sumaba a la lista de sancionados y, por lo tanto, bajas para la vuelta junto a Jorginho. Pese a que es cierto que una plantilla como la del Chelsea es amplia y hay recambios de muchos quilates, esos dos jugadores serán bajas sensibles para Tuchel, que deberá mantener y mejorar su planteamiento para superar de forma definitiva a un Atlético de Madrid que, de seguro, mostrará resiliencia en territorio londinense para hacerse con un hueco en la siguiente fase de la competición.

Ficha técnica

Club Atlético de Madrid: Jan Oblak; Marcos Llorente, Stefan Savić, Felipe Augusto, Mario Hermoso (Vitolo, min. 83); Saúl Ñíguez (Renan Lodi, min. 81), Koke Resurreción, Thomas Lemar, Ángel Correa (Moussa Dembélé, min. 81); João Félix (Lucas Torreira, min. 81) y Luis Suárez.

Entrenador: Diego Pablo Simeone.

Chelsea Football Club: Edouard Mendy; César Azpilicueta, Andreas Christensen, Antonio Rüdiger, Marcos Alonso; Mason Mount (N'Golo Kanté, min. 73), Jorginho, Mateo Kovačić (Hakim Ziyech, min. 73), Callum Hudson-Odoi (Reece James, min. 79); Timo Werner (Christian Pulisic, min. 86) y Olivier Giroud (Kai Havertz, min. 86).

Entrenador: Thomas Tuchel.

Estadio: National Arena de Bucarest.

Árbitro: Felix Brych.

Amonestaciones: Mason Mount (min. 1), Marcos Llorente (min. 62), Jorginho (min. 64), Diego Pablo Simeone (min. 65) y Thomas Lemar (min. 90+2').

VAR: Marco Fritz.

Marcador: 0-1, min. 68, Olivier Giroud.

Incidencias: partido correspondiente a la ida de los octavos de final de la UEFA Champions League 2020/21.

VAVEL Logo