Análisis post: tres puntos para sobrevivir
Leo Messi durante el encuentro ante el Elche | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

El Barcelona ha vuelto este miércoles al Camp Nou para cumplir con el encuentro pendiente de LaLiga ante el Elche, aplazado desde el pasado mes de septiembre cuando los azulgranas aún estaban de vacaciones al haber alargado la temporada anterior hasta disputar la Champions League.

Una 1ª jornada del campeonato doméstico que llegaba en la situación más crítica del vestuario azulgrana. La decepcionante derrota ante el Paris Saint-Germain evidenció las deficiencias del conjunto de Koeman, que tampoco supo levantar cabeza el pasado domingo ante el Cádiz, que pisó el estadio culé para dar la campanada, otra vez.

Pese a la exigencia de sumar los tres puntos, el técnico holandés ha apostado por rotaciones en el once inicial, a sabiendas que el doble enfrentamiento ante el Sevilla de estos próximos días sentenciará la temporada. En defensa, Mingueza ha regresado al lateral derecho en sustitución de Dest, mientras Umtiti ha vuelto a la titularidad al lado de Piqué. En el centro del campo el afortunado con descanso ha sido Sergio Busquets, que ha cedido su plaza a Pjanic mientras Braithwaite y Trincão han completado la delantera junto a Messi, enviando a Griezmann y Dembélé a sentarse en el banquillo.

Pérdidos y sin ideas

El Elche ha arrancado el partido con un claro 4-4-2 con Barragán y Mojica abiertos a las bandas y un planteamiento defensivo. Sin embargo, al primer minuto de partido, ha sido Trincão el que ha sorprendido a Edgar Badía bajo palos con una llegada al área desde la derecha. Los azulgranas presionaban bien cerca de la portería alicantina para mantener largas posesiones y controlar el tempo del juego.

El Barça sigue perdonando ocasiones claras de gol

La primera jugada polémica ha sido liderada por Pedri, que caía dentro del área cuando intentaba asistir a Braithwaite. Pese a las protestas catalanas, el colegiado no ha señalado la pena máxima en favor del Barcelona. Más tarde era Pjanic quien, desde la línea de medios, ha buscado a Messi entre líneas, aunque la zaga defensiva ha cubierto correctamente al capitán. De nuevo ha sido Trincão quien ha perdonado la ocasión más clara del partido, tras una jugada individual preciosa y que hubiese adelantado a los azulgranas.

Antes de la media hora el Barça seguía insistiendo ante la portería del Elche con un disparo de falta directa del capitán que no ha conseguido colar De Jong con su remate de cabeza. Pese a dominar el juego y la posesión, los de Koeman no terminaban de sentirse cómodos en el césped ni eran capaces de abrir el marcador. Sin demasiadas oportunidades más, ambos equipos se han marchado a vestuarios con el 0-0 inicial en la electrónica.

Messi vuelve a marcar la diferencia

La segunda mitad ha arrancado con el cambio de Dembélé por Miralem Pjanic, señalado por Koeman claramente. Y pocos minutos han faltado para que los azulgranas diesen el primer pase al frente: Messi recibía entre líneas y, tras asociarse con Braithwaite, ha subido el primero de la tarde en el marcador. El argentino se ha echado el equipo a la espalda para seguir agrandando la distancia numérica, aunque sus llegadas al área no se transformaban en goles.

En la banda el técnico azulgrana preparaba más recambios de fichas, pidiendo más precisión en los pases a sus jugadores, que seguían con la victoria por la mínima y tentando a la suerte. El segundo cambio ha sido el de Busquets, que ha saltado al césped para sustituir a Trincão y moviendo a la banda derecha a Dembélé. La diferencia la ha seguido marcando el '10', que tras una jugada individual de mucha calidad dentro del área, ha conseguido firmar el segundo para dejar claro que al Barça aún no se le puede dar por muerto.

Y tener a Messi como líder ha incentivado la competitividad del equipo, que no ha tardado en hacer el tercero en las botas de Jordi Alba, tras rematar a placer una buena combinación entre el argentino y Braithwaite. Con el marcador un poco más asegurado, Koeman ha seguido removiendo el equipo, entrando en el césped a Griezmann, Dest y Lenglet para descansar a Piqué, Braithwaite y Jordi Alba.

Tres puntos de supervivencia

Quedaban poco más de diez minutos de juego cuando Dest ha liderado un ataque por la banda izquierda que sorprendentemente Griezmann no ha transformado en la cuarta diana, estallando la esférica en el travesaño y cayendo en el fuera de juego. En la siguiente jugada, el francés ha rematado por fuera de la red que defendía Edgar Badía.

Pese a las molestias físicas de Umtiti y Mingueza, que han necesitado detener el juego, el Barça ha sumado los tres puntos en el Camp Nou y ha dejado claro que seguirá peleando por los títulos de la temporada, por muy complicadas que se le hayan puesto las cosas al vestuario azulgrana. Saldando deudas con las jornadas pendientes, los catalanes se mantienen terceros en LaLiga y seguirán peleando por acercarse al Atlético de Madrid.

Los de Koeman ya piensan en el Sevilla de Lopetegui, pues en menos de siete días deberán cruzarse en dos ocasiones: el sábado tocará viajar hasta el Sánchez Pizjuán para cumplir con una nueva jornada doméstica y el próximo miércoles serán los andaluces quienes se desplacen hasta la Ciudad Condal para resolver las semifinales de Copa del Rey, que ponen en ventaja a los del sur con el 2-0 inicial.

VAVEL Logo